/ jueves 2 de febrero de 2017

Dejan de buscarla y la lince Ollie decide regresar al zoológico de Washington

El Zoológico Nacional de Washington recuperó el miércoles a la lince hembra llamada Ollie, que se fugó de su jaula el lunes y mantuvo en vilo a los internautas de la capital estadounidense.

"Volvió directamente a casa, sin haberse alejado demasiado", se felicitó en una conferencia de prensa Craig Saffoe, responsable de los grandes felinos del zoológico.

"Quería salir, divertirse un poco, ver cómo es afuera", explicó. Antes había considerado que el felino se había refugiado en uno de los arbolados parques de Washington y que su captura sería imposible.

"Cuando encuentras a un miembro de tu familia que desapareció, te da una gran alegría, una alegría loca", confió Saffoe.

La fuga de Ollie, de 7 años, provocó durante 48 horas bromas por parte de los internautas, que afirmaban que el animal huyó del nuevo clima político que hay desde la llegada del presidente Donald Trump, cuyos hijos Don y Eric son aficionados a los safaris en África.

Lee también 

Antes de su regreso, el zoológico había dicho que Ollie no suponía ningún peligro para los habitantes y que podía adaptarse muy bien a su vida en libertad y alimentarse de roedores y pájaros.

No obstante, una docena de escuelas decidió mantener dentro de sus instalaciones a sus alumnos en las horas de recreo, hasta que se anunciara el fin de la medida de precaución.

La búsqueda del felino reunió en los dos últimos días a un equipo de 10 guardias de animales y policías, que recibieron varios testimonios de habitantes del vecindario que aseguraban haber visto al animal.

Los directivos del zoológico decidieron finalmente interrumpir su rastreo argumentando "pragmatismo", dijeron el miércoles más temprano a la prensa.

"No quiero ser pesimista, pero buscamos a un gato que podría estar en cualquier árbol arriba de nuestras cabezas", había dicho más temprano Saffoe, citado por The Washington Post.

El gorro con orejas de gato se convirtió en Estados Unidos en símbolo de la resistencia a las políticas de Donald Trump, y la foto de Ollie fue ampliamente compartida en las redes sociales con comentarios políticos.

"Los muros no funcionan", decían algunos de ellos en referencia a las medidas antiinmigrantes tomadas por Trump en días recientes.

/cpg

El Zoológico Nacional de Washington recuperó el miércoles a la lince hembra llamada Ollie, que se fugó de su jaula el lunes y mantuvo en vilo a los internautas de la capital estadounidense.

"Volvió directamente a casa, sin haberse alejado demasiado", se felicitó en una conferencia de prensa Craig Saffoe, responsable de los grandes felinos del zoológico.

"Quería salir, divertirse un poco, ver cómo es afuera", explicó. Antes había considerado que el felino se había refugiado en uno de los arbolados parques de Washington y que su captura sería imposible.

"Cuando encuentras a un miembro de tu familia que desapareció, te da una gran alegría, una alegría loca", confió Saffoe.

La fuga de Ollie, de 7 años, provocó durante 48 horas bromas por parte de los internautas, que afirmaban que el animal huyó del nuevo clima político que hay desde la llegada del presidente Donald Trump, cuyos hijos Don y Eric son aficionados a los safaris en África.

Lee también 

Antes de su regreso, el zoológico había dicho que Ollie no suponía ningún peligro para los habitantes y que podía adaptarse muy bien a su vida en libertad y alimentarse de roedores y pájaros.

No obstante, una docena de escuelas decidió mantener dentro de sus instalaciones a sus alumnos en las horas de recreo, hasta que se anunciara el fin de la medida de precaución.

La búsqueda del felino reunió en los dos últimos días a un equipo de 10 guardias de animales y policías, que recibieron varios testimonios de habitantes del vecindario que aseguraban haber visto al animal.

Los directivos del zoológico decidieron finalmente interrumpir su rastreo argumentando "pragmatismo", dijeron el miércoles más temprano a la prensa.

"No quiero ser pesimista, pero buscamos a un gato que podría estar en cualquier árbol arriba de nuestras cabezas", había dicho más temprano Saffoe, citado por The Washington Post.

El gorro con orejas de gato se convirtió en Estados Unidos en símbolo de la resistencia a las políticas de Donald Trump, y la foto de Ollie fue ampliamente compartida en las redes sociales con comentarios políticos.

"Los muros no funcionan", decían algunos de ellos en referencia a las medidas antiinmigrantes tomadas por Trump en días recientes.

/cpg