/ miércoles 29 de julio de 2020

Estudio podría revelar origen de las rocas de Stonehenge

Un estudio encontró que la mayoría de las piedras gigantes que componen el lugar, conocidas como "sarsens", parecen compartir un origen común

Stonehenge, una maravilla neolítica en el sur de Inglaterra, ha turbado a historiadores y arqueólogos durante siglos por sus misterios: ¿cómo se construyó? ¿Cuál era su propósito? ¿De dónde provienen sus imponentes rocas?

La última interrogante podría finalmente tener respuesta tras la publicación el miércoles de una investigación que encontró que la mayoría de las piedras gigantes que componen el lugar, conocidas como "sarsens", parecen compartir un origen común a 25 km de distancia, en Wast Woods, una zona de gran actividad prehistórica.

Los hallazgos refuerzan la teoría de que los megalitos fueron llevados a Stonehenge prácticamente al mismo tiempo: unos 2 mil 500 años AC, en la segunda fase de construcción del monumento, lo que a su vez podría ser una señal de que sus constructores pertenecían a una sociedad altamente organizada.

Este estudio, publicado en el periódico científico Science Advances, también contradice planteos previos de que una gran roca específicamente, la Heel Stone, pertenece a las inmediaciones del lugar y fue erigida antes que el resto.

The Heel Stone

El director de la investigación David Nash, profesor de geografía física en la Universidad de Brighton, declaró a la AFP que la tecnología requerida para analizar las piedras, que tienen hasta nueve metros de altura y pesan tanto como 30 toneladas métricas, no existía hasta hace poco.

Nash y su equipo usaron rayos-X portátiles para analizar la composición química de las rocas, que son 99% sílice pero contienen trazas de varios otros elementos.

"Eso nos reveló que la mayoría de las piedras tienen una composición química común, lo que nos llevó a determinar que lo que estamos buscando aquí es una única fuente", indicó el investigador.

Luego, examinaron dos muestras medulares de una de las rocas que se habían obtenido durante los trabajos de restauración realizados en 1958, pero que se habían perdido hasta que reaparecieron en 2018 y 2019 respectivamente.

Practicaron a las muestras una técnica de análisis más sofisticada llamada espectometría de masa, que detecta un mayor abanico de elementos con más precisión.

El resultado de la composición fue luego comparado con 20 posibles lugares de origen de estas rocas sedimentarias, siendo West Woods y Wiltshire los lugares más afines.

Foto: AFP

- "Enorme esfuerzo" -

Investigaciones previas descubrieron que las piedras más pequeñas de Stonehenge vinieron de Gales, unos 200 km al oeste. El nuevo estudio asegura que esas piedras y las "sarsen" fueron colocados al mismo tiempo.

"Así que debió haber sido un esfuerzo enorme en ese momento", sostuvo Nash. "Stonehenge es como una convergencia de materiales traídos de diferentes lugares", acotó.

Todavía se desconoce cómo los primeros británicos pudieron transportar 25 km las enormes rocas, aunque la idea predominante es que fueron arrastradas con trineos. Sin embargo, la significación del lugar sigue siendo un misterio.

"Creo que tenemos aquí a una sociedad muy organizada", señaló Nash.

En cuanto al por qué se eligió West Woods como origen de las piedras, el profesor consideró que pudo tratarse de pragmatismo, por ser uno de los lugares más cercanos.

Pero en la zona se ha detectado abundante actividad neolítica temprana, con numerosas tumbas -conocidas como túmulos-, grandes excavaciones circulares y una roca que se utilizaba para afilar hachas.

Nash dijo que el método ideado por el equipo de investigación podría ayudar a responder más interrogantes arqueológicas, como la ruta utilizada para transportar las piedras, que podría determinarse si se hallan lascas de las enormes rocas en los puntos de referencia.

Él y su equipo también esperan utilizar la técnica en otros lugares donde se erigen "sarsens".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Stonehenge, una maravilla neolítica en el sur de Inglaterra, ha turbado a historiadores y arqueólogos durante siglos por sus misterios: ¿cómo se construyó? ¿Cuál era su propósito? ¿De dónde provienen sus imponentes rocas?

La última interrogante podría finalmente tener respuesta tras la publicación el miércoles de una investigación que encontró que la mayoría de las piedras gigantes que componen el lugar, conocidas como "sarsens", parecen compartir un origen común a 25 km de distancia, en Wast Woods, una zona de gran actividad prehistórica.

Los hallazgos refuerzan la teoría de que los megalitos fueron llevados a Stonehenge prácticamente al mismo tiempo: unos 2 mil 500 años AC, en la segunda fase de construcción del monumento, lo que a su vez podría ser una señal de que sus constructores pertenecían a una sociedad altamente organizada.

