/ lunes 19 de junio de 2017

Tlaltetela, la pequeña localidad donde los pobladores se paralizan

Veracruz.- Docenas de habitantes de Tlaltetela, un pequeñopueblo del estado de Veracruz, se paralizan de pies a cabezadebido a un transtorno neurodegenerativo y progresivo incurableconocido como Ataxia espinocerebelosa tipo 7.

De la noche a la mañana, esta enfermedad les causa lapérdida del habla, de la vista y la paralización de pies ymanos, aunque ellos mantienen su cerebro lúcido, peroatrapado en un cuerpo que deja de funcionar.

"Vemos que personas de repente ya no ven, ni caminan, nisalen", afirma Eduardo Hernández Vázquez, habitante deTlaltetela y encargado de los programas sociales de laorganización civil Ataxia México, creada para atender esteproblema.

La Ataxia es una enfermedad que suele afectar a1 de cada 100.000 personas pero en esta comunidad montañosade Veracruz, la prevalencia se dispara. Con 15.000 habitantes, hay80 casos declarados y otros 300 están a la espera dediagnóstico.

"De esas 300, el 50 % es casi seguro que saldránpositivas por los síntomas que presentan", advierte el director yfundador de Ataxia Tlaltetela, el estadounidense Cory Hannan, quientambién padece esta enfermedad.

El presidente de Ataxia Tlaltetela, Cory Hannan. Foto: EFE

En Tlaltetela, dice el médico genetista César Cerecedo Zapata,la prevalencia de Ataxia es de 1.500 por cada 100.000 habitantes,una de las tasas más altas de México.

Es raro ver en las calles de Tlaltetela a enfermos de Ataxia,porque en cuanto asoman llaman la atención por su extrañocaminar y su habla dificultosa, como si hubieran bebidouna botella de alcohol. Casi no salen, y menosacompañados, por un lado es la pena de andar con una persona quecamina así y, por el otro, verse señalados como portadores de ungen que derivará en esta enfermedad", afirma Hannan. Laasociación de Ataxia se fundó con aportaciones privadas paraapoyar con despensas, actividades y talleres a las familias quetienen el gen o un integrante afectado aunque el objetivo es hacervisible la enfermedad y mejorar la condición de vida. Estudios promovidos por Ataxia Tlaltelea hallaron que losárboles genealógicos de los habitantes registran al menos ochogeneraciones con este gen que provoca el desarrollo de estacondición médica.

Te puede interesar: 

Pacientescon enfermedades psiquiátricas viven menos:experta

Por décadas este trastorno permaneció y se propagó debido a queesta región se mantuvo parcialmente aislada hasta 1970, cuando seconstruyó el puente que los conectó con Xalapa, lacapital Veracruz.

Zapata advierte que si una pareja con esta condición tienedescendencia, el 50 % de sus hijos tendrá la probabilidad deportar el gen alterado y desarrollar la enfermedad.

En un periodo de 170 años, se ha identificado el gen en ochogeneraciones y hoy la afectación pega a niños de 5 años y aadultos de 45, quienes enfrentan la inmovilidad y, en la mayoríade los casos, el aislamiento familiar.

Por ser una región donde sus habitantes viven de la producciónde limón, y en menor medida del café, las familias son de escasosrecursos y, por tanto, sin condiciones adecuadas para cuidar aenfermos de tal naturaleza. Me quedé solo",dice José Antonio Cortés, quien a los 24 años resintió losprimeros síntomas de Ataxia y desde entonces comenzó a perder elequilibrio y la movilidad. También perdió su empleo dejockey y era señalado constantemente de ser un ebrio aunquedespués se supo que en realidad era afectado por el malgenético.

No te pierdas: Yoga, una herramienta para una vidasaludable

"Tenía muchas novias, pero cuando empezaron a ver que caminabacomo borracho y hablaba como enfermo, me mandaron a volar", relataconstantemente a quienes los visitan.

Hannan lamenta la falta de apoyo oficial aunque dice que másque grandes cantidades de dinero se requieren gruposmultidisciplinarios de especialistas para dar atención sicológicay rehabilitación y su esperanza está en la sociedad civil.

Señala que el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de laFamilia no da a más de 10.000 personas con discapacidad unatarjeta para acceder a beneficios sociales y descuentos encomercios.

Veracruz.- Docenas de habitantes de Tlaltetela, un pequeñopueblo del estado de Veracruz, se paralizan de pies a cabezadebido a un transtorno neurodegenerativo y progresivo incurableconocido como Ataxia espinocerebelosa tipo 7.

De la noche a la mañana, esta enfermedad les causa lapérdida del habla, de la vista y la paralización de pies ymanos, aunque ellos mantienen su cerebro lúcido, peroatrapado en un cuerpo que deja de funcionar.

"Vemos que personas de repente ya no ven, ni caminan, nisalen", afirma Eduardo Hernández Vázquez, habitante deTlaltetela y encargado de los programas sociales de laorganización civil Ataxia México, creada para atender esteproblema.

