/ viernes 4 de septiembre de 2015

En Sonora el calor extremo, principal causa de consultas veterinarias

San Luis Río Colorado, Son.- El calor extremo en el noroeste de Sonora, es la principal causa de consultas veterinarias, pues las mascotas no reciben la atención adecuada que soporte tales temperaturas, estimaron expertos en el tema.

El veterinario de la tienda de mascotas "Pata de perro", Juan José Ramírez Becerra, indicó que las altas temperaturas son un factor para las enfermedades e infecciones, debido a la deshidratación e insolación de las mascotas.

"El 50 por ciento de los casos de enfermedades que atendemos es por calor. Es un componente para que al animal baje sus defensas y adquiera cualquier enfermedad, virus o infección", observó.

Por eso, recomendó mantener a las mascotas en un lugar fresco, no en calor extremo, además de tenerle su agua, sombra e incluso si el lugar donde están es sofocado, se les debe colocar algún aparato de aire, especialmente a los perros.

"El sol no es el que deshidrata en sí, sino la falta de humedad lo que más deshidrata a un cuerpo. No debemos exponerlos a climas extremos o a lugares sofocados", asumió.

Como les sucede a los niños que dejan encerrados en los vehículos, también a los perros, porque los dueños los olvidan en el interior, cuando van de compras e igual se puede presentar una deshidratación e insolación, comentó.

Agregó que los perros, en especial, carecen de glándulas sudoríparas en el cuerpo, se les deben proporcionar sueros tomados en los días calurosos, para que al día siguiente no amanezcan con las defensas bajas o insolados.

"Sucede que los perros que reciben alimento balanceado, croquetas, se nutren, pero tienden a desarrollar sistemas inmunes no tan fuertes; no como los callejeros que comen de todo y eso mismo les permite sobrevivir en condiciones extremas. Los hace fuertes y no se enferman", consideró.

Calificó como positivo que la ley castigue a quienes maltratan a los animales, porque eso ayuda a que se genere cultura entre la sociedad, sobre un mejor trato.

Por su parte, la médico veterinario responsable del Centro de Control Animal (CCA), Paulina González Robles, reveló que en esta frontera de Sonora atienden un promedio de cuatro casos de maltrato animal por semana.

Detalló que el maltrato animal no sólo se traduce en golpes hacia las mascotas, va mucho más allá, y los responsables deben de saber que pueden pagar con cárcel esas acciones, además de hacerse acreedores a sanciones del tipo económico.

Además de las agresiones físicas hacia las mascotas, agregó, el maltrato animal también se manifiesta cuando se confina a los animalitos a espacios reducidos o al hacinamiento, es decir cuando tienen varios animales en un sitio pequeño.

"También es maltrato animal cuando se les niega atención y revisión médica de manera periódica, privarlos de agua y alimentos; que sufran inclemencias del tiempo, que estén amarrados, y que deambulen por las calles", preciso.

Aclaró que no se trata de sancionar o multar, que el objetivo principal de estas atenciones es que los animales sean bien tratados y que se cree conciencia en cuanto al tipo, número y estado de las mascotas de cada ciudadano.

Declaró que la labor del CCA inicia por el control de la sobrepoblación, con campañas de esterilización, rehabilitación y entrega en adopción, eventos de convivencia de mascotas y dueños y, sobre todo, de concientización para evitar los casos de maltrato.

En noviembre de 2014 la diputada federal de Movimiento Ciudadano, Merilyn Gómez Pozos, declaró que en México hay 18 millones de perros, de los cuales sólo 30 por ciento tiene dueños y 70 por ciento restante se encuentra en la calle.

La legisladora reveló la cifra del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cuando presentó una iniciativa de reforma al Código Penal Federal, para reconocer las variantes del maltrato animal y que cada una sea castigada según la gravedad.

Entre las formas de maltrato animal, mencionó las variantes como violación, abuso sexual, tortura, lesiones, abandono y muerte, entre otras.

