/ domingo 16 de octubre de 2016

Brasil tiene el acuario más grande de Sudamérica

El esqueleto gigantesco de una ballena jorobada cuelga del techoy recibe a los visitantes del mayor acuario de Sudamérica, queabrirá sus puertas el próximo 9 de noviembre en el corazón de larenovada zona portuaria de Río de Janeiro.

Esta ballena adulta, de 13 metros y 37 toneladas, quedó varadaen la playa de la Macumba, en el oeste de la ciudad, en junio de2014, “probablemente después de haber sido golpeada por unbuque, porque le faltaba una aleta”, explica el biólogo marinoMarcelo Szpilman, creador de esta nueva atracción bautizadaAquaRio.

Hasta ahora, la bulliciosa ciudad costera, que es visitada cadaaño por casi tres millones de turistas extranjeros y más de seismillones de brasileños, no contaba con un acuario, una deuda quepronto será resuelta.

Ubicado en una zona rehabilitada por los Juegos Olímpicos, enun edificio de cinco plantas, 26 mil m2 y 4.5 millones de litros deagua salada -equivalente a dos piscinas olímpicas- AquaRio“quiere ofrecer al público una sensación de inmersióntotal”, subraya Szpilman.

La inmensidad del agua de azules claroscuros y una iluminacióntenue hacen que el visitante se sienta como si estuviera en elfondo del mar mientras camina por los pasillos que comunican a los28 acuarios de AquaRio.

El primero está lleno de peces “peligrosos” como la rayaeléctrica o el pez león. Dormir entre tiburones

Pero la atracción principal es un túnel de paredes acrílicasde 20 metros de largo y dos de ancho que dan la impresión de estarinmerso en millones de litros de agua y rodeado de tiburones.

“Tenemos previsto que niños a partir de seis años puedanpasar la noche ahí con sus padres para experimentar la sensaciónde estar en el fondo del océano”, dice Szpilman.

El visitante también podrá divertirse creando un “pezvirtual” que lo seguirá en su viaje entre los colores delacuario. En todos los estanques, habrá pantallas LED que daráninformación sobre las especies y su hábitat.

En un comienzo, AquaRio exhibirá 3 mil peces de 350 especiesdiferentes, entre ellos una cuarentena de tiburones como el“tiburón nodriza o tiburón gata” (Ginglymostoma cirratum) quepuede llegar a medir 4.3 metros y pesar 400 kg. Pero el acuariotiene una capacidad máxima de 8 mil peces.

Szpilman señala que 90 por ciento de los animales de AquaRiofueron capturados en la naturaleza y se pescan en la costabrasileña para ser consumidos por la población local. En esesentido, el rol de AquaRio es triple: educar, investigar y servirde protección marina.

“Cuando usted acerca las personas a este universoextraordinario, usted despierta en ellas el deseo depreservación”, estima el biólogo, que tomó como modelos elacuario de Lisboa y el de Monterrey, en California.

El agua para el acuario se recolecta con buques en alta mar a laaltura de la playa de Ipanema, porque la de la bahía de Rio“está contaminada de metales pesados”. Luego de ello pasa porcanalizaciones y es constantemente controlada y tratada, explicaSzpilman, un apasionado de los tiburones.

Con el tiempo, AquaRio también alojará un museo del surf, uncentro de investigación para la reproducción de especies encautiverio, sobre todo aquellas en vía de extinción, y un centrode buceo que permitirá nadar entre tiburones.

Incluso se podrá tocar a algunas especies, como la raya, enestanques especiales.

Construido en cuatro años con un presupuesto de 130 millones dereales (40.5 millones de dólares) y financiado totalmente porfondos privados, AquaRio funcionará todos los días de la semana ypodrá recibir mil personas por hora.

En su primer año, espera recibir un millón de visitantes.

El esqueleto gigantesco de una ballena jorobada cuelga del techoy recibe a los visitantes del mayor acuario de Sudamérica, queabrirá sus puertas el próximo 9 de noviembre en el corazón de larenovada zona portuaria de Río de Janeiro.

Esta ballena adulta, de 13 metros y 37 toneladas, quedó varadaen la playa de la Macumba, en el oeste de la ciudad, en junio de2014, “probablemente después de haber sido golpeada por unbuque, porque le faltaba una aleta”, explica el biólogo marinoMarcelo Szpilman, creador de esta nueva atracción bautizadaAquaRio.

Hasta ahora, la bulliciosa ciudad costera, que es visitada cadaaño por casi tres millones de turistas extranjeros y más de seismillones de brasileños, no contaba con un acuario, una deuda quepronto será resuelta.

Ubicado en una zona rehabilitada por los Juegos Olímpicos, enun edificio de cinco plantas, 26 mil m2 y 4.5 millones de litros deagua salada -equivalente a dos piscinas olímpicas- AquaRio“quiere ofrecer al público una sensación de inmersióntotal”, subraya Szpilman.

La inmensidad del agua de azules claroscuros y una iluminacióntenue hacen que el visitante se sienta como si estuviera en elfondo del mar mientras camina por los pasillos que comunican a los28 acuarios de AquaRio.

El primero está lleno de peces “peligrosos” como la rayaeléctrica o el pez león. Dormir entre tiburones

Pero la atracción principal es un túnel de paredes acrílicasde 20 metros de largo y dos de ancho que dan la impresión de estarinmerso en millones de litros de agua y rodeado de tiburones.

“Tenemos previsto que niños a partir de seis años puedanpasar la noche ahí con sus padres para experimentar la sensaciónde estar en el fondo del océano”, dice Szpilman.

El visitante también podrá divertirse creando un “pezvirtual” que lo seguirá en su viaje entre los colores delacuario. En todos los estanques, habrá pantallas LED que daráninformación sobre las especies y su hábitat.

En un comienzo, AquaRio exhibirá 3 mil peces de 350 especiesdiferentes, entre ellos una cuarentena de tiburones como el“tiburón nodriza o tiburón gata” (Ginglymostoma cirratum) quepuede llegar a medir 4.3 metros y pesar 400 kg. Pero el acuariotiene una capacidad máxima de 8 mil peces.

Szpilman señala que 90 por ciento de los animales de AquaRiofueron capturados en la naturaleza y se pescan en la costabrasileña para ser consumidos por la población local. En esesentido, el rol de AquaRio es triple: educar, investigar y servirde protección marina.

“Cuando usted acerca las personas a este universoextraordinario, usted despierta en ellas el deseo depreservación”, estima el biólogo, que tomó como modelos elacuario de Lisboa y el de Monterrey, en California.

El agua para el acuario se recolecta con buques en alta mar a laaltura de la playa de Ipanema, porque la de la bahía de Rio“está contaminada de metales pesados”. Luego de ello pasa porcanalizaciones y es constantemente controlada y tratada, explicaSzpilman, un apasionado de los tiburones.

Con el tiempo, AquaRio también alojará un museo del surf, uncentro de investigación para la reproducción de especies encautiverio, sobre todo aquellas en vía de extinción, y un centrode buceo que permitirá nadar entre tiburones.

Incluso se podrá tocar a algunas especies, como la raya, enestanques especiales.

Construido en cuatro años con un presupuesto de 130 millones dereales (40.5 millones de dólares) y financiado totalmente porfondos privados, AquaRio funcionará todos los días de la semana ypodrá recibir mil personas por hora.

En su primer año, espera recibir un millón de visitantes.

Mundo

Brasil, el declive político y social

El país latinoamericano fue considerado una potencia emergente, ahora se ve envuelto en una crisis de corrupción, inseguridad y economía

México

Violencia cobra vida de 80 políticos en el actual proceso electoral

Otras 70 personas relacionadas con candidatos sufrieron alguna agresión, esto de acuerdo al Tercer Informe de Violencia Política México 2018

México

INE, sin poder contra uso indebido de datos

El árbitro electoral puede actuar sólo mediante denuncia y sólo por la difusión de noticias falsas

República

Abandonados en EU miles de niños migrantes

No baja la migración del Triángulo Norte porque no mengua la violencia; EU regresa cada semana a 400 salvadoreños con antecedentes penales.

Ecología

Espárragos, el oro de Brandenburgo

Alemania celebra el inicio de su temporada de espárragos, una delikatessen, con diferentes platillos

Salud

Salud y alimentación: comer para vencer el cáncer

Que sea natural no quiere decir que sea bueno, los especialistas advierten sobre algunas plantas y productos alimenticios que interfieren en los tratamientos oncológicos

Mundo

Colombia, una paz amenazada

El asesinato de tres periodistas ecuatorianos y el secuestro de una pareja, son dos de los acontecimientos más recientes que involucran a las FARC y que hacen dudar que la tranquilidad regrese al país