/ domingo 25 de junio de 2017

Ismael Hernández en busca de medallas

El primer medallista en la historia del pentatlón moderno Ismael Hernández dentro de ocho días dejará México, para buscar otra medalla en su vida, pero ésta será en la Universidad de Duke, en dónde hará la maestría en Administración de Empresas y deja en suspenso su carrera deportiva estos próximos dos años.

“El día dos de julio ya salgo para irme a estudiar mi maestría, es algo que estoy muy contento de emprender, es una nueva etapa en mi vida, es una oportunidad que se me da para desarrollarme a parte de lo deportivo, en el pilar académico y profesional”, expresó el medallista de bronce, en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016.

“La siguiente medalla de mi vida es la maestría en Duke, una universidad que tiene un rango de aceptación del 8% de las personas que aplican, estamos hablando de que soy afortunado de tener esta oportunidad, de poder estudiar en una de las mejores instituciones educativas del mundo”. La universidad es privada y ocupa el escalón siete en Estados Unidos.

Ismael Hernández participó en el Día Olímpico, repartió autógrafos y alentó a los niños a practicar algún deporte. En el 2008, Ismael comenzó a entrenar pentatlón moderno con el olímpico de Beijing 2008 Oscar Soto y ahí decidió seguir el camino hacia unos Juegos Olímpicos. El pentatlón lo escogió desde los nueve años como un deporte que lo apasionaba y le permitía no aburrirse al tratar de equilibrar todas las disciplinas, eso lo atrapó.

“El barón Pierre de Coubertin se basó en una de las antiguas historias de Napoleón Bonaparte, sobre el militar perfecto y a partir de esa historia nació el pentatlón moderno. Hoy en día ha tenido varios cambios, diversas modificaciones, pero al final del día es un deporte que sigue vigente y refleja mucho lo que es la vida”. Ismael no participará en el Campeonato Mundial del presente año.

“Aquí en México hasta el 2019 aquí estoy y vamos a ver de qué forma se puede compenetrar, ahora lo más importante es la maestría, la segunda medalla de mi vida, sería injusto no darle el valor y el respeto que merece, así como en su momento tomé la decisión de parar la parte académica cuando terminé mi carrera y dedicarme al 100% a la parte deportiva y hay que ver la forma de compaginar ambas”, finalizó Ismael, en estos días que le quedan antes de decir adiós a México.

El primer medallista en la historia del pentatlón moderno Ismael Hernández dentro de ocho días dejará México, para buscar otra medalla en su vida, pero ésta será en la Universidad de Duke, en dónde hará la maestría en Administración de Empresas y deja en suspenso su carrera deportiva estos próximos dos años.

“El día dos de julio ya salgo para irme a estudiar mi maestría, es algo que estoy muy contento de emprender, es una nueva etapa en mi vida, es una oportunidad que se me da para desarrollarme a parte de lo deportivo, en el pilar académico y profesional”, expresó el medallista de bronce, en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016.

“La siguiente medalla de mi vida es la maestría en Duke, una universidad que tiene un rango de aceptación del 8% de las personas que aplican, estamos hablando de que soy afortunado de tener esta oportunidad, de poder estudiar en una de las mejores instituciones educativas del mundo”. La universidad es privada y ocupa el escalón siete en Estados Unidos.

Ismael Hernández participó en el Día Olímpico, repartió autógrafos y alentó a los niños a practicar algún deporte. En el 2008, Ismael comenzó a entrenar pentatlón moderno con el olímpico de Beijing 2008 Oscar Soto y ahí decidió seguir el camino hacia unos Juegos Olímpicos. El pentatlón lo escogió desde los nueve años como un deporte que lo apasionaba y le permitía no aburrirse al tratar de equilibrar todas las disciplinas, eso lo atrapó.

“El barón Pierre de Coubertin se basó en una de las antiguas historias de Napoleón Bonaparte, sobre el militar perfecto y a partir de esa historia nació el pentatlón moderno. Hoy en día ha tenido varios cambios, diversas modificaciones, pero al final del día es un deporte que sigue vigente y refleja mucho lo que es la vida”. Ismael no participará en el Campeonato Mundial del presente año.

“Aquí en México hasta el 2019 aquí estoy y vamos a ver de qué forma se puede compenetrar, ahora lo más importante es la maestría, la segunda medalla de mi vida, sería injusto no darle el valor y el respeto que merece, así como en su momento tomé la decisión de parar la parte académica cuando terminé mi carrera y dedicarme al 100% a la parte deportiva y hay que ver la forma de compaginar ambas”, finalizó Ismael, en estos días que le quedan antes de decir adiós a México.