/ jueves 19 de enero de 2017

Combatirían niñas británicas delitos cibernéticos

El Cuartel general de comunicaciones del Gobierno (GCHQ), una de las agencias de servicios secretos del Reino Unido, presentó ayer un concurso para encontrar a las adolescentes de 13 a 15 años más "brillantes" que puedan "proteger a la nación de futuros ataques cibernéticos".

El Centro nacional de ciberseguridad (NCSC), creado el año pasado e integrado en el GCHQ, es el encargado de gestionar la competición "CyberFirst Girls", en la que pueden participar chicas de esas edades en equipos de cuatro y supervisadas por un profesor.

Según un comunicado, los equipos deberán superar varios obstáculos por internet que pondrán a prueba "sus habilidades en ciberseguridad" y los diez mejores tomarán parte en una final en Londres en marzo.

Las ganadoras recibirán premios personales y mil libras (1.150 euros) en material informático para sus escuelas.

De acuerdo con los organizadores, el concurso "es un paso importante para derribar las barreras que impiden a las mujeres unirse a la lucha contra el crimen en internet" y hacer carrera en los servicios secretos.

El Gobierno británico se ha impuesto como objetivo abordar las carencias en habilidades tecnológicas y "desarrollar y cultivar a potenciales talentos", indican.

El NCSC, parte de una estrategia nacional de ciberseguridad a cinco años presentada en noviembre de 2016, es el primer centro británico únicamente dedicado a la vigilancia en internet y a prevenir ciberataques.

Su subdirectora, Alison Whitney, resaltó hoy que "las mujeres pueden tener mucho impacto, y ya lo tienen, en la ciberseguridad, y este concurso podría inspirar a muchas más a dar los primeros pasos en esta dinámica y gratificante carrera".

"Es una opción laboral que recomendaría a cualquiera y muchas mujeres podrían tener un impacto realmente positivo en el mundo", donde solo un 10 por ciento de los ciberanalistas son de ese género, manifestó.

El GCHQ, dedicado a la escucha y análisis de comunicaciones, es una de las tres agencias de inteligencia y seguridad del Reino Unido, junto con el MI5, de espionaje interior, y el MI6, de exteriores.

El Cuartel general de comunicaciones del Gobierno (GCHQ), una de las agencias de servicios secretos del Reino Unido, presentó ayer un concurso para encontrar a las adolescentes de 13 a 15 años más "brillantes" que puedan "proteger a la nación de futuros ataques cibernéticos".

El Centro nacional de ciberseguridad (NCSC), creado el año pasado e integrado en el GCHQ, es el encargado de gestionar la competición "CyberFirst Girls", en la que pueden participar chicas de esas edades en equipos de cuatro y supervisadas por un profesor.

Según un comunicado, los equipos deberán superar varios obstáculos por internet que pondrán a prueba "sus habilidades en ciberseguridad" y los diez mejores tomarán parte en una final en Londres en marzo.

Las ganadoras recibirán premios personales y mil libras (1.150 euros) en material informático para sus escuelas.

De acuerdo con los organizadores, el concurso "es un paso importante para derribar las barreras que impiden a las mujeres unirse a la lucha contra el crimen en internet" y hacer carrera en los servicios secretos.

El Gobierno británico se ha impuesto como objetivo abordar las carencias en habilidades tecnológicas y "desarrollar y cultivar a potenciales talentos", indican.

El NCSC, parte de una estrategia nacional de ciberseguridad a cinco años presentada en noviembre de 2016, es el primer centro británico únicamente dedicado a la vigilancia en internet y a prevenir ciberataques.

Su subdirectora, Alison Whitney, resaltó hoy que "las mujeres pueden tener mucho impacto, y ya lo tienen, en la ciberseguridad, y este concurso podría inspirar a muchas más a dar los primeros pasos en esta dinámica y gratificante carrera".

"Es una opción laboral que recomendaría a cualquiera y muchas mujeres podrían tener un impacto realmente positivo en el mundo", donde solo un 10 por ciento de los ciberanalistas son de ese género, manifestó.

El GCHQ, dedicado a la escucha y análisis de comunicaciones, es una de las tres agencias de inteligencia y seguridad del Reino Unido, junto con el MI5, de espionaje interior, y el MI6, de exteriores.