/ sábado 28 de agosto de 2021

Clubes de café para ciclistas ¡como en Europa!

Hay un punto de reunión donde no fallan los ciclistas y son las cafeterías que combinan la pasión por la bicicleta con la comida

Las cafeterías con temática de ciclismo son toda una tradición en Europa desde hace varios años. Ahí se solían reunir los aficionados de este deporte después de rodar por kilómetros para platicar, descansar, arreglar sus bicis, hasta planear sus nuevas aventuras sobre ruedas, pero siempre acompañados de una buena taza de café o incluso ante un tarro de cerveza.

Actualmente, en la Ciudad de México, el ciclismo se ha convertido además de un deporte, en el medio de transporte de los millennials, por temas de movilidad y ecología, lo que ha repuntado en el último año a causa de la pandemia por Covid-19.

➡️ Las 7 rutas que todo ciclista de montaña debe explorar

Así, estos espacios se han popularizado y han dado paso a un concepto más moderno como el que propone Distrito Fijo Club de Ciclismo (DFCC), que es el pionero en la ciudad. Se trata de un club de ciclistas que nació por el amor a las bicicletas y por el gusto de viajar en ellas por las calles.

“El ciclista tiene un estilo de vida ligado a disfrutar de los bellos momentos de la vida, disfrutar más el tiempo, de la ciudad, de los paisajes, y de trasladarse por las calles de una manera diferente, de aquí nace la relación del café o la cerveza con el ciclismo”, contó Mario Guzmán, uno de los fundadores de DFCC a la Organización Editorial Mexicana.

➡️ Conoce la bicicleta más cara del mundo: vale 550 mil pesos

De acuerdo con el experto, el concepto europeo fue creado porque los ciclistas se ponían de acuerdo con sus amigos para reunirse en algún lugar y disfrutar de una taza de café o una amena comida y no había suficientes espacios para resguardar sus bicicletas.

El lugar, ubicado en la calle de Liverpool 61, en la colonia Juárez de la capital, fue creado en 2012 por Guzmán, junto con José Alfaro y Pablo Pérez, e inició como un taller de bicicletas y con el tiempo fue adaptando el concepto, hasta convertirse en un club de ciclismo donde ofrecen servicios de cafetería, tienda de artículos para bicicletas y ropa especializada para ciclistas, entre otros servicios como el ofrecer tours por diferentes estados del país.

El club de ciclistas nació por el amor a las bicicletas y por el gusto de viajar en ellas por las calles. Fotos: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

“El concepto de Distrito está pensado en diferentes tipos de ciclistas, desde los amateurs hasta los que ocupan la bicicleta como medio de transporte, pero también estamos abiertos a cualquier persona que deseé degustar de un platillo o café”, añadió.

Mencionó que su menú es saludable y orgánico, sin embargo no está diseñado bajo una base nutrimental especial para deportistas. “Buscamos ingredientes de calidad, saludables y naturales. La carta es variada, ahora tenemos como platillo estrella unos chilaquiles, pero también se pueden encontrar jugos, avena, ensaladas, waffles y la especialidad, el café, que es traído de Yucatán y se prepara al gusto”.

El ritual para asistir a DFCC es “darte una vuelta por Reforma con tus amigos o familia, llegar a Distrito, estacionar tu bici pedirte algo de desayunar, disfrutar del momento recuperar energías y seguir el camino a casa o al destino que tengas”, explicó Mario Guzmán.

Otra experiencia que ofrece este espacio, es que mientras le dan servicio a la bicicleta en el taller ubicado a unas cuadras de la cafetería (Liverpool 9), puedas pedir un café y un pan hecho en casa, y esperar la entrega. Es importante recalcar que para esta opción hay que hacer cita.

La afluencia de visitantes entre semana es de 20 a 30 personas en la tienda o el café y los fines de semana va hasta los 50 aproximadamente.

“Actualmente el fenómeno de la bicicleta ya no es sólo por medio de transporte, sino que beneficia a la salud y es un pasatiempo que muchos adoptaron con la pandemia, es un crecimiento a beneficio”, comentó.

➡️ Bicycle Motocross, el deporte que revoluciona el ciclismo

Con un concepto similar nació Dr. Cycle, ubicado en una de las colonias más antiguas de la ciudad, la San Rafael. Es un proyecto fundado por Alejandra Castillo y Benjamín Piña, amantes de las bicicletas, que gracias a que es su medio de transporte, se dieron cuenta de la falta que hacían este tipo de lugares en la ciudad, no sólo para reunirse, sino para ofrecer ayuda a algún ciclista que necesitara aire a las llantas o una reparación express.

