/ lunes 14 de septiembre de 2015

Desclasifica el INAI averiguaciones por delitos ambientales en el Edomex

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) desclasificó la reserva de 12 años de la PGR a peritajes de la averiguación previa 74/UEIDAPLE/DA/18/2011, iniciada por presuntos delitos ambientales en la construcción de viviendas sobre terrenos contaminados con metales pesados en Ecatepec, Estado de México, y le ordenó entregar versiones públicas de los mismos.

El Pleno del INAI resolvió el recurso de revisión presentado por un particular inconforme con la respuesta del sujeto obligado que clasificó como reservados y confidenciales los dictámenes solicitados; la impugnación fue turnada a la ponencia de la comisionada Areli Cano Guadiana.

La PGR señaló la imposibilidad de dar la información por guardar la reserva de averiguaciones previas y para no divulgar datos confidenciales de servidores públicos, basando su clasificación en los artículos 14 fracción III y 18 fracción II de la Ley Federal de Transparencia.

Los comisionados estudiaron que en etapa de alegatos la dependencia señaló que no se había autorizado el ejercicio de la acción penal en la averiguación previa, reconoció la existencia de nueve peritajes, pero que no era procedente entregar  versión pública de éstos porque no había transcurrido un plazo igual al de la prescripción de los delitos investigados.

En el análisis del expediente se advirtió que la averiguación previa fue concluida con el no ejercicio de la acción penal, como resultado de la falta de datos que hubieran dado lugar a la comisión de ilícitos de carácter ambiental previstos en los artículos 414 y 415 del Código Penal Federal.

Estableció que no es procedente la clasificación invocada por la PGR, con fundamento en el artículo 14, fracción III de la Ley de la materia, por lo que estimó que las documentales solicitadas son susceptibles de entregarse en versión pública, protegiendo la información confidencial y reservada que pudiera obrar en ellas.

Destaca la relevancia de proteger el nombre y firma de los peritos, ya que personas con interés en la obtención de resultados distintos a los que obran en los dictámenes correspondientes pueden atentar en contra de su vida y seguridad, incluso de las familias.

Por otra parte, determinó que no es necesario esperar a que transcurra algún plazo pues no se afecta diligencia alguna de la autoridad en razón de que no hay conducta ilícita a perseguir.

De tal manera, el INAI revocó la respuesta de la PGR y le instruyó a entregar versión pública de los nueve dictámenes periciales contenidos en la averiguación previa referida, debiendo proteger nombre y firma del perito oficial y del Agente del Ministerio Público solicitante del peritaje, su domicilio particular y el nombre del denunciante en la averiguación previa.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) desclasificó la reserva de 12 años de la PGR a peritajes de la averiguación previa 74/UEIDAPLE/DA/18/2011, iniciada por presuntos delitos ambientales en la construcción de viviendas sobre terrenos contaminados con metales pesados en Ecatepec, Estado de México, y le ordenó entregar versiones públicas de los mismos.

El Pleno del INAI resolvió el recurso de revisión presentado por un particular inconforme con la respuesta del sujeto obligado que clasificó como reservados y confidenciales los dictámenes solicitados; la impugnación fue turnada a la ponencia de la comisionada Areli Cano Guadiana.

La PGR señaló la imposibilidad de dar la información por guardar la reserva de averiguaciones previas y para no divulgar datos confidenciales de servidores públicos, basando su clasificación en los artículos 14 fracción III y 18 fracción II de la Ley Federal de Transparencia.

Los comisionados estudiaron que en etapa de alegatos la dependencia señaló que no se había autorizado el ejercicio de la acción penal en la averiguación previa, reconoció la existencia de nueve peritajes, pero que no era procedente entregar  versión pública de éstos porque no había transcurrido un plazo igual al de la prescripción de los delitos investigados.

En el análisis del expediente se advirtió que la averiguación previa fue concluida con el no ejercicio de la acción penal, como resultado de la falta de datos que hubieran dado lugar a la comisión de ilícitos de carácter ambiental previstos en los artículos 414 y 415 del Código Penal Federal.

Estableció que no es procedente la clasificación invocada por la PGR, con fundamento en el artículo 14, fracción III de la Ley de la materia, por lo que estimó que las documentales solicitadas son susceptibles de entregarse en versión pública, protegiendo la información confidencial y reservada que pudiera obrar en ellas.

Destaca la relevancia de proteger el nombre y firma de los peritos, ya que personas con interés en la obtención de resultados distintos a los que obran en los dictámenes correspondientes pueden atentar en contra de su vida y seguridad, incluso de las familias.

Por otra parte, determinó que no es necesario esperar a que transcurra algún plazo pues no se afecta diligencia alguna de la autoridad en razón de que no hay conducta ilícita a perseguir.

De tal manera, el INAI revocó la respuesta de la PGR y le instruyó a entregar versión pública de los nueve dictámenes periciales contenidos en la averiguación previa referida, debiendo proteger nombre y firma del perito oficial y del Agente del Ministerio Público solicitante del peritaje, su domicilio particular y el nombre del denunciante en la averiguación previa.