/ sábado 8 de abril de 2017

Casi linchan a pareja por falsa acusación en Whatsapp

Una multitud intentó linchar a una pareja en la ciudad brasileña de  debido a una confusión provocada por una falsa acusación sobre el secuestro de un niño que se viralizó a través de la aplicación Whatsapp, informó ayer la policía.

La pareja, que vendía productos lácteos en diferentes comercios de Araruama, un balneario en el litoral norte del estado de Río de Janeiro, sufrió heridas sin gravedad tras ser golpeada en la tarde del miércoles, informó la Policía Civil.

El vehículo en que estaban las víctimas fue cercado por unas 200 personas que les acusaban de ser secuestrar a un niño luego de que un mensaje sobre la supuesta presencia en la ciudad de una pareja de secuestradores se regara como pólvora entre los habitantes de Araruama.

La confusión obedeció a que el mensaje indicaba que los desconocidos utilizaban un automóvil blanco, el mismo color y modelo del vehículo usado por las víctimas.

La pareja se salvó de un posible linchamiento porque permaneció encerrada en el automóvil mientras la multitud lo golpeaba e intentaba voltearlo hasta que llegó la policía.

El propietario del vehículo, Luiz Aurelio de Paula, dijo que intentó alegar en vano ante los agresores que era un comerciante y les pidió que verificaran su versión con los encargados de la panadería frente a la que estaba estacionado pero que nadie quiso escucharlo.

La multitud fue contenida por los policías, que rescataron a la pareja y la condujeron a una comisaría, pero los agentes no consiguieron impedir que una mujer le prendiera fuego al vehículo cuando ya estaba vacío.

Una multitud intentó linchar a una pareja en la ciudad brasileña de  debido a una confusión provocada por una falsa acusación sobre el secuestro de un niño que se viralizó a través de la aplicación Whatsapp, informó ayer la policía.

La pareja, que vendía productos lácteos en diferentes comercios de Araruama, un balneario en el litoral norte del estado de Río de Janeiro, sufrió heridas sin gravedad tras ser golpeada en la tarde del miércoles, informó la Policía Civil.

El vehículo en que estaban las víctimas fue cercado por unas 200 personas que les acusaban de ser secuestrar a un niño luego de que un mensaje sobre la supuesta presencia en la ciudad de una pareja de secuestradores se regara como pólvora entre los habitantes de Araruama.

La confusión obedeció a que el mensaje indicaba que los desconocidos utilizaban un automóvil blanco, el mismo color y modelo del vehículo usado por las víctimas.

La pareja se salvó de un posible linchamiento porque permaneció encerrada en el automóvil mientras la multitud lo golpeaba e intentaba voltearlo hasta que llegó la policía.

El propietario del vehículo, Luiz Aurelio de Paula, dijo que intentó alegar en vano ante los agresores que era un comerciante y les pidió que verificaran su versión con los encargados de la panadería frente a la que estaba estacionado pero que nadie quiso escucharlo.

La multitud fue contenida por los policías, que rescataron a la pareja y la condujeron a una comisaría, pero los agentes no consiguieron impedir que una mujer le prendiera fuego al vehículo cuando ya estaba vacío.