/ viernes 10 de febrero de 2017

Tijuana le hace los honores a Necaxa

Sacarle un punto a Tijuana, en el estadio Caliente, se ha convertido en misión casi imposible para los equipos que visitan la frontera norte del país. De hecho, durante el pasado Apertura 2016 y en lo que van del Clausura 2017 solamente los Tigres (Jornada 16 con marcador 0-1), les vencieron en su casa. Hoy, el Necaxa tiene la necesidad de sumar como visitante para mantenerse alejado de los puestos de peligro en la porcentual.

¿Difícil? En la teoría se trata de un juego complicado para el equipo que dirige Alfonso Sosa, sobre todo por la cantidad de opciones que los Xolos generan por partido. Será otro de esos duelos en los que Marcelo Barovero tenga mucho trabajo y pueda levantarse como héroe, en espera de que la gente de ataque pueda soltarse de una vez por todas.

Las diferencias en la generación sobre la portería rival son notorias. Mientras el Tijuana tiene 25 remates a gol (57 en total), el Necaxa solamente ha ido a puerta en 14 ocasiones (47 en total). También han sido más efectivos al sumar 12 goles por seis que han encajado. Por su parte, los Rayos tienen una diferencia negativa al haber marcado solamente en tres ocasiones por seis recibidos

Los dirigidos por Miguel Herrera no tardan más de cinco intentos sobre la meta rival para encontrar el gol, mientras que  a los necaxistas les ha costado casi 16 envíos al arco para poder anotar.

El Tijuana es líder de este Clausura con doce puntos producto de cuatro triunfos y una derrota. Herrera ha reinventado a este equipo y a pesar de la salida de elementos como Dayro Moreno, tiene el potencial para manejar los momentos de los juegos a su conveniencia, con Milton Caraglio y Avilés Hurtado  entre los máximos anotadores del torneo con tres tantos cada uno.

El potencial de los Xolos se incrementa al tener la pelota e ir hacia el frente, pero tiene algunos lapsos en los partidos en los que deja espacios y tienen que resolver dentro de su área.

Esos espacios pueden ser aprovechados por los necaxistas, que la jornada anterior recuperaron a su símbolo al ataque, el chileno Edson Puch, con quien suele cambiar el panorama a la ofensiva de este conjunto.

Aunque el peligro de regresar a la división del ascenso no es cercano, los Rayos mantienen la necesidad de sumar puntos para llegar a la cifra de la permanencia lo más pronto posible. Hasta el momento, las cuatro unidades que tienen, más las 26 que lograron el torneo anterior los colocan en la posición diez de la porcentual sin que esto les asegure su estadía en el Máximo Circuito. El cuadro hidrocálido nunca ha ganado en la frontera, ni en liga, ni en copa, ni en el ascenso. De ahí la importancia de partidos como el de esta noche en Tijuana, una plaza complicada para la mayoría de los equipos de la liga y en la que conseguir puntos significaría un importante avance para la escuadra necaxista.

Sacarle un punto a Tijuana, en el estadio Caliente, se ha convertido en misión casi imposible para los equipos que visitan la frontera norte del país. De hecho, durante el pasado Apertura 2016 y en lo que van del Clausura 2017 solamente los Tigres (Jornada 16 con marcador 0-1), les vencieron en su casa. Hoy, el Necaxa tiene la necesidad de sumar como visitante para mantenerse alejado de los puestos de peligro en la porcentual.

¿Difícil? En la teoría se trata de un juego complicado para el equipo que dirige Alfonso Sosa, sobre todo por la cantidad de opciones que los Xolos generan por partido. Será otro de esos duelos en los que Marcelo Barovero tenga mucho trabajo y pueda levantarse como héroe, en espera de que la gente de ataque pueda soltarse de una vez por todas.

Las diferencias en la generación sobre la portería rival son notorias. Mientras el Tijuana tiene 25 remates a gol (57 en total), el Necaxa solamente ha ido a puerta en 14 ocasiones (47 en total). También han sido más efectivos al sumar 12 goles por seis que han encajado. Por su parte, los Rayos tienen una diferencia negativa al haber marcado solamente en tres ocasiones por seis recibidos

Los dirigidos por Miguel Herrera no tardan más de cinco intentos sobre la meta rival para encontrar el gol, mientras que  a los necaxistas les ha costado casi 16 envíos al arco para poder anotar.

El Tijuana es líder de este Clausura con doce puntos producto de cuatro triunfos y una derrota. Herrera ha reinventado a este equipo y a pesar de la salida de elementos como Dayro Moreno, tiene el potencial para manejar los momentos de los juegos a su conveniencia, con Milton Caraglio y Avilés Hurtado  entre los máximos anotadores del torneo con tres tantos cada uno.

El potencial de los Xolos se incrementa al tener la pelota e ir hacia el frente, pero tiene algunos lapsos en los partidos en los que deja espacios y tienen que resolver dentro de su área.

Esos espacios pueden ser aprovechados por los necaxistas, que la jornada anterior recuperaron a su símbolo al ataque, el chileno Edson Puch, con quien suele cambiar el panorama a la ofensiva de este conjunto.

Aunque el peligro de regresar a la división del ascenso no es cercano, los Rayos mantienen la necesidad de sumar puntos para llegar a la cifra de la permanencia lo más pronto posible. Hasta el momento, las cuatro unidades que tienen, más las 26 que lograron el torneo anterior los colocan en la posición diez de la porcentual sin que esto les asegure su estadía en el Máximo Circuito. El cuadro hidrocálido nunca ha ganado en la frontera, ni en liga, ni en copa, ni en el ascenso. De ahí la importancia de partidos como el de esta noche en Tijuana, una plaza complicada para la mayoría de los equipos de la liga y en la que conseguir puntos significaría un importante avance para la escuadra necaxista.