/ domingo 26 de junio de 2016

“Cazan” a médicos falsos en Nepal

  • Hasta el dentista del Primer Ministro mintió

KATMANDÚ, Nepal. (EFE).- Comenzó en noviembre de manera silenciosa y esta semana ha terminado de explotar, la “Operación Matasanos” tiene perplejo a Nepal tras una redada que ha dejado 36 supuestos médicos detenidos con títulos educativos falsos, a la profesión en tela de juicio y al primer ministro del país sonrojado.

El primer ministro de Nepal, Sharma Oli, iba habitualmente a la clínica dental de Buddhi Ram Shrestha. Allí era atendido y en ella un equipo de tres personas encabezadas personalmente -dada la importancia de su paciente- por el director del centro de salud le colocaron dos implantes, el último en marzo pasado.

Shrestha no era solo un reputado profesional, era presidente de la Universidad Dental Kantipur de Nepal, pero hoy está preso porque tiene un título educativo falso.

La suya fue la detención 36 esta semana y la número 53 desde que comenzó en noviembre la Operación “Quack” (en inglés, matasanos), un operativo que ha llevado a realizar redadas en varios hospitales, clínicas y escuelas de medicina, según confirmó la Policía, y que ha dejado claro que ni el primer ministro se libra de caer en manos de un embaucador.

“¿Debo investigar los certificados de los médicos antes de ir a una consulta?”, replicó Oli, al ser preguntado por los periodistas tras un acto público sobre la detención de su dentista.

El primer ministro reforzó su alegato de inocencia diciendo que Shrestha no solo encabezó el tratamiento sino que estuvo “directamente implicado” en su atención.

El del dentista de Oli es solo el más llamativo de los casos de títulos educativos falsos, la mayor parte de ellos de una supuesta educación intermedia que nunca tuvieron.

El fraude quedó al descubierto cuando en noviembre pasado dos alumnos tomaron parte en un examen de acceso a un curso de doctorado en medicina pero fueron atrapados en el engaño.

“Nunca creímos que los médicos pudieran tener títulos falsos. El incidente nos motivó a llevar más hasta el fondo la investigación y el resultado está a la visita”, indicó el jefe del Buró Central de Investigación de Nepal (CIB), el subinspector general Nawa Raj Silwal.

La investigación arrojó las primeras capturas en febrero, cuando 17 falsos profesionales fueron arrestados con credenciales ficticias.

En los últimos días cayeron los restantes 36, y en este momento se preparan para asestar otro golpe que podría elevar aún más la lista de galenos con un pasado educativo inventado.

Lo curioso es que en la mayor parte de los casos, los médicos han estado trabajando en reputados hospitales. Más llamativo aún es que de los 53 detenidos 48 tenían títulos falsos expedidos por el Consejo de Educación Intermedia de Bihar, estado del norte de la India fronterizo con Nepal.

Otros dos tenían títulos de medicina falsos y tres de los arrestados no tienen ninguna licenciatura médica.

“Nuestra investigación mostró que era bastante fácil conseguir un certificado de Bihar”, precisó Silwal, indicando que como era difícil conseguir los títulos en Nepal fueron a Bihar para conseguir las supuestas graduaciones, incluso con buenas notas.

Pero el asunto parece que no va a acabar en el campo de los profesionales de la salud y Silwal cree que en otros sectores también podrían haber certificados falsos.

El 3 de mayo el CIB arrestó a Bishal Karki, un piloto de 36 años por presentar un certificado falso de educación intermedia en Ciencias antes de realizar su curso de aviación en Filipinas.

El título de educación intermedia era de Bihar.

En este momento el CIB investiga los certificados de alrededor de mil doctores, un 6 por ciento de los alrededor de 17 mil médicos del país, por ser supuestamente sospechosos de falsificar certificados de estudios.

  • Hasta el dentista del Primer Ministro mintió

KATMANDÚ, Nepal. (EFE).- Comenzó en noviembre de manera silenciosa y esta semana ha terminado de explotar, la “Operación Matasanos” tiene perplejo a Nepal tras una redada que ha dejado 36 supuestos médicos detenidos con títulos educativos falsos, a la profesión en tela de juicio y al primer ministro del país sonrojado.

El primer ministro de Nepal, Sharma Oli, iba habitualmente a la clínica dental de Buddhi Ram Shrestha. Allí era atendido y en ella un equipo de tres personas encabezadas personalmente -dada la importancia de su paciente- por el director del centro de salud le colocaron dos implantes, el último en marzo pasado.

Shrestha no era solo un reputado profesional, era presidente de la Universidad Dental Kantipur de Nepal, pero hoy está preso porque tiene un título educativo falso.

La suya fue la detención 36 esta semana y la número 53 desde que comenzó en noviembre la Operación “Quack” (en inglés, matasanos), un operativo que ha llevado a realizar redadas en varios hospitales, clínicas y escuelas de medicina, según confirmó la Policía, y que ha dejado claro que ni el primer ministro se libra de caer en manos de un embaucador.

“¿Debo investigar los certificados de los médicos antes de ir a una consulta?”, replicó Oli, al ser preguntado por los periodistas tras un acto público sobre la detención de su dentista.

El primer ministro reforzó su alegato de inocencia diciendo que Shrestha no solo encabezó el tratamiento sino que estuvo “directamente implicado” en su atención.

El del dentista de Oli es solo el más llamativo de los casos de títulos educativos falsos, la mayor parte de ellos de una supuesta educación intermedia que nunca tuvieron.

El fraude quedó al descubierto cuando en noviembre pasado dos alumnos tomaron parte en un examen de acceso a un curso de doctorado en medicina pero fueron atrapados en el engaño.

“Nunca creímos que los médicos pudieran tener títulos falsos. El incidente nos motivó a llevar más hasta el fondo la investigación y el resultado está a la visita”, indicó el jefe del Buró Central de Investigación de Nepal (CIB), el subinspector general Nawa Raj Silwal.

La investigación arrojó las primeras capturas en febrero, cuando 17 falsos profesionales fueron arrestados con credenciales ficticias.

En los últimos días cayeron los restantes 36, y en este momento se preparan para asestar otro golpe que podría elevar aún más la lista de galenos con un pasado educativo inventado.

Lo curioso es que en la mayor parte de los casos, los médicos han estado trabajando en reputados hospitales. Más llamativo aún es que de los 53 detenidos 48 tenían títulos falsos expedidos por el Consejo de Educación Intermedia de Bihar, estado del norte de la India fronterizo con Nepal.

Otros dos tenían títulos de medicina falsos y tres de los arrestados no tienen ninguna licenciatura médica.

“Nuestra investigación mostró que era bastante fácil conseguir un certificado de Bihar”, precisó Silwal, indicando que como era difícil conseguir los títulos en Nepal fueron a Bihar para conseguir las supuestas graduaciones, incluso con buenas notas.

Pero el asunto parece que no va a acabar en el campo de los profesionales de la salud y Silwal cree que en otros sectores también podrían haber certificados falsos.

El 3 de mayo el CIB arrestó a Bishal Karki, un piloto de 36 años por presentar un certificado falso de educación intermedia en Ciencias antes de realizar su curso de aviación en Filipinas.

El título de educación intermedia era de Bihar.

En este momento el CIB investiga los certificados de alrededor de mil doctores, un 6 por ciento de los alrededor de 17 mil médicos del país, por ser supuestamente sospechosos de falsificar certificados de estudios.