/ jueves 25 de mayo de 2017

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton por el campeonato en el Gran Premio de Mónaco

El piloto alemán Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial de Fórmula Uno, y el británico Lewis Hamilton (Mercedes) se volverán a batir en la lucha por el campeonato en el Gran Premio de Mónaco, que se disputará el domingo sin el español Fernando Alonso, en las 500 Millas de Indianápolis.

Vettel, que encabeza la clasificación con 108 puntos con dos victorias y tres segundos puestos, y Hamilton, que tiene 98 después de su triunfo en la última prueba, el Gran Premio de España disputado en Montmeló, se vuelven a citar en el emblemático circuito de Montecarlo, donde Hamilton se impuso la temporada pasada.

El tricampeón mundial de Stevenage (Reino Unido) aspira a lograr su tercer triunfo en una pista que es 'territorio Mercedes' desde 2013: tres victorias del alemán Nico Rosberg (campeón mundial en 2016 y retirado tras el título) y una del británico el año pasado, la segunda de su carrera en Mónaco, convierten al trazado de la Costa Azul en terreno abonado para las 'flechas de plata'.

La tiranía de Mercedes en las últimas temporadas ha estado cimentada en su solidez en las sesiones de clasificación, vitales en un recorrido como el de Montecarlo en el que los adelantamientos son difíciles o imposibles.

No obstante, en las cinco pruebas disputadas esta temporada 2017 ya ha habido una 'pole' que no tiene el sello Mercedes: la del tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel con su Ferrari, que se hizo con el primer puesto de la parrilla en el Gran Premio de Rusia disputado en el autódromo de Sochi.

De manera que el duelo del sábado a una vuelta cronometrada se antoja fundamental para dilucidar quién se llevará los 25 puntos que obtiene el ganador, siempre y cuando no se cometan errores en carrera como el que el año pasado condenó al australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) 'poleman' y líder de la prueba hasta que entró a cambiar neumáticos, cuando su equipo no los tenía preparados. Error para el australiano y fortuna para Hamilton, que ganó.

En la clasificación también podrían colarse los dos compañeros de las escuderías dominantes, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que ya se hizo con la 'pole' en Baréin y se estrenó como ganador en Rusia, o el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari).

Menos probable parece que el Red Bull de Ricciardo sea capaz de igualar la 'pole' de 2016, ya que no ha pasado del cuarto lugar en clasificación en esta temporada.

El piloto alemán Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial de Fórmula Uno, y el británico Lewis Hamilton (Mercedes) se volverán a batir en la lucha por el campeonato en el Gran Premio de Mónaco, que se disputará el domingo sin el español Fernando Alonso, en las 500 Millas de Indianápolis.

Vettel, que encabeza la clasificación con 108 puntos con dos victorias y tres segundos puestos, y Hamilton, que tiene 98 después de su triunfo en la última prueba, el Gran Premio de España disputado en Montmeló, se vuelven a citar en el emblemático circuito de Montecarlo, donde Hamilton se impuso la temporada pasada.

El tricampeón mundial de Stevenage (Reino Unido) aspira a lograr su tercer triunfo en una pista que es 'territorio Mercedes' desde 2013: tres victorias del alemán Nico Rosberg (campeón mundial en 2016 y retirado tras el título) y una del británico el año pasado, la segunda de su carrera en Mónaco, convierten al trazado de la Costa Azul en terreno abonado para las 'flechas de plata'.

La tiranía de Mercedes en las últimas temporadas ha estado cimentada en su solidez en las sesiones de clasificación, vitales en un recorrido como el de Montecarlo en el que los adelantamientos son difíciles o imposibles.

No obstante, en las cinco pruebas disputadas esta temporada 2017 ya ha habido una 'pole' que no tiene el sello Mercedes: la del tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel con su Ferrari, que se hizo con el primer puesto de la parrilla en el Gran Premio de Rusia disputado en el autódromo de Sochi.

De manera que el duelo del sábado a una vuelta cronometrada se antoja fundamental para dilucidar quién se llevará los 25 puntos que obtiene el ganador, siempre y cuando no se cometan errores en carrera como el que el año pasado condenó al australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) 'poleman' y líder de la prueba hasta que entró a cambiar neumáticos, cuando su equipo no los tenía preparados. Error para el australiano y fortuna para Hamilton, que ganó.

En la clasificación también podrían colarse los dos compañeros de las escuderías dominantes, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que ya se hizo con la 'pole' en Baréin y se estrenó como ganador en Rusia, o el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari).

Menos probable parece que el Red Bull de Ricciardo sea capaz de igualar la 'pole' de 2016, ya que no ha pasado del cuarto lugar en clasificación en esta temporada.