Este estudio, publicado en el periódico científico Science Advances, también contradice planteos previos de que una gran roca específicamente, la Heel Stone, pertenece a las inmediaciones del lugar y fue erigida antes que el resto.

The Heel Stone

El director de la investigación David Nash, profesor de geografía física en la Universidad de Brighton, declaró a la AFP que la tecnología requerida para analizar las piedras, que tienen hasta nueve metros de altura y pesan tanto como 30 toneladas métricas, no existía hasta hace poco.

Nash y su equipo usaron rayos-X portátiles para analizar la composición química de las rocas, que son 99% sílice pero contienen trazas de varios otros elementos.

"Eso nos reveló que la mayoría de las piedras tienen una composición química común, lo que nos llevó a determinar que lo que estamos buscando aquí es una única fuente", indicó el investigador.

Luego, examinaron dos muestras medulares de una de las rocas que se habían obtenido durante los trabajos de restauración realizados en 1958, pero que se habían perdido hasta que reaparecieron en 2018 y 2019 respectivamente.

Practicaron a las muestras una técnica de análisis más sofisticada llamada espectometría de masa, que detecta un mayor abanico de elementos con más precisión.

El resultado de la composición fue luego comparado con 20 posibles lugares de origen de estas rocas sedimentarias, siendo West Woods y Wiltshire los lugares más afines.

Foto: AFP

- "Enorme esfuerzo" -

Investigaciones previas descubrieron que las piedras más pequeñas de Stonehenge vinieron de Gales, unos 200 km al oeste. El nuevo estudio asegura que esas piedras y las "sarsen" fueron colocados al mismo tiempo.

"Así que debió haber sido un esfuerzo enorme en ese momento", sostuvo Nash. "Stonehenge es como una convergencia de materiales traídos de diferentes lugares", acotó.

Todavía se desconoce cómo los primeros británicos pudieron transportar 25 km las enormes rocas, aunque la idea predominante es que fueron arrastradas con trineos. Sin embargo, la significación del lugar sigue siendo un misterio.

"Creo que tenemos aquí a una sociedad muy organizada", señaló Nash.

En cuanto al por qué se eligió West Woods como origen de las piedras, el profesor consideró que pudo tratarse de pragmatismo, por ser uno de los lugares más cercanos.

Pero en la zona se ha detectado abundante actividad neolítica temprana, con numerosas tumbas -conocidas como túmulos-, grandes excavaciones circulares y una roca que se utilizaba para afilar hachas.

Nash dijo que el método ideado por el equipo de investigación podría ayudar a responder más interrogantes arqueológicas, como la ruta utilizada para transportar las piedras, que podría determinarse si se hallan lascas de las enormes rocas en los puntos de referencia.

Él y su equipo también esperan utilizar la técnica en otros lugares donde se erigen "sarsens".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Justicia

Caen cuatro de los autores materiales del feminicidio de Alexis

Se solicitó la orden de captura en torno a un sujeto que mantenía una relación con la víctima y fue quien la entregó con las personas que le quitaron la vida

México

Ssa estima dos millones 281 mil 355 casos de Covid-19 en México

La dependencia reportó 185 mil 715 víctimas mortales de la enfermedad provocada por el Covid-19

Política

García Cabeza de Vaca asegura que no se someterá al gobierno federal

Este domingo se desarrolló en Ciudad Victoria una manifestación de apoyo al mandatario

Sociedad

Bajo observación | México, un año en pandemia y aún no se avizora el final

México registró 458 nuevas muertes por la Covid-19 en la última jornada para acumular un total de 185.715 fallecidos con esa enfermedad

Finanzas

#Data | 2020, el peor año para la industria de la construcción

Aunque la pandemia tuvo un severo impacto en el desempeño para la industria, el sector público desde 2012 había venido reduciendo su participación año con año

Política

Rifa del avión presidencial fue un mensaje político: Lotería Nacional

“La idea fue mostrar todo lo que se puede comprar y hacer con el dinero destinado a lujos como el avión”, explica en entrevista su directora Margarita González Saravia

Sociedad

ASF tiene poca eficacia para combatir la corrupción

Sólo cuatro por ciento de las cuatro mil denuncias hechas por la Auditoría ha derivado en una sentencia

Valle de México

En Naucalpan, Ford va por 5 mil empleos

El municipio se convertirá en un punto de referencia de investigación para la armadora estadounidense

Sociedad

Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Expertas expusieron que la pandemia fracturó el acceso a servicios de salud y anticonceptivos