La Ataxia es una enfermedad que suele afectar a1 de cada 100.000 personas pero en esta comunidad montañosade Veracruz, la prevalencia se dispara. Con 15.000 habitantes, hay80 casos declarados y otros 300 están a la espera dediagnóstico.

"De esas 300, el 50 % es casi seguro que saldránpositivas por los síntomas que presentan", advierte el director yfundador de Ataxia Tlaltetela, el estadounidense Cory Hannan, quientambién padece esta enfermedad.

El presidente de Ataxia Tlaltetela, Cory Hannan. Foto: EFE

En Tlaltetela, dice el médico genetista César Cerecedo Zapata,la prevalencia de Ataxia es de 1.500 por cada 100.000 habitantes,una de las tasas más altas de México.

Es raro ver en las calles de Tlaltetela a enfermos de Ataxia,porque en cuanto asoman llaman la atención por su extrañocaminar y su habla dificultosa, como si hubieran bebidouna botella de alcohol. Casi no salen, y menosacompañados, por un lado es la pena de andar con una persona quecamina así y, por el otro, verse señalados como portadores de ungen que derivará en esta enfermedad", afirma Hannan. Laasociación de Ataxia se fundó con aportaciones privadas paraapoyar con despensas, actividades y talleres a las familias quetienen el gen o un integrante afectado aunque el objetivo es hacervisible la enfermedad y mejorar la condición de vida. Estudios promovidos por Ataxia Tlaltelea hallaron que losárboles genealógicos de los habitantes registran al menos ochogeneraciones con este gen que provoca el desarrollo de estacondición médica.

Te puede interesar: 

Pacientescon enfermedades psiquiátricas viven menos:experta

Por décadas este trastorno permaneció y se propagó debido a queesta región se mantuvo parcialmente aislada hasta 1970, cuando seconstruyó el puente que los conectó con Xalapa, lacapital Veracruz.

Zapata advierte que si una pareja con esta condición tienedescendencia, el 50 % de sus hijos tendrá la probabilidad deportar el gen alterado y desarrollar la enfermedad.

En un periodo de 170 años, se ha identificado el gen en ochogeneraciones y hoy la afectación pega a niños de 5 años y aadultos de 45, quienes enfrentan la inmovilidad y, en la mayoríade los casos, el aislamiento familiar.

Por ser una región donde sus habitantes viven de la producciónde limón, y en menor medida del café, las familias son de escasosrecursos y, por tanto, sin condiciones adecuadas para cuidar aenfermos de tal naturaleza. Me quedé solo",dice José Antonio Cortés, quien a los 24 años resintió losprimeros síntomas de Ataxia y desde entonces comenzó a perder elequilibrio y la movilidad. También perdió su empleo dejockey y era señalado constantemente de ser un ebrio aunquedespués se supo que en realidad era afectado por el malgenético.

No te pierdas: Yoga, una herramienta para una vidasaludable

"Tenía muchas novias, pero cuando empezaron a ver que caminabacomo borracho y hablaba como enfermo, me mandaron a volar", relataconstantemente a quienes los visitan.

Hannan lamenta la falta de apoyo oficial aunque dice que másque grandes cantidades de dinero se requieren gruposmultidisciplinarios de especialistas para dar atención sicológicay rehabilitación y su esperanza está en la sociedad civil.

Señala que el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de laFamilia no da a más de 10.000 personas con discapacidad unatarjeta para acceder a beneficios sociales y descuentos encomercios.

Valle de México

Veloz adolescencia: esto fue lo que pasó en el accidente de Tláhuac

Cuando llegaron los familiares y vieron algunos de los cuerpos desmembrados rogaban al cielo una respuesta sobre lo ocurrido

Política

INE prohíbe debates durante intercampañas

Los candidatos a cualquier cargo de elección popular tiene prohibido participar en debates por cualquier medio, ya sea radio, televisión o redes sociales

CDMX

Investigan muerte de hombre en Torre Bancomer de Reforma

Existen dos hipótesis sobre la causa de muerte del hombre de aproximadamente 27 años

Justicia

Rescatistas de Pasta de Conchos buscan justicia a 12 años de la tragedia minera

Denuncian que la empresa selló la mina y simuló vender el terreno para evitar que salieran a la luz las verdaderas causas de la explosión

Futbol

¿Calificación o ridículo? Cruz Azul se juega la vida ante Alebrijes

Los celestes ocupan el último lugar del Grupo 2 con tres unidades

CDMX

Renuncia otro integrante de la Comisión de Reconstrucción de CDMX

Fernando Tuleda renuncia al puesto de subcomisionado de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México, con él suman cuatro renuncias

CDMX

Gobierno de la CDMX restablecerá suministro de agua esta semana

El sistema de aguas de la ciudad informó que la falla se presentó derivado de una falla en el Sistema Lerma del Edomex

Política

INE prohíbe debates durante intercampañas

Los candidatos a cualquier cargo de elección popular tiene prohibido participar en debates por cualquier medio, ya sea radio, televisión o redes sociales

Mundo

Detienen en Guatemala a presunto narcotraficante mexicano

Fue detenido junto a otra persona del mismo origen quienes participarían en una red de clonación de tarjetas