/ miércoles 8 de febrero de 2017

Rojo estrena cinturón

“Paco” Rojo fue figura central en el Martes de Café que esta vez tuvo lugar en las instalaciones de la Comisión de Box, por lo cual la convivencia fue encabezada al alimón por Ciro Nucci, titular de ese cuerpo colegiado, y Mauricio Sulaimán Saldívar, presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Se proyectó un video de los momento culminantes en que Rojo noquea a Dante “Crazy” Jardón, quien llegó como primer ligero del mundo del WBC, el sábado anterior en Cancún.

Estuvo en juego el cinto ligero latino que Sulaimán Saldívar le ciñó entre felicitaciones.

“Yo les había comentado que iba por todo e iba a tapar bocas”, expresó el sorprendente púgil de la colonia Doctores.

Al narrar los hechos, “Paco”, alumno del mánager Manuel López, aseveró: “En el momento que vi a Jardon, lo noté temeroso, con miedo. Al sentir su pegada, me dije ´tú no pegas más que yo, yo vengo listo y preparado y es mi noche´”.

Prosiguió: “Manuel López me forzó a que fuera hacia delante, ya que Jardón estaba boxeando muy bien y me sacó un poco de balance. En el quinto asalto conecté varios golpes al cuerpo, se paró y fue cuando decidí aventarme con los golpes de potencia”.

Sobre el intento de gente a favor del “Crazy” Jardón para demeritar su triunfo, Francisco señaló: “Fue un golpe que se escuchó en toda la arena (Oasis Cancún)”.

“No fue que, como Jardón dijo, lo agarré mal parado. Lo vi muy mal, gracias a Dios, el réferi paró la pelea, porque si lo hubiera dejado, ahora la culpa sería del réferi. Un boxeador siempre va a decir ‘estoy bien’ cuando está lastimado”, agregó.

“Paco” Rojo fue figura central en el Martes de Café que esta vez tuvo lugar en las instalaciones de la Comisión de Box, por lo cual la convivencia fue encabezada al alimón por Ciro Nucci, titular de ese cuerpo colegiado, y Mauricio Sulaimán Saldívar, presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Se proyectó un video de los momento culminantes en que Rojo noquea a Dante “Crazy” Jardón, quien llegó como primer ligero del mundo del WBC, el sábado anterior en Cancún.

Estuvo en juego el cinto ligero latino que Sulaimán Saldívar le ciñó entre felicitaciones.

“Yo les había comentado que iba por todo e iba a tapar bocas”, expresó el sorprendente púgil de la colonia Doctores.

Al narrar los hechos, “Paco”, alumno del mánager Manuel López, aseveró: “En el momento que vi a Jardon, lo noté temeroso, con miedo. Al sentir su pegada, me dije ´tú no pegas más que yo, yo vengo listo y preparado y es mi noche´”.

Prosiguió: “Manuel López me forzó a que fuera hacia delante, ya que Jardón estaba boxeando muy bien y me sacó un poco de balance. En el quinto asalto conecté varios golpes al cuerpo, se paró y fue cuando decidí aventarme con los golpes de potencia”.

Sobre el intento de gente a favor del “Crazy” Jardón para demeritar su triunfo, Francisco señaló: “Fue un golpe que se escuchó en toda la arena (Oasis Cancún)”.

“No fue que, como Jardón dijo, lo agarré mal parado. Lo vi muy mal, gracias a Dios, el réferi paró la pelea, porque si lo hubiera dejado, ahora la culpa sería del réferi. Un boxeador siempre va a decir ‘estoy bien’ cuando está lastimado”, agregó.