/ viernes 19 de abril de 2024

Dream Chaser, el minitransbordador estadounidense con alma soviética

Estados Unidos está por probar una nueva nave espacial, con un diseño nacido en los años 60 al otro lado del mundo, en la Unión Soviética.

Desde el accidente del Transbordador Columbia en 2003, la NASA derivó a empresas privadas, aunque con financiamiento de la NASA, la creación de la nave espacial del siglo XXI, para volar a la Estación Espacial, a la Luna, a Marte y más allá.

La primera nave privada en volar al espacio fue el carguero Dragón de SpaceX y luego su versión tripulada.

El carguero espacial Cygnus de Orbital Science Corporation ya suministra a la Estación Espacial Internacional.

Boeing está por inaugurar sus vuelos tripulados con la nave espacial Starliner CST-100 para mayo de este año.

Mientras tanto, la NASA está desarrollando su nave espacial Orión, que en algún momento volará al espacio.

Estas naves espaciales son en realidad cápsulas espaciales, vuelan abordo de un cohete y regresan a la Tierra en una trayectoria balística, desplegando paracaídas, tal y como lo hacían las Apollo de los Estados Unidos, las actuales Soyuz de Rusia, las Shenzhou de China y la próxima Gaganyaan de la India.

Sin embargo, contrario a lo esperado, está por volar una nave espacial diferente a todas, un minitransbordador, que despegará sobre un cohete y regresará a la Tierra volando como un avión.

El minitransbordador de nombre Dream Chaser (Cazador de Sueños), tendrá su versión de carga y en un futuro no lejano su versión tripulada, para hasta siete astronautas.

El interesante diseño de la Dream Chaser no es nuevo ni estadounidense, viene de los años 60 de la Unión Soviética.

Dream Chaser con el módulo Shooting Star. | Gráfico: Sierra Nevada Space Systems

MiG -105, el precursor de Dreamchaser

En 1960, en el proyecto militar Spiral de la Unión Soviética, nació el Mig-105, un transporte espacial para llevar cosmonautas a la órbita baja, a las entonces futuras estaciones espaciales.

El proyecto tuvo interesantes innovaciones, pero para 1978 se había cancelado y lo aprendido sirvió para el Transbordador Espacial Soviético Burán, el cual realizó un único vuelo espacial no tripulado en 1988.

Años después, entre 1982 y 1984, la Unión Soviética construyó el BOR-4, un derivado del Mig-105, con el objetivo de probar los paneles protectores para el reingreso a la Tierra del Transbordador Burán.

Recuperando al BOR-4 (1983). | Foto: NASA

BOR-4 realizó cuatro vuelos de prueba, despegando en un cohete y regresando a la Tierra amarizando en el océano.

Fue durante una prueba en 1983, cuando BOR-4 amarizó cerca de la Isla de Cocos en el Océano Índico.

Un barco de la Armada Soviética lo recuperaba y en ese momento un avión de reconocimiento P-3 Orión de la Real Fuerza Aérea Australiana, lo fotografió y en occidente se conoció el proyecto.

Mig-105. | Foto: Bernhard Gröhl

Renacimiento en Estados Unidos

En los años 90, mientras volaba el Transbordador Espacial Shuttle, la NASA sintió la necesidad de una nave menos costosa para transportar astronautas a la futura Estación Espacial Freedom.

Esta es la razón de por qué la Unión Soviética nunca necesitó un Transbordador Espacial enorme como el Shuttle estadounidense, ya que ellos viajaban a sus Estaciones Espaciales, mientras que Estados Unidos realizaba sus experimentos abordo del Transbordador.

El diseño estadounidense se llevó a cabo en la Universidad Estatal de Carolina del Norte y en la Universidad A & T, ahí nació el HL-20, un minitransbordador de bajo costo.

El HL-20 estaba basado en los modelos experimentales: M2-F2, M2-F3, HL-10, X24A y X24B. Aunque con una fuerte influencia del Mig-105 y sobre todo del BOR-4 soviéticos.

Al pasar los años, el HL-20 nunca voló al espacio, el proyecto de la Estación Espacial Freedom se estancó, y solo con la llegada de Rusia al proyecto, avanzó hasta la actual Estación Espacial Internacional.

Dream Chaser en la Estación Espacial Internacional. | Gráfico: Sierra Nevada Space Systems

¿Cómo es el Dreamchaser?

El minitransbordador Dream Chaser lo propuso la empresa SpaceDev, que después fue adquirida por Sierra Nevada.

