/ miércoles 29 de marzo de 2017

Jéssica y Paúl van por el título WBA

Muy temprano este miércoles, la capitalina Jéssica González y el bajacaliforniano Paúl Valenzuela júnior parten con destino a Puerto Príncipe, donde les esperan los haitianos Melissa St Vil y Wilky Campfort. Los pugilistas mexicanos disputarán cetros mañana viernes en la capital de ese país caribeño, con buenas posibilidades de retornar victoriosos.

Jessie, licenciada en administración de empresas por el Tec, peleará con St Vil, monarca superpluma de plata del WBC. Valenzuela, hijo del ex peleador Narciso “Chicho “Valenzuela, disputará la vacante faja superwelter de la WBA.

La señorita González y su mamá, la abogada Carolina Prieto, acudieron al Martes de Café. Le indicamos a Jessie que en su más reciente duelo con Yazmín “Rusita” Rivas, a quien daba revancha, se vio más determinada, aunque escuchó una controvertida decisión dividida en su contra.

“Siento que he cambiado, que he mejorado, y llevo pocas peleas a comparación de Yazmín o la colombiana Liliana Palmera (campeona gallo de la WBA; con quien también perdió un fallo dividido, en junio pasado en Colombia). Ellas tienen mucha lona recorrida, 30 ó 40 peleas; yo, apenas 16. Cada vez que subo al ring, aprendo, adquiero más capacidad. Siento que me muevo mejor, que me desplazo mejor; soy más certera, puedo pensar los golpes que voy a conectar. Entonces, ya con más inteligencia, estoy más certera, más tranquila, ya no tan  alocada. Estos combates me han servido para crecer como peleadora”.

Muy temprano este miércoles, la capitalina Jéssica González y el bajacaliforniano Paúl Valenzuela júnior parten con destino a Puerto Príncipe, donde les esperan los haitianos Melissa St Vil y Wilky Campfort. Los pugilistas mexicanos disputarán cetros mañana viernes en la capital de ese país caribeño, con buenas posibilidades de retornar victoriosos.

Jessie, licenciada en administración de empresas por el Tec, peleará con St Vil, monarca superpluma de plata del WBC. Valenzuela, hijo del ex peleador Narciso “Chicho “Valenzuela, disputará la vacante faja superwelter de la WBA.

La señorita González y su mamá, la abogada Carolina Prieto, acudieron al Martes de Café. Le indicamos a Jessie que en su más reciente duelo con Yazmín “Rusita” Rivas, a quien daba revancha, se vio más determinada, aunque escuchó una controvertida decisión dividida en su contra.

“Siento que he cambiado, que he mejorado, y llevo pocas peleas a comparación de Yazmín o la colombiana Liliana Palmera (campeona gallo de la WBA; con quien también perdió un fallo dividido, en junio pasado en Colombia). Ellas tienen mucha lona recorrida, 30 ó 40 peleas; yo, apenas 16. Cada vez que subo al ring, aprendo, adquiero más capacidad. Siento que me muevo mejor, que me desplazo mejor; soy más certera, puedo pensar los golpes que voy a conectar. Entonces, ya con más inteligencia, estoy más certera, más tranquila, ya no tan  alocada. Estos combates me han servido para crecer como peleadora”.