/ viernes 23 de junio de 2017

El tricolor reconoce que debe mejorar

El ambiente al interior del seleccionado es más fuerte que nunca. Lo sucedido en Sochi contra Nueva Zelanda, tocó las fibras más sensibles de jugadores y cuerpo técnico.

El propio Juan Carlos Osorio sabe que no fue un encuentro redondo, sufrieron de más y fue altamente criticado por sus ocho cambios, así como también por haber perdido los estribos frente al cuerpo técnico de los neozelandeses.

Sin embargo, un día después de lo acontecido, el estratega colombiano volvió a estar tranquilo y motivado por dar un resultado positivo contra la anfitriona, Rusia.

El tiempo hablará y según él le dará la razón, ya que en un duelo donde reinó el juego duro,  solamente se llevaron la lesión de un elemento y no más como tenía presupuestado el rival.

Obviamente lamentó la lesión de Salcedo al no estar en el guión dicha problemática, pero confía en que le podrá hacer frente con cualquiera de sus elementos.

Un triunfo frente a Rusia calmará las aguas en el seleccionado nacional, callará las críticas en su contra y volverá la tranquilidad, de eso está seguro por más que hayan sufrido contra los oceánicos.

El entrenador está convencido en ganar y dar un golpe de autoridad, sus futbolistas así se lo demuestran, están con él y a muerte, todos buscan protagonismo y los primeros planos en esta competición.

El ambiente al interior del seleccionado es más fuerte que nunca. Lo sucedido en Sochi contra Nueva Zelanda, tocó las fibras más sensibles de jugadores y cuerpo técnico.

El propio Juan Carlos Osorio sabe que no fue un encuentro redondo, sufrieron de más y fue altamente criticado por sus ocho cambios, así como también por haber perdido los estribos frente al cuerpo técnico de los neozelandeses.

Sin embargo, un día después de lo acontecido, el estratega colombiano volvió a estar tranquilo y motivado por dar un resultado positivo contra la anfitriona, Rusia.

El tiempo hablará y según él le dará la razón, ya que en un duelo donde reinó el juego duro,  solamente se llevaron la lesión de un elemento y no más como tenía presupuestado el rival.

Obviamente lamentó la lesión de Salcedo al no estar en el guión dicha problemática, pero confía en que le podrá hacer frente con cualquiera de sus elementos.

Un triunfo frente a Rusia calmará las aguas en el seleccionado nacional, callará las críticas en su contra y volverá la tranquilidad, de eso está seguro por más que hayan sufrido contra los oceánicos.

El entrenador está convencido en ganar y dar un golpe de autoridad, sus futbolistas así se lo demuestran, están con él y a muerte, todos buscan protagonismo y los primeros planos en esta competición.