/ viernes 22 de abril de 2016

Carnicero pide en un cartel que, por favor no le roben más

Lisboa.- El propietario de una carnicería en Portugal hoy es noticia en el país por su idea de colgar un cartel a la entrada del establecimiento en el que pide "por favor" a los ladrones que le dejen en paz.

"Por favor, no me roben más. Gracias", dice el mensaje, colocado en la carnicería de Joaquim Barros en el municipio luso de Póvoa de Varzim, al norte del país.

En declaraciones al periódico "Jornal de Notícias", el dueño del local explicó que su iniciativa surge tras ser víctima de cuatro robos en menos de un año.

[ad id="113700"]

"Ya fueron tantas las veces que fui asaltado, que estoy harto de esto. Puse el papel en la puerta como una broma, para ver si ellos tienen pena de mí. Por lo menos, así me río con los clientes, que llorar no vale la pena", señaló Barros.

El carnicero detalló que está al frente del negocio desde hace más de dos décadas, y que los robos, aunque de poca cuantía cada uno -el dinero de la caja y alguna pieza de carne-, todos sumados acaban por suponerle un perjuicio importante.

/cpg

Lisboa.- El propietario de una carnicería en Portugal hoy es noticia en el país por su idea de colgar un cartel a la entrada del establecimiento en el que pide "por favor" a los ladrones que le dejen en paz.

"Por favor, no me roben más. Gracias", dice el mensaje, colocado en la carnicería de Joaquim Barros en el municipio luso de Póvoa de Varzim, al norte del país.

En declaraciones al periódico "Jornal de Notícias", el dueño del local explicó que su iniciativa surge tras ser víctima de cuatro robos en menos de un año.

[ad id="113700"]

"Ya fueron tantas las veces que fui asaltado, que estoy harto de esto. Puse el papel en la puerta como una broma, para ver si ellos tienen pena de mí. Por lo menos, así me río con los clientes, que llorar no vale la pena", señaló Barros.

El carnicero detalló que está al frente del negocio desde hace más de dos décadas, y que los robos, aunque de poca cuantía cada uno -el dinero de la caja y alguna pieza de carne-, todos sumados acaban por suponerle un perjuicio importante.

/cpg