/ martes 5 de julio de 2016

El candidato Donald Trump se convirtió en una papa naranja

Un escritor y comediante estadunidense puso a Donald Trump como protagonista de un libro satírico para niños, que sale a la venta hoy y representa al candidato republicano a la Casa Blanca como una papa.

“A Child’s First Book of Trump” (El primer libro infantil sobre Trump) fue escrito por Michael Ian Black, de 44 años, autor también de varias obras para adultos.

El escritor presenta a Trump como una papa de color naranja chillón con brazos pequeños y piernas y una melena rubia que cubre la mitad de su cuerpo.

El Trump de Michael Ian Black vive en las pantallas de televisión, se alimenta de dólares y quiere poner su nombre a todo lo que toca.

Para detener a esta criatura que se distingue por su “arrogancia”, su “suficiencia” y su “ruido intempestivo”, el autor sugiere a los niños “apagar la televisión”.

Pues el “Americus Trumpus” tiene una debilidad: “Ignorar a un Trump, ese es su gran miedo”, dice el libro editado por Simon & Schuster.

“Sin el caos, se encoge hasta volverse un triste disco naranja”, explica el libro, que tiene un estilo parecido al de Dr. Seuss (Theodor Geisel es su verdadero nombre), uno de los autores de literatura para niños más populares de Estados Unidos.

Si esa táctica no funciona, “entiendo que no hay Trump en el norte”, dice el autor, una afirmación ilustrada por la imagen de estadunidenses, maletas en mano, que se dirigen en masa a la frontera canadiense.

“Está escrito con el estilo de un libro para niños, pero creo que es más bien un libro para adultos”, explica a Marc Rosenthal, que ilustró la obra.

“Probé con distintos estilos de formas y cuerpos. Esta especie de batata me pareció la más divertida”, dice Rosenthal, que debió realizar los dibujos en tres semanas, cuando este tipo de proyectos le lleva generalmente casi un año.

Se trataba de publicarlo antes de la convención republicana de investidura, que tendrá lugar del 18 al 21 de julio en Cleveland.

El ilustrador, que ha publicado en la prestigiosa revista The New Yorker, no quería acercarse demasiado al personaje, hacer “algo que se le pareciera realmente”.

“Entonces cubrí su cara con su cabello. El cabello, las cejas y la boca era todo lo que necesitaba”, explica Rosenthal.

Si bien otros políticos podrían dar lugar a personajes de tiras cómicas, según el ilustrador, Donald Trump es inigualable. “Está más allá de todo”, dice.

Marc Rosenthal no sabe si el magnate supo de su proyecto, pero espera, entre risas, que “diga algo malo sobre el libro”.

Un escritor y comediante estadunidense puso a Donald Trump como protagonista de un libro satírico para niños, que sale a la venta hoy y representa al candidato republicano a la Casa Blanca como una papa.

“A Child’s First Book of Trump” (El primer libro infantil sobre Trump) fue escrito por Michael Ian Black, de 44 años, autor también de varias obras para adultos.

El escritor presenta a Trump como una papa de color naranja chillón con brazos pequeños y piernas y una melena rubia que cubre la mitad de su cuerpo.

El Trump de Michael Ian Black vive en las pantallas de televisión, se alimenta de dólares y quiere poner su nombre a todo lo que toca.

Para detener a esta criatura que se distingue por su “arrogancia”, su “suficiencia” y su “ruido intempestivo”, el autor sugiere a los niños “apagar la televisión”.

Pues el “Americus Trumpus” tiene una debilidad: “Ignorar a un Trump, ese es su gran miedo”, dice el libro editado por Simon & Schuster.

“Sin el caos, se encoge hasta volverse un triste disco naranja”, explica el libro, que tiene un estilo parecido al de Dr. Seuss (Theodor Geisel es su verdadero nombre), uno de los autores de literatura para niños más populares de Estados Unidos.

Si esa táctica no funciona, “entiendo que no hay Trump en el norte”, dice el autor, una afirmación ilustrada por la imagen de estadunidenses, maletas en mano, que se dirigen en masa a la frontera canadiense.

“Está escrito con el estilo de un libro para niños, pero creo que es más bien un libro para adultos”, explica a Marc Rosenthal, que ilustró la obra.

“Probé con distintos estilos de formas y cuerpos. Esta especie de batata me pareció la más divertida”, dice Rosenthal, que debió realizar los dibujos en tres semanas, cuando este tipo de proyectos le lleva generalmente casi un año.

Se trataba de publicarlo antes de la convención republicana de investidura, que tendrá lugar del 18 al 21 de julio en Cleveland.

El ilustrador, que ha publicado en la prestigiosa revista The New Yorker, no quería acercarse demasiado al personaje, hacer “algo que se le pareciera realmente”.

“Entonces cubrí su cara con su cabello. El cabello, las cejas y la boca era todo lo que necesitaba”, explica Rosenthal.

Si bien otros políticos podrían dar lugar a personajes de tiras cómicas, según el ilustrador, Donald Trump es inigualable. “Está más allá de todo”, dice.

Marc Rosenthal no sabe si el magnate supo de su proyecto, pero espera, entre risas, que “diga algo malo sobre el libro”.