/ lunes 20 de febrero de 2017

Cardozo y el Puebla, ya ganaron a costa de jaguares

Violeta Alva

FOTOS: JOSÉ LUIS GARCÍA

ENVIADOS ESPECIALES PUEBLA.- Después de dos empates al frente de La Franja, José Saturnino por fin pudo saborear las miles del triunfo, al doblegar a su “hermano”, Jaguares de Chiapas, por 3-0, en el estadio Cuauhtémoc. Encuentro bien jugado por el equipo del “Diablo Mayor”, que desde los primeros minutos demostró que iba por todo, frente a un once chiapaneco que se atreve a ganarle a los grandes, pero ante los similares se agacha.

Al mismo tiempo significó el primer éxito camotero en el Clausura 2017, bajo el amparo de su solidario brother, lo que sacó a los poblanos del sótano general (que ahora le pertenece al León), y asimismo alivió el tema porcentual, al situarse cuatro unidades arriba de los chiapanecos en la batalla por la permanencia.

Los dos contrincantes ingresaron a la cancha con el afán de cosechar algo en su milpa, y aunque inició muy cortado, fue el Puebla el que se hizo de la pelota, y a los 10 minutos, mediante un obús franco a la meta de Moisés Muñoz, puso número al marcador.

Jaguares trató de despertar y tuvo cierto control de la media cancha en la primera parte, pero era innegable que los locales sabían que se jugaban demasiado. Por ello utilizó una defensa bien plantada, la cual cortó todos los circuitos ofensivos hacia Fabro. La muestra clara de lo anterior fue que Sergio Bueno le dio gritos a Dieter Villapando y cinco minutos más tarde lo sacó del juego.

El descanso le vino mejor al felino visitante, que entró al complemento con las pilas puestas y empezó a disparar a puerta de Campestrini, que sólo vio cómo los envíos se fueron distantes de su puerta.

Fue así que nuevamente los de Cardozo tomaron el control, gracias al ingreso de Paco Torres, quien le dio mayor movilidad a la ofensiva camotera y la muestra fue que gracias a él, la parte baja felina se empezó a desesperar.

Fue así que tras la falta cometida a Pedro Canelo se decretó a favor de La Franja y David Toledo lo cobró imparable, lejos del lance de Moi, quien ya empezaba a ver no lo duro, sino lo tupido, porque su defensa hacía agua.

Pese a que hubo una pequeña reacción, el felino quedó hipnotizado sobre la grama del Cuauhtémoc. Los pupilos de José Saturnino le empezaron a mover el balón por todos los sectores de la cancha y en un arribo por el centro de su área, Paco Torres cerró la cuenta ante la salida de Muñoz.

Goleada de La Franja, que se aleja a nueve puntos de la porcentual y está a dos de Cruz Azul en este rubro. El conjunto dirigido por Sergio Bueno sigue en picada, pero mientras Morelia, Veracruz e incluso Necaxa se mantengan con resultados negativos, puede estar “tranquilo” hasta el momento.

Violeta Alva

FOTOS: JOSÉ LUIS GARCÍA

ENVIADOS ESPECIALES PUEBLA.- Después de dos empates al frente de La Franja, José Saturnino por fin pudo saborear las miles del triunfo, al doblegar a su “hermano”, Jaguares de Chiapas, por 3-0, en el estadio Cuauhtémoc. Encuentro bien jugado por el equipo del “Diablo Mayor”, que desde los primeros minutos demostró que iba por todo, frente a un once chiapaneco que se atreve a ganarle a los grandes, pero ante los similares se agacha.

Al mismo tiempo significó el primer éxito camotero en el Clausura 2017, bajo el amparo de su solidario brother, lo que sacó a los poblanos del sótano general (que ahora le pertenece al León), y asimismo alivió el tema porcentual, al situarse cuatro unidades arriba de los chiapanecos en la batalla por la permanencia.

Los dos contrincantes ingresaron a la cancha con el afán de cosechar algo en su milpa, y aunque inició muy cortado, fue el Puebla el que se hizo de la pelota, y a los 10 minutos, mediante un obús franco a la meta de Moisés Muñoz, puso número al marcador.

Jaguares trató de despertar y tuvo cierto control de la media cancha en la primera parte, pero era innegable que los locales sabían que se jugaban demasiado. Por ello utilizó una defensa bien plantada, la cual cortó todos los circuitos ofensivos hacia Fabro. La muestra clara de lo anterior fue que Sergio Bueno le dio gritos a Dieter Villapando y cinco minutos más tarde lo sacó del juego.

El descanso le vino mejor al felino visitante, que entró al complemento con las pilas puestas y empezó a disparar a puerta de Campestrini, que sólo vio cómo los envíos se fueron distantes de su puerta.

Fue así que nuevamente los de Cardozo tomaron el control, gracias al ingreso de Paco Torres, quien le dio mayor movilidad a la ofensiva camotera y la muestra fue que gracias a él, la parte baja felina se empezó a desesperar.

Fue así que tras la falta cometida a Pedro Canelo se decretó a favor de La Franja y David Toledo lo cobró imparable, lejos del lance de Moi, quien ya empezaba a ver no lo duro, sino lo tupido, porque su defensa hacía agua.

Pese a que hubo una pequeña reacción, el felino quedó hipnotizado sobre la grama del Cuauhtémoc. Los pupilos de José Saturnino le empezaron a mover el balón por todos los sectores de la cancha y en un arribo por el centro de su área, Paco Torres cerró la cuenta ante la salida de Muñoz.

Goleada de La Franja, que se aleja a nueve puntos de la porcentual y está a dos de Cruz Azul en este rubro. El conjunto dirigido por Sergio Bueno sigue en picada, pero mientras Morelia, Veracruz e incluso Necaxa se mantengan con resultados negativos, puede estar “tranquilo” hasta el momento.