/ sábado 29 de abril de 2017

Veracruz obtiene triunfo clave ante Monterrey para salvarse

POR JAVIER JUÁREZ

La salvación está cada vez más cerca para los Tiburones Rojos. Veracruz ganó, armó el carnaval y sorpresivamente amanece en zona de Liguilla. El panorama de los escualos cambió drásticamente en poco tiempo. El “Cacha” Arévalo fue el héroe de la noche, 1-0 final.

Con su triunfo frente a Monterrey los jarochos llegaron a 117 puntos en la tabla de cocientes, separándose a 5 unidades del último lugar Morelia, a 4 de Chiapas y colocándose a sólo un punto del Puebla. Si felinos y Monarcas no ganan, estarán salvados.

EL PARTIDO

A Rayados poco le importó la situación crítica de los Tiburones, el cuadro regiomontano salió al Luis “Pirata” Fuente con la intención de arrebatarle el liderato general a los Xoloitzcuintles. Aldo de Nigris muy pronto en el juego tuvo la oportunidad de abrir el marcador luego de un desborde Chará, pero su tiro salió por encima. El histórico atacante albiazul tomó el lugar de Rogelio Funes Mori, el delantero argentino se lesionó durante el entrenamiento. Ponchito González y el “Pato” Sánchez se unieron a De Nigris en la pesca regiomontana. Los Tiburones nadaron en calma, como si no estuvieran en peligro de extinción. Veracruz recapacitó y comenzó a mostrar las mandíbulas, Hinestroza, Luna y Reyna pisaron el área visitante.

De forma sorpresiva el “Cacha” Arévalo mordió a Rayados. Egidio celebró con la señal de los “Libres y Lokos”, el uruguayo no se olvidó de su pasado auriazul.

El juego se volvió más duro, el roce apareció en el campo. Jesús Molina recibió la tarjeta amarilla. Y para el complemento ya no regresó. Mohamed ingresó a Edwin Cardona en el segundo lapos. El “Turco” notó el poco poder ofensivo que desarrolló su equipo en la primera parte y le dio minutos al colombiano.

Sin ser ordenado, Monterrey comenzó a pisar más el área jarocha. La intensidad estuvo presente. Leobardo accidentalmente golpeó a De Nigris en la cara. Aldo sangró y tuvo que ser vendado. Rayados fue más insistente, González estuvo cerca de marcar.

Veracruz respondió con un tiro libre de Luna, Hugo González reaccionó y alejó el peligro.

El juego se volvió tenso. Luna respondió con la entrada de Jehu Chiapas y enseguida la de Kristian Álvarez. El técnico jarocho buscó cerrar el cotejo.

El tiempo siguió su marcha. Rayados intentó superar a Gallese, pero Veracruz se defendió siempre. No hubo más en el puerto. Los Tiburones nadaron y su salvación está cerca.

POR JAVIER JUÁREZ

La salvación está cada vez más cerca para los Tiburones Rojos. Veracruz ganó, armó el carnaval y sorpresivamente amanece en zona de Liguilla. El panorama de los escualos cambió drásticamente en poco tiempo. El “Cacha” Arévalo fue el héroe de la noche, 1-0 final.

Con su triunfo frente a Monterrey los jarochos llegaron a 117 puntos en la tabla de cocientes, separándose a 5 unidades del último lugar Morelia, a 4 de Chiapas y colocándose a sólo un punto del Puebla. Si felinos y Monarcas no ganan, estarán salvados.

EL PARTIDO

A Rayados poco le importó la situación crítica de los Tiburones, el cuadro regiomontano salió al Luis “Pirata” Fuente con la intención de arrebatarle el liderato general a los Xoloitzcuintles. Aldo de Nigris muy pronto en el juego tuvo la oportunidad de abrir el marcador luego de un desborde Chará, pero su tiro salió por encima. El histórico atacante albiazul tomó el lugar de Rogelio Funes Mori, el delantero argentino se lesionó durante el entrenamiento. Ponchito González y el “Pato” Sánchez se unieron a De Nigris en la pesca regiomontana. Los Tiburones nadaron en calma, como si no estuvieran en peligro de extinción. Veracruz recapacitó y comenzó a mostrar las mandíbulas, Hinestroza, Luna y Reyna pisaron el área visitante.

De forma sorpresiva el “Cacha” Arévalo mordió a Rayados. Egidio celebró con la señal de los “Libres y Lokos”, el uruguayo no se olvidó de su pasado auriazul.

El juego se volvió más duro, el roce apareció en el campo. Jesús Molina recibió la tarjeta amarilla. Y para el complemento ya no regresó. Mohamed ingresó a Edwin Cardona en el segundo lapos. El “Turco” notó el poco poder ofensivo que desarrolló su equipo en la primera parte y le dio minutos al colombiano.

Sin ser ordenado, Monterrey comenzó a pisar más el área jarocha. La intensidad estuvo presente. Leobardo accidentalmente golpeó a De Nigris en la cara. Aldo sangró y tuvo que ser vendado. Rayados fue más insistente, González estuvo cerca de marcar.

Veracruz respondió con un tiro libre de Luna, Hugo González reaccionó y alejó el peligro.

El juego se volvió tenso. Luna respondió con la entrada de Jehu Chiapas y enseguida la de Kristian Álvarez. El técnico jarocho buscó cerrar el cotejo.

El tiempo siguió su marcha. Rayados intentó superar a Gallese, pero Veracruz se defendió siempre. No hubo más en el puerto. Los Tiburones nadaron y su salvación está cerca.