Aunque relativamente el espacio es nuevo, pues se inauguró en 2019, Benjamín es mecánico de bicicletas desde hace 15 años y él es el encargado de hacer las reparaciones en el taller que brinda servicio preventivo y correctivo a las bicis, además realizan trabajos de reparaciones básicas de accesorios y venta de artículos para ciclistas.

En el lugar se ofrece café de especialidad 100% mexicano, bebidas frías con o sin café, chai artesanal que ellos mismos preparan, así como una gran variedad de repostería y pan artesanal. El plus del sitio es que no utilizan polvos ni sabores artificiales, todo lo que ofrecen es natural y el coffee bar está conectado con el taller, es decir que en cuanto entras te transportas al ambiente biker.

Benjamín es mecánico de bicicletas desde hace 15 años y él es el encargado de hacer las reparaciones en el taller. Foto: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

“Los ciclistas somos bien tragones, al menos los urbanos, y después de rodar siempre buscamos algo dulce, y la mejor combinación para eso es el café con pan, además de que con eso recuperamos energía para seguir rodando”, dijo Alejandra.

Cuando la OEM fue a visitar el espacio, fuimos testigos de la afluencia continua de ciclistas que necesitaban una reparación urgente y mientras esperaban, tomaban un capuchino y un pan, y se sentaban a disfrutarlo en una banca de madera que tienen afuera del local.

➡️ El calor no es pretexto, ¿dónde rodar en bici por Sonora?

"Hemos notado un incremento del uso de la bicicleta como alternativa de medio de transporte para mantener la sana distancia. Empezaron a llegar bicis nuevas para armar o para restaurar aquellas que estuvieron abandonadas por mucho tiempo”, comentó Benjamín.

Crece el interés de los ciclistas por estos espacios que combinan las ruedas y una bebida. Fotos: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

Para los creadores de Dr. Cycle el simple hecho de una taza de café es sólo un pretexto para una convivencia sana y salir de la rutina. “Este concepto también se adapta a los que no saben andar en bici, ya que todos somos amantes del café y eso forma parte de nuestra cultura”, añadió Castillo.

"Con la implementación de ciclovías emergentes, mucha gente comenzó a sentirse segura para usar la bici como medio de transporte, además las condiciones que se están dando pueden ayudar a incentivar aún más esta forma de trasladarse”, finalizó Benjamín Piña.

Para después o antes de la rodada

Galibier Cycling House

En este espacio no sólo podrás disfrutar de un desayuno o satisfacer el antojo vespertino, también puedes comprar artículos o accesorios para tu bicicleta y hasta unirte al club de las rodadas matutinas fuera de la ciudad.

Ubicación: Guadalajara 62, Roma Norte


La Cadencia Lonchería

Un concepto que nace de la idea de ofrecer comida saludable y especial para ciclistas, pero que también se adapta a la ciudad. En su menú destacan platos mexicanos con influencia internacional y opciones vegetarianas que se degustan mientras reparan las bicis. También tienen venta de refacciones y accesorios, así como estacionamiento para bicicletas y estación de autoservicio mecánico.

Ubicación: Tonalá 183, Roma Norte


El Café de la Vía

Porque no solo de café vive el ciclista, en este espacio ubicado estratégicamente cerca de una ciclovía, ofrece una amplia variedad de platillos que van desde enchiladas, tabla de quesos, smoothies, menú del día hasta bowls de couscous con queso de cabra, pesto y bagel.

Ubicación: Ferrocarril de Cuernavaca 125, Lomas Virreyes


Goodbike Store & Coffee

Es uno de los espacios más nuevos que llega a Zona Esmeralda en el Estado de México. Cuentan con taller, organizan rodadas y venden equipo especializado de ciclismo. En su menú incluyen más de 40 platillos que van desde omelettes y sándwiches, hasta postres y una amplia variedad de cafés.

Ubicación: Av. Dr Jiménez Cantú 113, Zona Esmeralda, Estado de México


Las cafeterías con temática de ciclismo son toda una tradición en Europa desde hace varios años. Ahí se solían reunir los aficionados de este deporte después de rodar por kilómetros para platicar, descansar, arreglar sus bicis, hasta planear sus nuevas aventuras sobre ruedas, pero siempre acompañados de una buena taza de café o incluso ante un tarro de cerveza.

Actualmente, en la Ciudad de México, el ciclismo se ha convertido además de un deporte, en el medio de transporte de los millennials, por temas de movilidad y ecología, lo que ha repuntado en el último año a causa de la pandemia por Covid-19.

➡️ Las 7 rutas que todo ciclista de montaña debe explorar

Así, estos espacios se han popularizado y han dado paso a un concepto más moderno como el que propone Distrito Fijo Club de Ciclismo (DFCC), que es el pionero en la ciudad. Se trata de un club de ciclistas que nació por el amor a las bicicletas y por el gusto de viajar en ellas por las calles.

“El ciclista tiene un estilo de vida ligado a disfrutar de los bellos momentos de la vida, disfrutar más el tiempo, de la ciudad, de los paisajes, y de trasladarse por las calles de una manera diferente, de aquí nace la relación del café o la cerveza con el ciclismo”, contó Mario Guzmán, uno de los fundadores de DFCC a la Organización Editorial Mexicana.

➡️ Conoce la bicicleta más cara del mundo: vale 550 mil pesos

De acuerdo con el experto, el concepto europeo fue creado porque los ciclistas se ponían de acuerdo con sus amigos para reunirse en algún lugar y disfrutar de una taza de café o una amena comida y no había suficientes espacios para resguardar sus bicicletas.

El lugar, ubicado en la calle de Liverpool 61, en la colonia Juárez de la capital, fue creado en 2012 por Guzmán, junto con José Alfaro y Pablo Pérez, e inició como un taller de bicicletas y con el tiempo fue adaptando el concepto, hasta convertirse en un club de ciclismo donde ofrecen servicios de cafetería, tienda de artículos para bicicletas y ropa especializada para ciclistas, entre otros servicios como el ofrecer tours por diferentes estados del país.

El club de ciclistas nació por el amor a las bicicletas y por el gusto de viajar en ellas por las calles. Fotos: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

“El concepto de Distrito está pensado en diferentes tipos de ciclistas, desde los amateurs hasta los que ocupan la bicicleta como medio de transporte, pero también estamos abiertos a cualquier persona que deseé degustar de un platillo o café”, añadió.

Mencionó que su menú es saludable y orgánico, sin embargo no está diseñado bajo una base nutrimental especial para deportistas. “Buscamos ingredientes de calidad, saludables y naturales. La carta es variada, ahora tenemos como platillo estrella unos chilaquiles, pero también se pueden encontrar jugos, avena, ensaladas, waffles y la especialidad, el café, que es traído de Yucatán y se prepara al gusto”.

El ritual para asistir a DFCC es “darte una vuelta por Reforma con tus amigos o familia, llegar a Distrito, estacionar tu bici pedirte algo de desayunar, disfrutar del momento recuperar energías y seguir el camino a casa o al destino que tengas”, explicó Mario Guzmán.

Otra experiencia que ofrece este espacio, es que mientras le dan servicio a la bicicleta en el taller ubicado a unas cuadras de la cafetería (Liverpool 9), puedas pedir un café y un pan hecho en casa, y esperar la entrega. Es importante recalcar que para esta opción hay que hacer cita.

La afluencia de visitantes entre semana es de 20 a 30 personas en la tienda o el café y los fines de semana va hasta los 50 aproximadamente.

“Actualmente el fenómeno de la bicicleta ya no es sólo por medio de transporte, sino que beneficia a la salud y es un pasatiempo que muchos adoptaron con la pandemia, es un crecimiento a beneficio”, comentó.

➡️ Bicycle Motocross, el deporte que revoluciona el ciclismo

Con un concepto similar nació Dr. Cycle, ubicado en una de las colonias más antiguas de la ciudad, la San Rafael. Es un proyecto fundado por Alejandra Castillo y Benjamín Piña, amantes de las bicicletas, que gracias a que es su medio de transporte, se dieron cuenta de la falta que hacían este tipo de lugares en la ciudad, no sólo para reunirse, sino para ofrecer ayuda a algún ciclista que necesitara aire a las llantas o una reparación express.

Aunque relativamente el espacio es nuevo, pues se inauguró en 2019, Benjamín es mecánico de bicicletas desde hace 15 años y él es el encargado de hacer las reparaciones en el taller que brinda servicio preventivo y correctivo a las bicis, además realizan trabajos de reparaciones básicas de accesorios y venta de artículos para ciclistas.

En el lugar se ofrece café de especialidad 100% mexicano, bebidas frías con o sin café, chai artesanal que ellos mismos preparan, así como una gran variedad de repostería y pan artesanal. El plus del sitio es que no utilizan polvos ni sabores artificiales, todo lo que ofrecen es natural y el coffee bar está conectado con el taller, es decir que en cuanto entras te transportas al ambiente biker.

Benjamín es mecánico de bicicletas desde hace 15 años y él es el encargado de hacer las reparaciones en el taller. Foto: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

“Los ciclistas somos bien tragones, al menos los urbanos, y después de rodar siempre buscamos algo dulce, y la mejor combinación para eso es el café con pan, además de que con eso recuperamos energía para seguir rodando”, dijo Alejandra.