Por ahora, volará la versión de carga para abastecer a la Estación Espacial, y una vez que sea funcional, llegará la versión tripulada.

La Dream Chaser mide 9 metros de largo y 7 m de envergadura, puede transportar hasta 5 toneladas. Agregando el módulo de carga Shooting Star (Estrella Fugaz), la tripulación obtiene más espacio habitable y de carga. Al regresar la Dream Chaser a la Tierra, el módulo Shooting Star se desprende y se quema en la atmósfera como otros cargueros espaciales.

Dream Chaser está pensado para la órbita baja, para acceder a Estaciones Espaciales en la órbita terrestre, por lo que no contempla vuelos a mayor distancia como a la Luna o más allá.

Se ha propuesto una versión para la Agencia Espacial Europea, para volar en un cohete de Ariane Space. En Estados Unidos, Dream Chaser volaría en un cohete Atlas V, pero con su pronta salida del mercado, volará en el nuevo cohete Vulcan de ULA (United Space Alliance).

El cohete Vulcan realizó su vuelo inaugural en enero de 2024 con la misión Peregrine (UNAM) a la Luna. Vulcan reemplazará a los cohetes Atlas V y Delta IV Heavy.

Dream Chaser volaría en su primer vuelo operativo en abril de este año, pero en días recientes se anunció su retraso para el segundo semestre de 2024.

Mientras esperamos el vuelo de Dream Chaser, la Starliner tripulada de Boeing está por despegar y pronto hablaremos de ella.

HL-20. | Gráfico: NASA / James Schultz

german@astropuebla.org

Desde el accidente del Transbordador Columbia en 2003, la NASA derivó a empresas privadas, aunque con financiamiento de la NASA, la creación de la nave espacial del siglo XXI, para volar a la Estación Espacial, a la Luna, a Marte y más allá.

La primera nave privada en volar al espacio fue el carguero Dragón de SpaceX y luego su versión tripulada.

El carguero espacial Cygnus de Orbital Science Corporation ya suministra a la Estación Espacial Internacional.

Boeing está por inaugurar sus vuelos tripulados con la nave espacial Starliner CST-100 para mayo de este año.

Mientras tanto, la NASA está desarrollando su nave espacial Orión, que en algún momento volará al espacio.

Estas naves espaciales son en realidad cápsulas espaciales, vuelan abordo de un cohete y regresan a la Tierra en una trayectoria balística, desplegando paracaídas, tal y como lo hacían las Apollo de los Estados Unidos, las actuales Soyuz de Rusia, las Shenzhou de China y la próxima Gaganyaan de la India.

Sin embargo, contrario a lo esperado, está por volar una nave espacial diferente a todas, un minitransbordador, que despegará sobre un cohete y regresará a la Tierra volando como un avión.

El minitransbordador de nombre Dream Chaser (Cazador de Sueños), tendrá su versión de carga y en un futuro no lejano su versión tripulada, para hasta siete astronautas.

El interesante diseño de la Dream Chaser no es nuevo ni estadounidense, viene de los años 60 de la Unión Soviética.

Dream Chaser con el módulo Shooting Star. | Gráfico: Sierra Nevada Space Systems

MiG -105, el precursor de Dreamchaser

En 1960, en el proyecto militar Spiral de la Unión Soviética, nació el Mig-105, un transporte espacial para llevar cosmonautas a la órbita baja, a las entonces futuras estaciones espaciales.

El proyecto tuvo interesantes innovaciones, pero para 1978 se había cancelado y lo aprendido sirvió para el Transbordador Espacial Soviético Burán, el cual realizó un único vuelo espacial no tripulado en 1988.

Años después, entre 1982 y 1984, la Unión Soviética construyó el BOR-4, un derivado del Mig-105, con el objetivo de probar los paneles protectores para el reingreso a la Tierra del Transbordador Burán.

Recuperando al BOR-4 (1983). | Foto: NASA

BOR-4 realizó cuatro vuelos de prueba, despegando en un cohete y regresando a la Tierra amarizando en el océano.

Fue durante una prueba en 1983, cuando BOR-4 amarizó cerca de la Isla de Cocos en el Océano Índico.

Un barco de la Armada Soviética lo recuperaba y en ese momento un avión de reconocimiento P-3 Orión de la Real Fuerza Aérea Australiana, lo fotografió y en occidente se conoció el proyecto.

