/ sábado 24 de junio de 2017

Ochoa quiere el lideranto ante Rusia

Hombre de retos y sin miedo de hacerle frente a cada uno de ellos, Guillermo Ochoa cuenta las horas para enfrentar y derrotar a Rusia en su propio feudo.

El portero no le teme al equipo anfitrión. Está “curtido”, sabe lo que significa y representa hacerle frente al de casa, ya que así ocurrió con Brasil en su Mundial.

Y para muestra fue que se erigió como la figura frente a la “Canarinha” de Neymar y Hulk, por ello no le espanta. “Sabemos que va a ser complicado, siempre los rivales de casa son los conjuntos a vencer, pero no pensamos en esa situación (de presionarnos), nos sentimos tranquilos, confiamos en lo que vamos a realizar en la cancha, somos once contra once, y el ganador será el que juegue mejor. Esto es futbol”, abre el “zar ruso” en charla con ESTO Azul.

Ochoa regresará a la titularidad contra los rusos. Se frota las manos; se acomoda el cabello y toma con furia y coraje el Lábaro ruso, aquel que respeta, pero sabe que el tiempo de México ha llegado.

“Nos ha tocado enfrentar otros países anfitriones en sus campeonatos, han sido encuentros complicados en donde se nos ha puestos difícil, pero no imposibles. Será un duelo bonito a disputar, es un previo a un Mundial y qué bueno que nos toque este tipo de rivales para saber lo que nos va a tocar el próximo año”, precisa con furia.

El tema de las rotaciones es trillado y no tiene caso alguno si uno observa los resultados positivos. Así, de manera tajante es como Memo Ochoa abre la plática. El portero del Tricolor pide frenar el tema. “Del tema ya prefiero no hablar, en conferencias o zona mixta se pregunta lo mismo de tiempo atrás y mejor preferimos no hablar de eso, sino enfocarnos en lo verdaderamente importante”.

Hoy ese tema lo dejan en el tintero y “estamos listos para jugar, siempre buscamos un buen resultado, representar lo mejor posible a México”.

Las decisiones que tome Juan Carlos Osorio sobre las alineaciones, “son decisiones de él, nos mantenemos al margen, nos preocupamos en estar bien físicamente y por supuesto que a nivel personal, siempre tienes ganas de jugar”.

Hombre de retos y sin miedo de hacerle frente a cada uno de ellos, Guillermo Ochoa cuenta las horas para enfrentar y derrotar a Rusia en su propio feudo.

El portero no le teme al equipo anfitrión. Está “curtido”, sabe lo que significa y representa hacerle frente al de casa, ya que así ocurrió con Brasil en su Mundial.

Y para muestra fue que se erigió como la figura frente a la “Canarinha” de Neymar y Hulk, por ello no le espanta. “Sabemos que va a ser complicado, siempre los rivales de casa son los conjuntos a vencer, pero no pensamos en esa situación (de presionarnos), nos sentimos tranquilos, confiamos en lo que vamos a realizar en la cancha, somos once contra once, y el ganador será el que juegue mejor. Esto es futbol”, abre el “zar ruso” en charla con ESTO Azul.

Ochoa regresará a la titularidad contra los rusos. Se frota las manos; se acomoda el cabello y toma con furia y coraje el Lábaro ruso, aquel que respeta, pero sabe que el tiempo de México ha llegado.

“Nos ha tocado enfrentar otros países anfitriones en sus campeonatos, han sido encuentros complicados en donde se nos ha puestos difícil, pero no imposibles. Será un duelo bonito a disputar, es un previo a un Mundial y qué bueno que nos toque este tipo de rivales para saber lo que nos va a tocar el próximo año”, precisa con furia.

El tema de las rotaciones es trillado y no tiene caso alguno si uno observa los resultados positivos. Así, de manera tajante es como Memo Ochoa abre la plática. El portero del Tricolor pide frenar el tema. “Del tema ya prefiero no hablar, en conferencias o zona mixta se pregunta lo mismo de tiempo atrás y mejor preferimos no hablar de eso, sino enfocarnos en lo verdaderamente importante”.

Hoy ese tema lo dejan en el tintero y “estamos listos para jugar, siempre buscamos un buen resultado, representar lo mejor posible a México”.

Las decisiones que tome Juan Carlos Osorio sobre las alineaciones, “son decisiones de él, nos mantenemos al margen, nos preocupamos en estar bien físicamente y por supuesto que a nivel personal, siempre tienes ganas de jugar”.