/ jueves 16 de marzo de 2017

Podría volver a jugar portero que mató a novia y la dio a los perros

Después de cumplir una condena de 7 años de prisión por haber asesinado a su novia y darle su cuerpo a los perros para que lo comieran, el portero brasileño Bruno Fernandes de Souza, podría regresar a las canchas con el equipo Boa Esporte.

Los aficionados y patrocinadores del equipo de segunda división protestaron ante la decisión, pero hasta el momento dueño del equipo Boa Esporte no se arrepiente de nada.

La polémica noticia fue dada a conocer por el presidente del equipo, Rone Moraes da Costa , quien a través de su cuenta de Facebook escribió que no comete ningún delito al firmar al jugador de 32 años, quien antes jugó para uno de los clubes más famosos de Brasil, el Flamengo.

Lee más: 

Agregó que “el Boa Esporte Clube no fue responsable de soltar y liberar al Bruno, sino que le está dando trabajo a quienes pretenden recuperarse”.

Cabe señalar que Bruno Fernandes fue acusado en 2010 por los delitos de homicidio, secuestro y por esconder el cuerpo de su entonces novia, la modelo Eliza Samudio.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Bruno fue puesto en libertad el mes pasado por un tecnicismo, mientras que sus abogados preparan una apelación.

Después de cumplir una condena de 7 años de prisión por haber asesinado a su novia y darle su cuerpo a los perros para que lo comieran, el portero brasileño Bruno Fernandes de Souza, podría regresar a las canchas con el equipo Boa Esporte.

Los aficionados y patrocinadores del equipo de segunda división protestaron ante la decisión, pero hasta el momento dueño del equipo Boa Esporte no se arrepiente de nada.

La polémica noticia fue dada a conocer por el presidente del equipo, Rone Moraes da Costa , quien a través de su cuenta de Facebook escribió que no comete ningún delito al firmar al jugador de 32 años, quien antes jugó para uno de los clubes más famosos de Brasil, el Flamengo.

Lee más: 

Agregó que “el Boa Esporte Clube no fue responsable de soltar y liberar al Bruno, sino que le está dando trabajo a quienes pretenden recuperarse”.

Cabe señalar que Bruno Fernandes fue acusado en 2010 por los delitos de homicidio, secuestro y por esconder el cuerpo de su entonces novia, la modelo Eliza Samudio.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Bruno fue puesto en libertad el mes pasado por un tecnicismo, mientras que sus abogados preparan una apelación.