Mig-105. | Foto: Bernhard Gröhl

Renacimiento en Estados Unidos

En los años 90, mientras volaba el Transbordador Espacial Shuttle, la NASA sintió la necesidad de una nave menos costosa para transportar astronautas a la futura Estación Espacial Freedom.

Esta es la razón de por qué la Unión Soviética nunca necesitó un Transbordador Espacial enorme como el Shuttle estadounidense, ya que ellos viajaban a sus Estaciones Espaciales, mientras que Estados Unidos realizaba sus experimentos abordo del Transbordador.

El diseño estadounidense se llevó a cabo en la Universidad Estatal de Carolina del Norte y en la Universidad A & T, ahí nació el HL-20, un minitransbordador de bajo costo.

El HL-20 estaba basado en los modelos experimentales: M2-F2, M2-F3, HL-10, X24A y X24B. Aunque con una fuerte influencia del Mig-105 y sobre todo del BOR-4 soviéticos.

Al pasar los años, el HL-20 nunca voló al espacio, el proyecto de la Estación Espacial Freedom se estancó, y solo con la llegada de Rusia al proyecto, avanzó hasta la actual Estación Espacial Internacional.

Dream Chaser en la Estación Espacial Internacional. | Gráfico: Sierra Nevada Space Systems

¿Cómo es el Dreamchaser?

El minitransbordador Dream Chaser lo propuso la empresa SpaceDev, que después fue adquirida por Sierra Nevada.

Por ahora, volará la versión de carga para abastecer a la Estación Espacial, y una vez que sea funcional, llegará la versión tripulada.

La Dream Chaser mide 9 metros de largo y 7 m de envergadura, puede transportar hasta 5 toneladas. Agregando el módulo de carga Shooting Star (Estrella Fugaz), la tripulación obtiene más espacio habitable y de carga. Al regresar la Dream Chaser a la Tierra, el módulo Shooting Star se desprende y se quema en la atmósfera como otros cargueros espaciales.

Dream Chaser está pensado para la órbita baja, para acceder a Estaciones Espaciales en la órbita terrestre, por lo que no contempla vuelos a mayor distancia como a la Luna o más allá.

Se ha propuesto una versión para la Agencia Espacial Europea, para volar en un cohete de Ariane Space. En Estados Unidos, Dream Chaser volaría en un cohete Atlas V, pero con su pronta salida del mercado, volará en el nuevo cohete Vulcan de ULA (United Space Alliance).

El cohete Vulcan realizó su vuelo inaugural en enero de 2024 con la misión Peregrine (UNAM) a la Luna. Vulcan reemplazará a los cohetes Atlas V y Delta IV Heavy.

Dream Chaser volaría en su primer vuelo operativo en abril de este año, pero en días recientes se anunció su retraso para el segundo semestre de 2024.

Mientras esperamos el vuelo de Dream Chaser, la Starliner tripulada de Boeing está por despegar y pronto hablaremos de ella.

HL-20. | Gráfico: NASA / James Schultz

german@astropuebla.org

CDMX

Fuertes lluvias inundan las calles de Iztapalapa y Tláhuac

Reportes del C5 muestran varias calles anegadas, lo cual ha complicado el tráfico en la zona

Justicia

Capturan a presunto responsable de ataque al periodista Güero Hans en Caborca, Sonora

Jesús Eduardo “N”, alias “El Chino Cuajo”, de 22 años fue detenido a bordo de una Suburban, en el que viajaba con otro individuo que logró escapar en el momento

Sociedad

Rescatan a 107 refugiados que se encontraban en Tzanembolóm, Chiapas

La operación tuvo como objetivo principal el rescate de cerca de 107 personas que habían permanecido durante 10 días en una escuela primaria local refugiados de la inseguridad

Finanzas

México tiene que revisar su comercio con China porque no es recíproco: SHCP

En el mismo tenor, hizo hincapié en que “estamos dependiendo demasiado de productos básicos de nuestros hogares de China”

Mundo

Decomisan 10 kilos de metanfetamina a ciudadano chino en aeropuerto de la Ciudad de México

La Semar informó este sábado que, el pasado jueves, personal naval perteneciente a la Unidad Naval de Protección Aeroportuaria (UNAPAP) llevó a cabo la detención del ciudadano chino

CDMX

Cumplimentan dos órdenes de captura contra Miguel N, presunto feminicida serial de Iztacalco

También se le formuló la imputación y se obtuvo su vinculación a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva