/ viernes 7 de abril de 2017

Conagua estima que sequía en México podría extenderse hasta el 2018

CIUDAD DE MÉXICO. -La sequía en México podría continuar el siguiente año dado que se pronostica para este 2017 el fenómeno de El Niño, el cual ocasionaría un escenario "poco usual" ya que esta variación climática históricamente se produce en intervalos de dos a siete años, adelantó, Roberto Ramírez de la Parra, Director General de la Comisión Nacional del Agua, Conagua. Hoy se está pronosticando por primera vez en la historia un Niño para este año. Nunca se había presentado desde que se tiene registro un Niño, una Niña y un Niño. Si esto sucediera no hay forma de asemejar el 2017 con otro año en la historia de la climatología”, expuso en conferencia de prensa, Ramírez de la Parra. Sobre cómo se encuentra la situación de disponibilidad de agua potable en el territorio nacional, el funcionario explicó que la época de estiaje que se ha venido dando más los frentes fríos que a pesar de ser varios no han dejado una gran precipitación han traído como consecuencia lluvia por debajo de la media sobre todo en la zona sureste de México.

Entérate: 

El año pasado el fenómeno del Niño se prolongó 14 meses, el cual consiste en tener una temperatura por arriba del promedio del Océano Pacífico, y luego de una época neutral se presentó La Niña, que es todo lo contrario en el mes de octubre, ambos eventos provocaron drásticos cambios climatológicos como lluvias intensas o sequía”, expuso el titular de Conagua. Detalló que el caso de la Ciudad de México hubo 75 días sin lluvia, sin embargo, en el mes de marzo hubo precipitación por arriba del promedio y aunque todavía no se llega a los niveles normales, hay suficiente agua almacenada para abastecer a la capital del país durante este 2017 y 2018.

Mientras que, para el resto del país, subrayó que por ahora solo la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca es la que presenta una sequía extrema, “hasta ahora no hay otra zona en el territorio nacional que este presentando una situación de esta naturaleza que deba alarmarnos o que requiera de una medida emergente”.

“Hubo algunos estados donde la precipitación fue por debajo de promedio y se tuvo que restringir en la parte de riego como Tamaulipas que se autorizó 1.8 regadíos precisamente porque estaba lloviendo menos, pero en el mes de marzo ya salió de esta situación”, apuntó.

Aunque la predicción indica que El Niño llegará en el último trimestre del año, Ramírez explicó que será difícil predecir los niveles de precipitación durante las temporadas de lluvia en el país.

CIUDAD DE MÉXICO. -La sequía en México podría continuar el siguiente año dado que se pronostica para este 2017 el fenómeno de El Niño, el cual ocasionaría un escenario "poco usual" ya que esta variación climática históricamente se produce en intervalos de dos a siete años, adelantó, Roberto Ramírez de la Parra, Director General de la Comisión Nacional del Agua, Conagua. Hoy se está pronosticando por primera vez en la historia un Niño para este año. Nunca se había presentado desde que se tiene registro un Niño, una Niña y un Niño. Si esto sucediera no hay forma de asemejar el 2017 con otro año en la historia de la climatología”, expuso en conferencia de prensa, Ramírez de la Parra. Sobre cómo se encuentra la situación de disponibilidad de agua potable en el territorio nacional, el funcionario explicó que la época de estiaje que se ha venido dando más los frentes fríos que a pesar de ser varios no han dejado una gran precipitación han traído como consecuencia lluvia por debajo de la media sobre todo en la zona sureste de México.

Entérate: 

El año pasado el fenómeno del Niño se prolongó 14 meses, el cual consiste en tener una temperatura por arriba del promedio del Océano Pacífico, y luego de una época neutral se presentó La Niña, que es todo lo contrario en el mes de octubre, ambos eventos provocaron drásticos cambios climatológicos como lluvias intensas o sequía”, expuso el titular de Conagua. Detalló que el caso de la Ciudad de México hubo 75 días sin lluvia, sin embargo, en el mes de marzo hubo precipitación por arriba del promedio y aunque todavía no se llega a los niveles normales, hay suficiente agua almacenada para abastecer a la capital del país durante este 2017 y 2018.

Mientras que, para el resto del país, subrayó que por ahora solo la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca es la que presenta una sequía extrema, “hasta ahora no hay otra zona en el territorio nacional que este presentando una situación de esta naturaleza que deba alarmarnos o que requiera de una medida emergente”.

“Hubo algunos estados donde la precipitación fue por debajo de promedio y se tuvo que restringir en la parte de riego como Tamaulipas que se autorizó 1.8 regadíos precisamente porque estaba lloviendo menos, pero en el mes de marzo ya salió de esta situación”, apuntó.

Aunque la predicción indica que El Niño llegará en el último trimestre del año, Ramírez explicó que será difícil predecir los niveles de precipitación durante las temporadas de lluvia en el país.