/ martes 22 de noviembre de 2016

Juez ordena a Roja Directa cesar transmisiones ilícitas de futbol

La justicia española ordenó este martes a la página web 'Rojadirecta.me', dedicada a proporcionar enlaces piratas para ver retransmisiones deportivas en internet, cesar su actividad, tras la denuncia interpuesta por los operadores Mediapro y GolTV, titulares de derechos televisivos de fútbol.

Una juez de lo mercantil de La Coruña, en Galicia, ordenó a la compañía Puerto 80 Projects, administradora de la página web Rojadirecta, "cesar inmediatamente en la facilitación de enlaces o links de internet de cualquier tipo, que den acceso al visionado en directo o en modo ligeramente diferido de partidos de fútbol producidos o emitidos por cualquiera de las demandantes".

La sentencia hecha pública este martes prohíbe también a los demandados "la utilización o explotación de cualquier soporte o sistema tecnológico o informático para prestar el servicio de visionado en directo o en modo ligeramente diferido de partidos de fútbol producidos o emitidos por cualquiera de las demandantes".

La magistrada considera que la actividad de los demandados ha violado derechos de propiedad intelectual de Mediapro y GolTV.

Rojadirecta era utilizada por internautas para ver gratuitamente eventos cuyos derechos audiovisuales pertenecen a canales de televisión de pago.

La web defendía su legalidad afirmando que no proporciona directamente las retransmisiones deportivas sino que alberga los enlaces compartidos por los internautas.

Pero, la sentencia afirma que "el hecho de proveer enlaces de hipertexto que mandan hacia contenidos protegidos y de evitar la restricción de acceso a los suscriptores constituye un acto de representación y un atentado a los derechos" de Mediapro y GolTV.

En el juicio llevado a cabo a principios de octubre, los demandados sólo habían pedido el cese de la actividad de Rojadirecta, pero la sentencia también declara que "la conducta de los demandados ha causado daños a los demandantes y, en consecuencia, que están solidariamente obligados a indemnizar a las actoras por los daños causados", aunque esta se concretará posteriormente.

Rojadirecta no era visible en España desde noviembre del pasado año en que la justicia ordenó su cierre cautelar, en el marco de otra demanda interpuesta por las mismas causas por DTS, filial de televisión de pago de Telefónica.

La justicia española ordenó este martes a la página web 'Rojadirecta.me', dedicada a proporcionar enlaces piratas para ver retransmisiones deportivas en internet, cesar su actividad, tras la denuncia interpuesta por los operadores Mediapro y GolTV, titulares de derechos televisivos de fútbol.

Una juez de lo mercantil de La Coruña, en Galicia, ordenó a la compañía Puerto 80 Projects, administradora de la página web Rojadirecta, "cesar inmediatamente en la facilitación de enlaces o links de internet de cualquier tipo, que den acceso al visionado en directo o en modo ligeramente diferido de partidos de fútbol producidos o emitidos por cualquiera de las demandantes".

La sentencia hecha pública este martes prohíbe también a los demandados "la utilización o explotación de cualquier soporte o sistema tecnológico o informático para prestar el servicio de visionado en directo o en modo ligeramente diferido de partidos de fútbol producidos o emitidos por cualquiera de las demandantes".

La magistrada considera que la actividad de los demandados ha violado derechos de propiedad intelectual de Mediapro y GolTV.

Rojadirecta era utilizada por internautas para ver gratuitamente eventos cuyos derechos audiovisuales pertenecen a canales de televisión de pago.

La web defendía su legalidad afirmando que no proporciona directamente las retransmisiones deportivas sino que alberga los enlaces compartidos por los internautas.

Pero, la sentencia afirma que "el hecho de proveer enlaces de hipertexto que mandan hacia contenidos protegidos y de evitar la restricción de acceso a los suscriptores constituye un acto de representación y un atentado a los derechos" de Mediapro y GolTV.

En el juicio llevado a cabo a principios de octubre, los demandados sólo habían pedido el cese de la actividad de Rojadirecta, pero la sentencia también declara que "la conducta de los demandados ha causado daños a los demandantes y, en consecuencia, que están solidariamente obligados a indemnizar a las actoras por los daños causados", aunque esta se concretará posteriormente.

Rojadirecta no era visible en España desde noviembre del pasado año en que la justicia ordenó su cierre cautelar, en el marco de otra demanda interpuesta por las mismas causas por DTS, filial de televisión de pago de Telefónica.