/ martes 8 de septiembre de 2015

Busca Consejo acuerdo Chiapas-Tabasco para sanear río Chacamax

Tuxtla Gutiérrez.- El presidente del Consejo de la Cuenca de los Ríos Grijalva y Usumacinta, Alfredo Araujo Esquinca, dio a conocer que buscan acuerdos entre autoridades de Chiapas y Tabasco para el saneamiento del río Chacamax.

Explicó que es de gran importancia esta labor en el afluente porque tiene un alto índice de contaminación por las descargas sanitarias de los municipios de Palenque y La Libertad, Chiapas, y Emiliano Zapata, de Tabasco.

En entrevista, mencionó que se busca la participación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Asimismo, de los ayuntamientos, el Consejo de la Cuenca de los ríos Grijalva y Usumacinta, y dependencias estatales de ambos estados, a fin de conformar un comité encargado de la protección del afluente Chacamax.

El reto, destacó, es limpiar y conservar este afluente que desemboca en el Usumacinta, uno de los ríos más importantes del país.

El especialista comentó que el objetivo también es la preservación de especies de la región, donde todavía se pueden observar los monos saraguatos. (Notimex)

Tuxtla Gutiérrez.- El presidente del Consejo de la Cuenca de los Ríos Grijalva y Usumacinta, Alfredo Araujo Esquinca, dio a conocer que buscan acuerdos entre autoridades de Chiapas y Tabasco para el saneamiento del río Chacamax.

Explicó que es de gran importancia esta labor en el afluente porque tiene un alto índice de contaminación por las descargas sanitarias de los municipios de Palenque y La Libertad, Chiapas, y Emiliano Zapata, de Tabasco.

En entrevista, mencionó que se busca la participación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Asimismo, de los ayuntamientos, el Consejo de la Cuenca de los ríos Grijalva y Usumacinta, y dependencias estatales de ambos estados, a fin de conformar un comité encargado de la protección del afluente Chacamax.

El reto, destacó, es limpiar y conservar este afluente que desemboca en el Usumacinta, uno de los ríos más importantes del país.

El especialista comentó que el objetivo también es la preservación de especies de la región, donde todavía se pueden observar los monos saraguatos. (Notimex)