Cuando la OEM fue a visitar el espacio, fuimos testigos de la afluencia continua de ciclistas que necesitaban una reparación urgente y mientras esperaban, tomaban un capuchino y un pan, y se sentaban a disfrutarlo en una banca de madera que tienen afuera del local.

➡️ El calor no es pretexto, ¿dónde rodar en bici por Sonora?

"Hemos notado un incremento del uso de la bicicleta como alternativa de medio de transporte para mantener la sana distancia. Empezaron a llegar bicis nuevas para armar o para restaurar aquellas que estuvieron abandonadas por mucho tiempo”, comentó Benjamín.

Crece el interés de los ciclistas por estos espacios que combinan las ruedas y una bebida. Fotos: Roberto Hernández y Adrián Vázquez

Para los creadores de Dr. Cycle el simple hecho de una taza de café es sólo un pretexto para una convivencia sana y salir de la rutina. “Este concepto también se adapta a los que no saben andar en bici, ya que todos somos amantes del café y eso forma parte de nuestra cultura”, añadió Castillo.

"Con la implementación de ciclovías emergentes, mucha gente comenzó a sentirse segura para usar la bici como medio de transporte, además las condiciones que se están dando pueden ayudar a incentivar aún más esta forma de trasladarse”, finalizó Benjamín Piña.

Para después o antes de la rodada

Galibier Cycling House

En este espacio no sólo podrás disfrutar de un desayuno o satisfacer el antojo vespertino, también puedes comprar artículos o accesorios para tu bicicleta y hasta unirte al club de las rodadas matutinas fuera de la ciudad.

Ubicación: Guadalajara 62, Roma Norte


La Cadencia Lonchería

Un concepto que nace de la idea de ofrecer comida saludable y especial para ciclistas, pero que también se adapta a la ciudad. En su menú destacan platos mexicanos con influencia internacional y opciones vegetarianas que se degustan mientras reparan las bicis. También tienen venta de refacciones y accesorios, así como estacionamiento para bicicletas y estación de autoservicio mecánico.

Ubicación: Tonalá 183, Roma Norte


El Café de la Vía

Porque no solo de café vive el ciclista, en este espacio ubicado estratégicamente cerca de una ciclovía, ofrece una amplia variedad de platillos que van desde enchiladas, tabla de quesos, smoothies, menú del día hasta bowls de couscous con queso de cabra, pesto y bagel.

Ubicación: Ferrocarril de Cuernavaca 125, Lomas Virreyes


Goodbike Store & Coffee

Es uno de los espacios más nuevos que llega a Zona Esmeralda en el Estado de México. Cuentan con taller, organizan rodadas y venden equipo especializado de ciclismo. En su menú incluyen más de 40 platillos que van desde omelettes y sándwiches, hasta postres y una amplia variedad de cafés.

Ubicación: Av. Dr Jiménez Cantú 113, Zona Esmeralda, Estado de México


Mundo

Rescatan a 16 personas de barco que se incendiaba en Canadá

Luego del incendio, que comenzó durante la noche de este sábado, en barco empezó a despedir gases tóxicos

Sociedad

Caravana migrante retoma su camino rumbo a la CDMX

La nueva caravana, compuesta mayormente por niños y mujeres, a recorrido 14 kilómetros desde que salió de Tapachula

Sociedad

Habilitan refugios y activan Plan DN-III ante posibles afectaciones por huracán Rick

Protección Civil de Guerrero informó que 570 refugios se encuentran listos en caso requerirse

Sociedad

Programas de campo insuficientes: 4T desaparece apoyos para modernizar maquinaria

Integrantes de la CCI señalan que además desapareció el apoyo a equipos agrícolas, así como la asistencia técnica para obras de infraestructura

Sociedad

INAI asume presidencia de la Asamblea Global de Privacidad

Durante la reunión anual de la AGP se discutió la importancia de crear un marco legar internacional para protección de datos personales

Política

PRI condena intromisión del poder político en la UNAM

“No puede haber influencia del poder político sobre la cátedra”, enfatizaron diputados del Partido Revolucionario Institucional

Sociedad

Guerrero va por la recuperación del tejido social para "empoderar a la ciudadanía"

La gobernadora de la entidad que la recuperación de parques y espacios públicos son prioritarios para la Cuarta Transformación

Gossip

Bauhaus regresa a México en la vuelta de los conciertos tras la pandemia

El Parque Bicentenario fue el escenario que recibió el primer concierto en la CDMX con semáforo epidemiológico en verde

Finanzas

Alistan proceso de renovación de prestaciones gremiales a trabajadores de Salud

Durante el Consejo Nacional Ordinario se abordaron temas sobre la importancia del ejercicio democrático de participación abierta del SNTSA