/ lunes 30 de enero de 2017

Berchelt, gran revelación, bandido quedó a deber

INDIO, Calif.- Contra los pronósticos que le auguraban poco éxito, el quintanarroense Miguel “Alacrán” Berchelt impuso su mejor boxeo y pegada contra Francisco “Bandido” Vargas, al cual derrotó finalmente por paliza en el Casino Fantasy Springs, al noquearlo técnicamente en el round 11. Así, Miguel conquistó el cetro mundial superpluma del WBC en la noche del sábado.

El réferi Raúl Cáiz júnior detuvo las acciones y se interpuso entre ambos contendientes cuando Vargas recibía un peligroso castigo. El el pleito pudo haberse detenido un par de asaltos antes, pues era manifiesto que el “Bandido” estaba liquidado, que ya recibía un castigo inclemente y sus posibilidades de triunfo estaban al mínimo. Berchelt mostró excelente boxeo, un gran manejo de la mano izquierda, y con sus combinaciones ambos puños fue lacerando el rostro de Vargas. Éste terminó el duelo con los dos párpados abiertos, los ojos casi cerrados, y especialmente el corte del párpado izquierdo era muy grande y riesgoso.

AL ATAQUE

Vargas salió a combatir como acostumbra, lanzando candela pura. Pero Berchelt no se arredró, todo lo contrario, le respondió a su rival al tú por tú. A Vargas lo vimos ganar el primer asalto, pero Berchelt tomó con autoridad el comando desde el segundo giro y en los intercambios sacaba la mejor parte. Ya en el tercero, los ojos del “Bandido” se veían dañados, y así el de Quintana Roo se llevó los episodios del segundo al cuarto.

El quinto fue más o menos parejo, pero el dominio del “Alacrán” se acentuó desde el sexto, en el que el doctor Paul Wallace entró al ring para examinar las heridas del todavía campeón del mundo. El séptimo también fue de Miguel, pero Vargas tuvo un efímero repunte en el octavo, a base de coraje, ya que es un guerrero. Berchelt volvió a desbordar con sus ataques a su oponente en los capítulos 9 y 10, con un Vargas totalmente desmadejado pero que se negaba a rendirse. Y en el penúltimo todo acabó.

Berchelt subió a 31-1, 28 noqueados. Vargas quedó con 23-1,  18 nocauts y dos empates.

INDIO, Calif.- Contra los pronósticos que le auguraban poco éxito, el quintanarroense Miguel “Alacrán” Berchelt impuso su mejor boxeo y pegada contra Francisco “Bandido” Vargas, al cual derrotó finalmente por paliza en el Casino Fantasy Springs, al noquearlo técnicamente en el round 11. Así, Miguel conquistó el cetro mundial superpluma del WBC en la noche del sábado.

El réferi Raúl Cáiz júnior detuvo las acciones y se interpuso entre ambos contendientes cuando Vargas recibía un peligroso castigo. El el pleito pudo haberse detenido un par de asaltos antes, pues era manifiesto que el “Bandido” estaba liquidado, que ya recibía un castigo inclemente y sus posibilidades de triunfo estaban al mínimo. Berchelt mostró excelente boxeo, un gran manejo de la mano izquierda, y con sus combinaciones ambos puños fue lacerando el rostro de Vargas. Éste terminó el duelo con los dos párpados abiertos, los ojos casi cerrados, y especialmente el corte del párpado izquierdo era muy grande y riesgoso.

AL ATAQUE

Vargas salió a combatir como acostumbra, lanzando candela pura. Pero Berchelt no se arredró, todo lo contrario, le respondió a su rival al tú por tú. A Vargas lo vimos ganar el primer asalto, pero Berchelt tomó con autoridad el comando desde el segundo giro y en los intercambios sacaba la mejor parte. Ya en el tercero, los ojos del “Bandido” se veían dañados, y así el de Quintana Roo se llevó los episodios del segundo al cuarto.

El quinto fue más o menos parejo, pero el dominio del “Alacrán” se acentuó desde el sexto, en el que el doctor Paul Wallace entró al ring para examinar las heridas del todavía campeón del mundo. El séptimo también fue de Miguel, pero Vargas tuvo un efímero repunte en el octavo, a base de coraje, ya que es un guerrero. Berchelt volvió a desbordar con sus ataques a su oponente en los capítulos 9 y 10, con un Vargas totalmente desmadejado pero que se negaba a rendirse. Y en el penúltimo todo acabó.

Berchelt subió a 31-1, 28 noqueados. Vargas quedó con 23-1,  18 nocauts y dos empates.