/ martes 16 de mayo de 2017

Descubren el exoplaneta más inflado jamás visto

Los astrónomos de la Universidad de Lehigh (EE.UU.) han dado a conocer el descubrimiento de un extraño exoplaneta (KELT-11b) con una densidad similar a la de la espuma de poliestireno —conocida también como telgopor, espumaflex, poliexpán o unicel—, pero un 40 % más extenso que Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar.

Joshua Pepper, el científico que lideró el estudio, afirma que este planeta, ubicado en la constelación Sextans a unos 320 años luz de nosotros, "se infló literalmente" y adquirió así una atmósfera con un tamaño sin precedentes. Según el astrofísico, esta característica lo convierte "en el planeta ideal" para la aplicación de metodologías de estudio de los exoplanetas y mejorar los procedimientos existentes para la búsqueda de vida en planetas similares.

Los científicos creen que la razón de esta extraña 'hinchazón' del KELT-11b es la ubicación respecto a su estrella HD 93396: unas cinco veces más cerca de lo que Mercurio está del Sol. De esta forma, la inmensa cantidad de energía que emite la estrella aumenta la temperatura de la atmósfera de este planeta hasta unos 1.100 °C y provoca su expansión.

En la última década, astrónomos de todo el mundo han descubierto miles de planetas fuera de nuestro sistema solar, muchos de ellos con similares características a las de la Tierra. Por esta razón, los investigadores trabajan activamente en el estudio de sus atmósferas y la búsqueda de señales de vida en estos lejanos lugares.

/afa

Los astrónomos de la Universidad de Lehigh (EE.UU.) han dado a conocer el descubrimiento de un extraño exoplaneta (KELT-11b) con una densidad similar a la de la espuma de poliestireno —conocida también como telgopor, espumaflex, poliexpán o unicel—, pero un 40 % más extenso que Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar.

Joshua Pepper, el científico que lideró el estudio, afirma que este planeta, ubicado en la constelación Sextans a unos 320 años luz de nosotros, "se infló literalmente" y adquirió así una atmósfera con un tamaño sin precedentes. Según el astrofísico, esta característica lo convierte "en el planeta ideal" para la aplicación de metodologías de estudio de los exoplanetas y mejorar los procedimientos existentes para la búsqueda de vida en planetas similares.

Los científicos creen que la razón de esta extraña 'hinchazón' del KELT-11b es la ubicación respecto a su estrella HD 93396: unas cinco veces más cerca de lo que Mercurio está del Sol. De esta forma, la inmensa cantidad de energía que emite la estrella aumenta la temperatura de la atmósfera de este planeta hasta unos 1.100 °C y provoca su expansión.

En la última década, astrónomos de todo el mundo han descubierto miles de planetas fuera de nuestro sistema solar, muchos de ellos con similares características a las de la Tierra. Por esta razón, los investigadores trabajan activamente en el estudio de sus atmósferas y la búsqueda de señales de vida en estos lejanos lugares.

/afa