/ martes 29 de noviembre de 2016

Atiende dentista a desplazados sirios en zona de desastre

En el consultorio en el que atiende a diario a numerososdesplazados sirios cerca de la frontera turca, el dentista MuhanadKabtur apenas se puede mover: su clínica es una caravana.

Este sirio de 36 años no cuenta las horas en esta clínicamóvil en la que atiende a algunas de las 350 mil personas quehabitan el sector de Azaz, región rebelde de la provincia de Alepo(norte) devastada por la guerra.

Nada que ver con el ritmo de su consultorio en Azaz antes de queestallase la guerra en 2011: entonces los pacientes llegaban a unahora precisa y les dedicaba unos 45 minutos a cada uno, con laposibilidad de tomarse pausas.

"Ahora, cada cual anuncia su nombre y pasa por orden de llegada.Apenas termino con uno que ya está llegando el siguiente",explica.

"Es un caos, no hay organización... No hay el menor descanso,desde que comienza la jornada hasta el final", agrega.

Frente a la caravana, una veintena de personas, en su mayoríamujeres y niños, esperan su turno.

Entran uno por uno. La asistente de Muhanad Kabtur anota elnombre de cada uno.

Con una túnica blanca, el dentista cuenta chistes paradistender el ambiente, sobre todo a los niños un pocotemerosos.

Una de las primeras pacientes que se instala en la silla verdeclaro es una niña con un velo floreado.

A pesar de las condiciones de trabajo, Kabtur dice estarcontento de ofrecer cuidados gratuitos a víctimas civiles delconflicto, que causó más de 300 mil muertos y obligó a más dela mitad de la población a abandonar su hogar, generando una gravecrisis humanitaria.

"Hubiese podido emigrar y vivir tranquilamente como hicieronotros médicos, pero decidí permanecer aquí para vivir y morir enmi país", dice. "Quería ayudar a mis compatriotas, que menecesitan". "COMO DE MI FAMILIA"

Antes de la apertura del consultorio en octubre, con la ayuda dela Asociación de Doctores Independientes (ADI), que le paga unsalario mensual, y de la ONG Barada, Kabtur ofrecía sus serviciosen un sillón ambulante. Su caravana lleva como logo un dienteblanco rodeado de un círculo verde. En su interior hay materialmoderno, como en una clínica normal.

Cada día recibe en promedio a más de una decena de pacientespara simples consultas o actos de cirugía dental.

Kabtur ofrece consultas en el campo Al-Rayan, donde hallaronrefugio miles de desplazados, pero también en otros campos de lazona de Azaz.

"Ayudo a personas que viven en condiciones terribles", afirmael dentista, padre de dos niñas. "Es lo mínimo que podía hacer,ayudar a gente que son como de mi familia".

Y aunque en unos meses Siria entrará en su sexto año de guerracivil sin que se vislumbre ninguna solución política en elhorizonte, Kabtur asegura no querer pensar en el futuro.

"No pienso en lo que me va a suceder después de la guerra.Quiero que esta guerra se termine pero de momento quiero curar a lagente con los medios disponibles", dice. "Es mi únicaambición".

En el consultorio en el que atiende a diario a numerososdesplazados sirios cerca de la frontera turca, el dentista MuhanadKabtur apenas se puede mover: su clínica es una caravana.

Este sirio de 36 años no cuenta las horas en esta clínicamóvil en la que atiende a algunas de las 350 mil personas quehabitan el sector de Azaz, región rebelde de la provincia de Alepo(norte) devastada por la guerra.

Nada que ver con el ritmo de su consultorio en Azaz antes de queestallase la guerra en 2011: entonces los pacientes llegaban a unahora precisa y les dedicaba unos 45 minutos a cada uno, con laposibilidad de tomarse pausas.

"Ahora, cada cual anuncia su nombre y pasa por orden de llegada.Apenas termino con uno que ya está llegando el siguiente",explica.

