/ miércoles 5 de agosto de 2020

Pandemia reduce a la mitad los ruidos que provoca la actividad humana

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Política

Seis involucrados en el caso Odebrecht continúan en Pemex

Ocupan cargos directivos y gerenciales en la empresa paraestatal o alguna de sus filiales

Sociedad

Covid-19 desencadena nuevos padecimientos en pacientes

Médicos de diferentes especialidades reportan trastornos como pérdida de cabello, fatiga, insomnio y depresión, entre otros

CDMX

Personal de primera línea en la lucha contra la pandemia sufre depresión y ansiedad

Hay quienes temen contagiar a su familia, por lo que pierden el sueño y la tranquilidad

Mundo

Entra Ómicron a Pekín de cara a los Juego Olímpicos de invierno

La capital china, Pekín, informó su primera infección de transmisión local de la variante altamente transmisible del coronavirus Ómicron

Gossip

Scream, el grito que renovó el cine de terror celebra 25 años de su estreno

Scream celebra 25 años con el lanzamiento de la quinta entrega de la franquicia. Su estreno en 1996 significó el resurgimiento del cine de horror, con una fórmula que hoy en día busca reactivar la taquilla a nivel mundial

CDMX

Rutas de transporte público se unen al sistema de Movilidad Integrada de la CDMX

Con la misma mica el usuario accede al Metro, Metrobús, Trolebús y Cablebús

Cultura

La generación de la ruptura llega al museo

El Museo del Estaquillo abre la exposición Vasos comunicantes en el arte y la literatura, que a partir de los textos de Carlos Monsiváis y Juan García Ponce vincula la obra de los artistas que dieron vida a la cultura nacional en el siglo XX

Gossip

Gaby de la Garza se integra a la tercera temporada de ¿Quién mató a Sara?

Gaby de la Garza va en ¿Quién mató a Sara?, en la tercera y última temporada de la serie de Netflix próxima a estrenarse; además, anuncia la segunda entrega de Amarres, para HBO

Literatura

Hay que nombrar a la violencia para entenderla: Enrique Díaz Álvarez, Premio Anagrama de Ensayo 2021

Enrique Díaz Álvarez expone atrocidades de la historia en La palabra que aparece, ganador del Premio Anagrama de Ensayo 2021