/ jueves 3 de marzo de 2016

Descubren uno de los mayores yacimientos de fósiles dinosaurios en Chile

CERRO GUIDO, Chile.- Después de varias jornadas de trabajo, unos huesos azulados llamaron la atención de un grupo de científicos que explora la agreste Patagonia chilena, que se cree es uno de los mayores yacimientos de fósiles de dinosaurios.

El hallazgo correspondería a un Terópodo, un dinosaurio carnívoro del que se tienen muy pocos registros y que se cree que sería el más austral de Sudamérica.

"El Terópodo es como un rockstar, es muy escaso. Son bastante interesantes para el estudio de la reconstrucción de las condiciones geográficas de esa época", explicó el paleontólogo Sergio Soto, miembro del equipo de 20 científicos que se trasladó a fines de febrero hasta el cerro Guido, en la Patagonia chilena, donde fue encontrado uno de los mayores reservorios de fósiles de Sudamérica.

Carnívoro, de unos tres metros y medio de altura, el Terópodo es un predador que se encontraba en las zonas donde la carne abundaba.

Su aparición en la Tierra se remonta a 228 millones de años y, tras la extinción masiva de los dinosaurios hace 66 millones de años, sus únicos supervivientes son las aves modernas.

Una caja de sorpresa

En medio de la agreste Patagonia chilena, el cerro Guido es todavía una caja de sorpresas para los científicos.

Siete años después de los primeros hallazgos, 20 científicos de diferentes ramas de la paleontología que se trasladaron hasta el lugar, descubriendo que el reservorio era mucho más grande lo previsto inicialmente y alcanzaba unos siete kilómetros de extensión.

Hasta ahora, en el lugar se han encontrado unos cuatro tipos diferentes de dinosaurios, entre ellos el Saurópodo, el más grande de Sudamérica, junto a fósiles de Nothofagus, los árboles más antiguos de América, y vestigios de Hadrosaurios.

El hallazgo de este enorme reservorio de fósiles se dio por casualidad en 2009, en medio de exploraciones petroleras en esta agreste y deshabitada zona de la Patagonia chilena, a unos 3 mil km al sur de Santiago. ||AFP||

/arm

CERRO GUIDO, Chile.- Después de varias jornadas de trabajo, unos huesos azulados llamaron la atención de un grupo de científicos que explora la agreste Patagonia chilena, que se cree es uno de los mayores yacimientos de fósiles de dinosaurios.

El hallazgo correspondería a un Terópodo, un dinosaurio carnívoro del que se tienen muy pocos registros y que se cree que sería el más austral de Sudamérica.

"El Terópodo es como un rockstar, es muy escaso. Son bastante interesantes para el estudio de la reconstrucción de las condiciones geográficas de esa época", explicó el paleontólogo Sergio Soto, miembro del equipo de 20 científicos que se trasladó a fines de febrero hasta el cerro Guido, en la Patagonia chilena, donde fue encontrado uno de los mayores reservorios de fósiles de Sudamérica.

Carnívoro, de unos tres metros y medio de altura, el Terópodo es un predador que se encontraba en las zonas donde la carne abundaba.

Su aparición en la Tierra se remonta a 228 millones de años y, tras la extinción masiva de los dinosaurios hace 66 millones de años, sus únicos supervivientes son las aves modernas.

Una caja de sorpresa

En medio de la agreste Patagonia chilena, el cerro Guido es todavía una caja de sorpresas para los científicos.

Siete años después de los primeros hallazgos, 20 científicos de diferentes ramas de la paleontología que se trasladaron hasta el lugar, descubriendo que el reservorio era mucho más grande lo previsto inicialmente y alcanzaba unos siete kilómetros de extensión.

Hasta ahora, en el lugar se han encontrado unos cuatro tipos diferentes de dinosaurios, entre ellos el Saurópodo, el más grande de Sudamérica, junto a fósiles de Nothofagus, los árboles más antiguos de América, y vestigios de Hadrosaurios.

El hallazgo de este enorme reservorio de fósiles se dio por casualidad en 2009, en medio de exploraciones petroleras en esta agreste y deshabitada zona de la Patagonia chilena, a unos 3 mil km al sur de Santiago. ||AFP||

/arm