/ sábado 6 de mayo de 2017

Goltz ya entrena en el nido de Coapa

El regreso de Paolo Goltz está cerca, el central azulcrema ya trabajó en el campo tras varias semanas de solo realizar ejercicios en el gimnasio. La “Gárgola” se inmovilizó hace casi dos meses durante el juego de copa frente a Xolos.

Paolo sufrió un desgarre en el gemelo de la pierna derecha y desde ese entonces dejó huérfana a la central americanista. Érik Pimentel y Edson Álvarez han intentado cubrir su ausencia en este tiempo. En Liga Goltz disputó su último juego en la jornada 9 frente al León.

Luego de semanas de malas noticias el sol comenzó a salir en Coapa, Paúl Aguilar ya regresó a las canchas, Pablo fue perdonado y su castigo se redujo considerablemente y ahora Paolo ya entró en la fase final de su recuperación. La Volpe puede tener a casi todo su plantel en plena fiesta grande. Renato Ibarra y Cecilio Domínguez son los elementos que necesitan más tiempo para sanar.

Goltz se ejercitó alejado del grupo al lado de los preparados físicos. Primero estiró los músculos y luego trotó durante varios minutos en el campo principal de Coapa, para al final tener contacto con el balón.

De esta forma trabajó Paolo la “Gargola” está por tener acción otra vez. LA VOLPE

No hay mañana para las Águilas, el cuadro azulcrema dejó todo para la última fecha y frente a los Tuzos se juega el pase a la fase final. Ricardo La Volpe sabe que el choque ante el campeón de la Concacaf es decisivo, si los emplumados pierden el vuelo y sus perseguidores ganan, la Fiesta Grande se irá de Coapa: “Mañana (hoy) tenemos un duelo decisivo para llegar a la Liguilla. ¡Esperamos contar con su apoyo!”, indicó el “Bigotón” a través de su cuenta de Twitter.

Ricardo le dedicó varios minutos a su red social: “Mi prioridad es ganar el duelo de mañana (hoy), entrar a la fiesta grande y hacer un buen papel”, adelantó el estratega argentino.

Tras casi una hora de interacción con sus seguidores, La Volpe se despidió, pero reiteró su petición de ver al Azteca pintado de amarillo. “Gracias por leerme. Nos vemos mañana (hoy) en el Azteca”, cerró Ricardo.

El regreso de Paolo Goltz está cerca, el central azulcrema ya trabajó en el campo tras varias semanas de solo realizar ejercicios en el gimnasio. La “Gárgola” se inmovilizó hace casi dos meses durante el juego de copa frente a Xolos.

Paolo sufrió un desgarre en el gemelo de la pierna derecha y desde ese entonces dejó huérfana a la central americanista. Érik Pimentel y Edson Álvarez han intentado cubrir su ausencia en este tiempo. En Liga Goltz disputó su último juego en la jornada 9 frente al León.

Luego de semanas de malas noticias el sol comenzó a salir en Coapa, Paúl Aguilar ya regresó a las canchas, Pablo fue perdonado y su castigo se redujo considerablemente y ahora Paolo ya entró en la fase final de su recuperación. La Volpe puede tener a casi todo su plantel en plena fiesta grande. Renato Ibarra y Cecilio Domínguez son los elementos que necesitan más tiempo para sanar.

Goltz se ejercitó alejado del grupo al lado de los preparados físicos. Primero estiró los músculos y luego trotó durante varios minutos en el campo principal de Coapa, para al final tener contacto con el balón.

De esta forma trabajó Paolo la “Gargola” está por tener acción otra vez. LA VOLPE

No hay mañana para las Águilas, el cuadro azulcrema dejó todo para la última fecha y frente a los Tuzos se juega el pase a la fase final. Ricardo La Volpe sabe que el choque ante el campeón de la Concacaf es decisivo, si los emplumados pierden el vuelo y sus perseguidores ganan, la Fiesta Grande se irá de Coapa: “Mañana (hoy) tenemos un duelo decisivo para llegar a la Liguilla. ¡Esperamos contar con su apoyo!”, indicó el “Bigotón” a través de su cuenta de Twitter.

Ricardo le dedicó varios minutos a su red social: “Mi prioridad es ganar el duelo de mañana (hoy), entrar a la fiesta grande y hacer un buen papel”, adelantó el estratega argentino.

Tras casi una hora de interacción con sus seguidores, La Volpe se despidió, pero reiteró su petición de ver al Azteca pintado de amarillo. “Gracias por leerme. Nos vemos mañana (hoy) en el Azteca”, cerró Ricardo.