La Ley para la Protección de los Animales del Estado de Sonora se promulgó en mayo de 2013. (Notimex)

San Luis Río Colorado, Son.- El calor extremo en el noroeste de Sonora, es la principal causa de consultas veterinarias, pues las mascotas no reciben la atención adecuada que soporte tales temperaturas, estimaron expertos en el tema.

El veterinario de la tienda de mascotas "Pata de perro", Juan José Ramírez Becerra, indicó que las altas temperaturas son un factor para las enfermedades e infecciones, debido a la deshidratación e insolación de las mascotas.

"El 50 por ciento de los casos de enfermedades que atendemos es por calor. Es un componente para que al animal baje sus defensas y adquiera cualquier enfermedad, virus o infección", observó.

Por eso, recomendó mantener a las mascotas en un lugar fresco, no en calor extremo, además de tenerle su agua, sombra e incluso si el lugar donde están es sofocado, se les debe colocar algún aparato de aire, especialmente a los perros.

"El sol no es el que deshidrata en sí, sino la falta de humedad lo que más deshidrata a un cuerpo. No debemos exponerlos a climas extremos o a lugares sofocados", asumió.

Como les sucede a los niños que dejan encerrados en los vehículos, también a los perros, porque los dueños los olvidan en el interior, cuando van de compras e igual se puede presentar una deshidratación e insolación, comentó.

Agregó que los perros, en especial, carecen de glándulas sudoríparas en el cuerpo, se les deben proporcionar sueros tomados en los días calurosos, para que al día siguiente no amanezcan con las defensas bajas o insolados.

"Sucede que los perros que reciben alimento balanceado, croquetas, se nutren, pero tienden a desarrollar sistemas inmunes no tan fuertes; no como los callejeros que comen de todo y eso mismo les permite sobrevivir en condiciones extremas. Los hace fuertes y no se enferman", consideró.

Calificó como positivo que la ley castigue a quienes maltratan a los animales, porque eso ayuda a que se genere cultura entre la sociedad, sobre un mejor trato.

Por su parte, la médico veterinario responsable del Centro de Control Animal (CCA), Paulina González Robles, reveló que en esta frontera de Sonora atienden un promedio de cuatro casos de maltrato animal por semana.

Detalló que el maltrato animal no sólo se traduce en golpes hacia las mascotas, va mucho más allá, y los responsables deben de saber que pueden pagar con cárcel esas acciones, además de hacerse acreedores a sanciones del tipo económico.

Además de las agresiones físicas hacia las mascotas, agregó, el maltrato animal también se manifiesta cuando se confina a los animalitos a espacios reducidos o al hacinamiento, es decir cuando tienen varios animales en un sitio pequeño.

"También es maltrato animal cuando se les niega atención y revisión médica de manera periódica, privarlos de agua y alimentos; que sufran inclemencias del tiempo, que estén amarrados, y que deambulen por las calles", preciso.

Aclaró que no se trata de sancionar o multar, que el objetivo principal de estas atenciones es que los animales sean bien tratados y que se cree conciencia en cuanto al tipo, número y estado de las mascotas de cada ciudadano.

Declaró que la labor del CCA inicia por el control de la sobrepoblación, con campañas de esterilización, rehabilitación y entrega en adopción, eventos de convivencia de mascotas y dueños y, sobre todo, de concientización para evitar los casos de maltrato.

En noviembre de 2014 la diputada federal de Movimiento Ciudadano, Merilyn Gómez Pozos, declaró que en México hay 18 millones de perros, de los cuales sólo 30 por ciento tiene dueños y 70 por ciento restante se encuentra en la calle.

La legisladora reveló la cifra del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cuando presentó una iniciativa de reforma al Código Penal Federal, para reconocer las variantes del maltrato animal y que cada una sea castigada según la gravedad.

Entre las formas de maltrato animal, mencionó las variantes como violación, abuso sexual, tortura, lesiones, abandono y muerte, entre otras.

La Ley para la Protección de los Animales del Estado de Sonora se promulgó en mayo de 2013. (Notimex)