"Es un caos, no hay organización... No hay el menor descanso,desde que comienza la jornada hasta el final", agrega.

Frente a la caravana, una veintena de personas, en su mayoríamujeres y niños, esperan su turno.

Entran uno por uno. La asistente de Muhanad Kabtur anota elnombre de cada uno.

Con una túnica blanca, el dentista cuenta chistes paradistender el ambiente, sobre todo a los niños un pocotemerosos.

Una de las primeras pacientes que se instala en la silla verdeclaro es una niña con un velo floreado.

A pesar de las condiciones de trabajo, Kabtur dice estarcontento de ofrecer cuidados gratuitos a víctimas civiles delconflicto, que causó más de 300 mil muertos y obligó a más dela mitad de la población a abandonar su hogar, generando una gravecrisis humanitaria.

"Hubiese podido emigrar y vivir tranquilamente como hicieronotros médicos, pero decidí permanecer aquí para vivir y morir enmi país", dice. "Quería ayudar a mis compatriotas, que menecesitan". "COMO DE MI FAMILIA"

Antes de la apertura del consultorio en octubre, con la ayuda dela Asociación de Doctores Independientes (ADI), que le paga unsalario mensual, y de la ONG Barada, Kabtur ofrecía sus serviciosen un sillón ambulante. Su caravana lleva como logo un dienteblanco rodeado de un círculo verde. En su interior hay materialmoderno, como en una clínica normal.

Cada día recibe en promedio a más de una decena de pacientespara simples consultas o actos de cirugía dental.

Kabtur ofrece consultas en el campo Al-Rayan, donde hallaronrefugio miles de desplazados, pero también en otros campos de lazona de Azaz.

"Ayudo a personas que viven en condiciones terribles", afirmael dentista, padre de dos niñas. "Es lo mínimo que podía hacer,ayudar a gente que son como de mi familia".

Y aunque en unos meses Siria entrará en su sexto año de guerracivil sin que se vislumbre ninguna solución política en elhorizonte, Kabtur asegura no querer pensar en el futuro.

"No pienso en lo que me va a suceder después de la guerra.Quiero que esta guerra se termine pero de momento quiero curar a lagente con los medios disponibles", dice. "Es mi únicaambición".

Política

Grupo armado ataca caravana de la precandidata independiente Marichuy en Michoacán

No precisaron el estado de la aspirante independiente, pidieron a sus colaboradores estar alerta por la seguridad de sus compañeros

Política

Meade promete aumento a salario y prestaciones de maestros

Destacó el papel que juegan los maestros de todo el país y ofreció mejorar su calidad de vida

Política

El Bronco busca 20 mil firmas en Querétaro

Dijo que son seis estados donde falta reunir las firmas requeridas por el Instituto Nacional Electoral

Celebridades

La actriz mexicana Adriana Paz será reconocida en los Goya

Recibió tres Premios Ariel, y confiesa que su nominación como actriz revelación en los Premios Goya es un aliciente a su carrera

Finanzas

Tener un título universitario o maestría, no garantiza tener trabajo

En noviembre pasado se alcanzó el mayor porcentaje de personas desocupadas con experiencia laboral, con un 91.76%

Celebridades

Hace 60 años debutó El chico del suéter, César Costa

Estrella de los grandes años del rock and roll en nuestro país, César Costa presta su voz al papá de Miguel Rivera en la película animada Coco

Política

Renuncia el líder estatal del Partido Verde en Chiapas

Eduardo Ramírez dijo que el motivo para hecerlo fue porque pidió respeto al magisterio sobre la Reforma Educativa

Finanzas

Banxico no otorgará remanentes a la Secretaría de Hacienda

La acción del Banco Central podría presionar el erario con posibles alzas en deuda pública o recortes en gasto

CDMX

Asaltos al transporte público, una realidad de la vida diaria

En un círculo vicioso, la falta de denuncia causa que la autoridad no tenga herramientas de prevención