/ jueves 28 de septiembre de 2023

Jefa de prensa admitió presiones para decir que el beso de Rubiales a Hermoso fue consentido

Patricia Pérez declaró ante el Juzgado Central que investiga a Rubiales por agresión sexual y coacciones

La jefa de prensa de la selección española femenina, Patricia Pérez, declaró en la Audiencia Nacional que recibió presiones en relación a las manifestaciones de la jugadora Jenni Hermoso tras el beso que el expresidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, le dio después de la final del Mundial.

Pérez prestó declaración como testigo ante el juez Francisco de Jorge, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, que investiga a Rubiales por agresión sexual y coacciones. Ahí, admitió haber recibido presiones por parte de responsables federativos sobre la versión de los hechos.

Puedes leer también: Escándalo en el Real Madrid: acusan a canteranos de difundir video sexual de una menor

La responsable de prensa de la selección, que acudió junto a un abogado a la Audiencia, hizo también entrega de su teléfono móvil en el juzgado para proceder a su revisión en relación a las presuntas coacciones a la futbolista y a su entorno para que dijera que el beso fue consentido.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El hermano de la jugadora, Rafael Hermoso, que ya dio declaración como testigo el pasado día 25, también acudió al juzgado para proceder a igualmente a la revisión de su móvil y que se puedan checar las llamadas y mensajes que le llegaron para que presuntamente interfiriera en el relato de la futbolista sobre lo sucedido en la final del Mundial en Australia.

La RFEF defendió el informe interno sobre la situación

El juez escuchó esta jornada la declaración como testigo del exdirector de Integridad de la RFEF, Miguel García Caba, quien defendió su actuación en relación al informe interno que elaboró el departamento que encabezaba sobre lo sucedido en la final del Mundial y que cerró sin ninguna consecuencia para el expresidente y sin escuchar el testimonio de Jenni Hermoso, según fuentes próximas al caso.

El propio Luis Rubiales, en la Asamblea que la RFEF celebró el 25 de agosto donde mantuvo que no iba a dimitir, como luego hizo el pasado 10 de septiembre, explicó que el departamento de Integridad de la RFEF había llevado a cabo las diligencias pertinentes para esclarecer los hechos.

El pasado día 22 la RFEF, que está encabezada por una comisión gestora que preside Pedro Rocha, anunció que prescindía de los servicios de García Caba, que se incorporó al organismo cuando Luis Rubiales llegó a la presidencia en mayo de 2018.

Las salidas de Caba y la de Andreu Camps como secretario general el día anterior se produjeron después de las reclamaciones hechas por las jugadoras de la selección para que la RFEF reestructure las áreas de secretaría general e integridad, así como el organigrama de fútbol femenino, el gabinete de la presidencia y el área de comunicación y marketing.

La ronda de declaraciones continuará el próximo lunes 2 de octubre con la comparecencia como testigos de tres jugadoras de la selección: Alexia Putellas e Irene Paredes, que lo harán por vídeollamada, y de Misa Rodríguez.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El 10 de octubre será el turno del exseleccionador femenino Jorge Vilda, destituido el 5 de septiembre, del director de la selección Albert Luque y del director de Marketing de la RFEF, Rubén Rivera, los tres como investigados.

Con información de EFE


Publicado originalmente en ESTO

La jefa de prensa de la selección española femenina, Patricia Pérez, declaró en la Audiencia Nacional que recibió presiones en relación a las manifestaciones de la jugadora Jenni Hermoso tras el beso que el expresidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, le dio después de la final del Mundial.

Pérez prestó declaración como testigo ante el juez Francisco de Jorge, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, que investiga a Rubiales por agresión sexual y coacciones. Ahí, admitió haber recibido presiones por parte de responsables federativos sobre la versión de los hechos.

Puedes leer también: Escándalo en el Real Madrid: acusan a canteranos de difundir video sexual de una menor

La responsable de prensa de la selección, que acudió junto a un abogado a la Audiencia, hizo también entrega de su teléfono móvil en el juzgado para proceder a su revisión en relación a las presuntas coacciones a la futbolista y a su entorno para que dijera que el beso fue consentido.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El hermano de la jugadora, Rafael Hermoso, que ya dio declaración como testigo el pasado día 25, también acudió al juzgado para proceder a igualmente a la revisión de su móvil y que se puedan checar las llamadas y mensajes que le llegaron para que presuntamente interfiriera en el relato de la futbolista sobre lo sucedido en la final del Mundial en Australia.

La RFEF defendió el informe interno sobre la situación

El juez escuchó esta jornada la declaración como testigo del exdirector de Integridad de la RFEF, Miguel García Caba, quien defendió su actuación en relación al informe interno que elaboró el departamento que encabezaba sobre lo sucedido en la final del Mundial y que cerró sin ninguna consecuencia para el expresidente y sin escuchar el testimonio de Jenni Hermoso, según fuentes próximas al caso.

El propio Luis Rubiales, en la Asamblea que la RFEF celebró el 25 de agosto donde mantuvo que no iba a dimitir, como luego hizo el pasado 10 de septiembre, explicó que el departamento de Integridad de la RFEF había llevado a cabo las diligencias pertinentes para esclarecer los hechos.

El pasado día 22 la RFEF, que está encabezada por una comisión gestora que preside Pedro Rocha, anunció que prescindía de los servicios de García Caba, que se incorporó al organismo cuando Luis Rubiales llegó a la presidencia en mayo de 2018.

Las salidas de Caba y la de Andreu Camps como secretario general el día anterior se produjeron después de las reclamaciones hechas por las jugadoras de la selección para que la RFEF reestructure las áreas de secretaría general e integridad, así como el organigrama de fútbol femenino, el gabinete de la presidencia y el área de comunicación y marketing.

La ronda de declaraciones continuará el próximo lunes 2 de octubre con la comparecencia como testigos de tres jugadoras de la selección: Alexia Putellas e Irene Paredes, que lo harán por vídeollamada, y de Misa Rodríguez.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El 10 de octubre será el turno del exseleccionador femenino Jorge Vilda, destituido el 5 de septiembre, del director de la selección Albert Luque y del director de Marketing de la RFEF, Rubén Rivera, los tres como investigados.

Con información de EFE


Publicado originalmente en ESTO

Sociedad

Iglesia católica pide nuevo plan de seguridad: abrazos no funcionaron

La Conferencia del Episcopado Mexicano llamó a los candidatos presidenciales a firmar un compromiso por la paz

Finanzas

Zona centro del país impulsa creación de empleo: Inegi

Las nuevas inversiones en industrias como la manufacturera y la reactivación de servicios fueron factores para el crecimiento

Elecciones 2024

Asesinan a candidato del PT en Atoyac, Guerrero, a dos días del inicio de campañas

Alfredo González, candidato del Partido del Trabajo a la alcaldía de Atoyac, fue baleado dentro del municipio que buscaba gobernar

CDMX

Oposición de vecinos detiene reactivación de pozos

El gobierno de la ciudad detuvo 10 proyectos el año pasado debido al descontento de los vecinos

Finanzas

Servicio Postal estará en números rojos hasta 2023, advierte directora

La directora Rocío Bárcena advierte sobre el alto costo laboral que implica más de 60 por ciento del presupuesto para este año