/ lunes 27 de marzo de 2017

Jesús Molina, todo un talismán en el Tricolor

  • Jorge Ernesto Witker

ESTE martes frente a Trinidad y Tobago, la ausencia de Rafael Márquez podría ser cubierta por Jesús Molina, volante de contención natural que ingresó al campo en su lugar el pasado viernes frente a Costa Rica.

Aunque, el ahora jugador de Monterrey, no tiene el liderazgo ni la jerarquía del cuatro veces mundialista.

Molina ha entregado un rendimiento siempre más que cumplidor y puede presumir un registro especial.

En su aún breve hoja de servicios al mando del Tricolor, Molina sigue invicto. Ya sea como titular o relevo, el que fuera jugador de equipos como Tigres, América y Santos Laguna, lleva acumulados 20 partidos internacionales con la representación mayor, con el que debutó a solicitud de Javier Aguirre, en un amistoso frente a Corea del Norte efectuado en Torreón, el 17 de marzo de 2010.

En esos 20 encuentros, y al participar para cuatro diferentes entrenadores, Molina ha registrado con el Tri 16 victorias y cuatro empates en su registro.

Dicho de otra manera, con estadísticas en la mano, la presencia de Jesús es garantía de puntos para la escuadra azteca, aunque en buena parte de esos encuentros, como el viernes pasado ante Costa Rica, Molina ingresó al campo como relevo.

Tras no haber tenido demasiada actividad en procesos anteriores, ahora con Juan Carlos Osorio, el tres veces campeón de la Liga MX (dos con América y una con Santos Laguna) ha logrado disputar 11 partidos, más de la mitad de los que acumula como seleccionado nacional. Un registro muy impresionante.

  • Jorge Ernesto Witker

ESTE martes frente a Trinidad y Tobago, la ausencia de Rafael Márquez podría ser cubierta por Jesús Molina, volante de contención natural que ingresó al campo en su lugar el pasado viernes frente a Costa Rica.

Aunque, el ahora jugador de Monterrey, no tiene el liderazgo ni la jerarquía del cuatro veces mundialista.

Molina ha entregado un rendimiento siempre más que cumplidor y puede presumir un registro especial.

En su aún breve hoja de servicios al mando del Tricolor, Molina sigue invicto. Ya sea como titular o relevo, el que fuera jugador de equipos como Tigres, América y Santos Laguna, lleva acumulados 20 partidos internacionales con la representación mayor, con el que debutó a solicitud de Javier Aguirre, en un amistoso frente a Corea del Norte efectuado en Torreón, el 17 de marzo de 2010.

En esos 20 encuentros, y al participar para cuatro diferentes entrenadores, Molina ha registrado con el Tri 16 victorias y cuatro empates en su registro.

Dicho de otra manera, con estadísticas en la mano, la presencia de Jesús es garantía de puntos para la escuadra azteca, aunque en buena parte de esos encuentros, como el viernes pasado ante Costa Rica, Molina ingresó al campo como relevo.

Tras no haber tenido demasiada actividad en procesos anteriores, ahora con Juan Carlos Osorio, el tres veces campeón de la Liga MX (dos con América y una con Santos Laguna) ha logrado disputar 11 partidos, más de la mitad de los que acumula como seleccionado nacional. Un registro muy impresionante.