/ miércoles 5 de agosto de 2020

Pandemia reduce a la mitad los ruidos que provoca la actividad humana

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El mundo conoció un nuevo sonido, el silencio del confinamiento, pues el ruido sísmico de alta frecuencia provocado por actividades como el tráfico, la industria y el quehacer diario de la humanidad se redujo hasta la mitad por la pandemia, según un estudio divulgado por la revista Science.

En las ciudades más grandes del mundo, los claxons de los embotellamientos fueron brevemente sustituidos por los trinos de los pájaros, un sonido que prácticamente pasa desapercibido en un ajetreado día en ciudades como la capital mexicana, Nueva York, o Hubei, en China, la probable zona cero del Covid-19.

La actividad humana es la tercera fuente más grande de ruido del mundo, y es captada a través de sismómetros, que registran más cosas que los terremotos, como las interacciones entre la corteza terrestre con los fluidos del planeta, como las corrientes marinas y el oleaje que provoca, o bien, la presión atmosférica para monitorear el subsuelo.

La actividad humana, a diferencia de las explosiones nucleares y la extracción de fluidos, es una señal continua que se registra principalmente en los sismómetros de entornos urbanos.

El estudio Silencio global del ruido sísmico de alta frecuencia debido a las medidas de bloqueo pandémico Covid-19 recopiló datos útiles de 268 estaciones sísmicas del mundo, de las cuáles 185 arrojaron reducciones significativas del ruido sísmico de alta frecuencia.Y al igual que el quehacer diario, su pico ocurre en días y horas laborales, mientras que se reduce durante las noches y los fines de semana.

"El periodo silencioso de ruido sísmico 2020 es la reducción de ruido sísmico antropogénico global más larga y prominente jamás registrada", escribieron.

El estudio, publicado en julio por la revista científica, fue codirigido por el Observatorio Real de Bélgica y otras cinco instituciones con datos recabados en 268 estaciones de monitoreo en 117 países.

Los sismógrafos también miden el ruido / Reuters

“Los periodos que a menudo son sísmicamente tranquilos incluyen los fines de semana y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo para los lugares donde se celebran. Encontramos una reducción casi global en el ruido, comenzando en China a finales de enero, seguida de Europa y el resto del mundo entre marzo y abril. El nivel de ruido que observamos durante los bloqueos duró más y, a menudo, fue más silencioso que el periodo de Navidad y Año Nuevo”, detalla el documento. Por ciudades, el estudio detalla que la que registró la mayor baja en el ruido fue Sri Lanka, un país del sureste asiático, donde la contracción fue de 50 por ciento, mientras que en Central Park, Nueva York, los domingos por la noche, el ruido de alta frecuencia fue 10 por ciento más bajo durante el confinamiento por el coronavirus, en comparación con el año anterior.

La enfermedad de Covid-19 fue declarada una emergencia sanitaria mundial en enero de 2020 y una pandemia en marzo.

Las consecuencias, por todos conocidas, fueron el inicio de medidas de restricción de la actividad, inicialmente en China e Italia, una conducta que fue imitada en el corto plazo por el resto del mundo.

El estudio señala que estas medidas alteraron el comportamiento social y económico, la industria y el turismo.

“Estos cambios drásticos en la vida diaria brindan una oportunidad única para estudiar sus impactos ambientales, como la reducción de las emisiones de óxido nitroso en la atmósfera. Las grabaciones de vibraciones sísmicas generadas por humanos que viajan a través de la Tierra sólida proporcionan información sobre la dinámica de las medidas de contingencia”.

Las escuelas también mostraron reducciones importantes en el ruido generado al interior de las instalaciones.

El estudio señaló que en lugares como Boston, ciudad que alberga la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y es considerada uno de los centros universitarios más grandes de Estados Unidos, así como en Cornwall, Reino Unido, la caída en el ruido alrededor de las instalaciones escolares es incluso 10 por ciento mayor al que ocurre durante las vacaciones escolares.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

CDMX

Siete de cada 10 enfermos de Covid en CDMX "llegan tarde y mal medicados" a hospitales

La Secretaría de Salud del gobierno capitalino señaló que cuando fallecen los pacientes no se contabiliza como muerte hospitalaria, ya que llegan en "condición agónica

Sociedad

CDMX sigue en rojo, pero alistan reapertura de centros comerciales

Autocinemas, papelerías, ópticas y tiendas de acabado para construcción podrán operar a partir del próximo 25 de enero

Política

AMLO sostendrá llamada telefónica con Biden esta tarde

El canciller Marcelo Ebrard señaló que "la relación bilateral avanza a partir de la comunicación y el entendimiento"

Policía

Reportan balacera en la colonia Nápoles

De acuerdo con los primeros reportes, se habría tratado de un asalto en la esquina de las calles Dakota y Georgia

Virales

"No soy la Basílica", maestro de la UNAM presume ser estricto con alumna enferma de Covid

Ximena, estudiante de licenciatura, pidió comprensión para salvar el semestre; el profesor la ignoró y dijo que no hace milagros

Virales

La fuerza se apodera del Niño Dios y lo convierte en Baby Yoda

Un artista multidisciplinario decidió fusionar al personaje de la serie "The Mandalorian" con la figura religiosa

México

Del IFAI al Inai: La lucha por el derecho a saber

Hace casi dos décadas nació el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, con el objetivo de resolver las controversias derivadas de las solicitudes de información hechas por los ciudadanos

Sociedad

Retan al Covid en Chiapas con ferias en Zinacantán y Chilón

A decir de las autoridades se habrían reunido por los días de feria unas 15 mil personas

Salud

Cervecera une fuerzas para crear el Hospital General La Pastora

Contará con inversión privada y dispondrá de 100 camas para atender a pacientes con Covid-19