/ miércoles 5 de agosto de 2020

Pandemia reduce a la mitad los ruidos que provoca la actividad humana

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Política

Diputados aprueban en comisiones eliminación de 109 fideicomisos

Con esta eliminación, el Gobierno federal obtendrá 68 mil 478 millones de pesos para que empleé en programas sociales y la atención de la pandemia por Covid-19

Justicia

Juez ordena reabrir caso del periodista asesinado Javier Valdez

Hoy un juez admitió las pruebas en contra de uno de los autores materiales de su asesinato

Mundo

Periodistas piden a CIDH actuar ante ataques en El Salvador

Los firmantes, entre ellos Rubén Blades y Diego Luna, solicitaron al organismo internacional que "monitoree de manera especial y con extrema urgencia la situación al más breve plazo"

Mundo

#Data | Trump tiene un mes para acortar la ventaja de Biden

Según The Economist, desde junio las probabilidades de que el ex vicepresidente Biden gane se han mantenido estables

Tecnología

Disfruta eventos deportivos como nunca antes con LG OLED TV

Con tamaños de hasta 88 pulgadas y más de 100 millones de píxeles auto iluminados, los televisores OLED de LG muestran cada movimiento sin ningún cambio de color, desenfoque o parpadeo

Deportes

Heat y Lakers inician inédita final en la NBA

Lakers como Heat solamente han perdido tres partidos en los playoffs, solventando sus respectivas series con cierta comodidad

Futbol

Tras casi un año, la selección mexicana vuelve a la acción

El cuadro de Martino enfrentara esta noche a Guatemala

Tenis

Novak Djokovic se clasifica a segunda ronda de Roland Garros

El servio venció a Ymer y sigue en busca del título 18

Gossip

Rock en Español de los 90 tendrá serie

Hari Sama prepara junto a Max Zunino la serie Los últimos análogos con lo mejor de la música de esa época para la productora francesa Gaumont Film