/ martes 5 de enero de 2016

En el Reino Unido diciembre fue el mes más lluvioso desde que hay registros

Londres.- El pasado diciembre fue el mes más lluvioso en el Reino Unido desde que comenzaron los registros hace más de un siglo, según los datos que dio hoy a conocer la Oficina Meteorológica británica (Met Office).

El último mes de 2015 fue también el mes más caluroso desde al menos 1910, al haber alcanzado las temperaturas una media de 7,9 grados, 4,1 más que la registrada entre 1981 y 2010.

Las precipitaciones dejaron 230 litros por metro cuadrado, casi el doble de lluvia que la que se recogió entre 1981 y 2010, período que el Met Office usa de referencia y en el que se llegó a los 120 litros por metro cuadrado.

Sin embargo, 2015 no fue el año más caluroso en el Reino Unido dado que, si bien los termómetros subieron hasta los 9,2 grados de promedio, no superó los 9,9 grados que se alcanzaron en 2014.

Además, el año pasado se ha convertido en el sexto más lluvioso desde que se tienen datos.

El Met Office apuntó que las tormentas Desmond, Eva y Frank, que dejaron inundaciones en gran parte de Escocia, Gales y el norte de Inglaterra, son las culpables de que en diciembre se batieran todos los récords de lluvia.

Respecto a las temperaturas, los elevados datos del pasado mes, que serían los típicos durante abril o mayo, dieron lugar a un diciembre menos frío de lo esperado.

La media durante 1981 y 2010 marca 11 días de viento helado durante diciembre, mientras que en las últimas semanas del año pasado solo hubo tres días de frío.

Los expertos coinciden en que estos cambios basados en altas temperaturas y recurrentes precipitaciones se deben al cambio climático.

Este hecho no ha sorprendido a científicos y meteorólogos puesto que, como predijeron desde la década de 1990, un calentamiento global implicaría inviernos más cálidos y más lluviosos en el Reino Unido, y tormentas más intensas.

Así, señalaron que la llegada de Desmond al noreste de Inglaterra -en concreto a la región de Cumbria- se debe en un 40 % al cambio climático.

Desde la Universidad de Edimburgo, el profesor David Reay sostuvo que el pasado mes evidenció que el Reino Unido aún no está preparado para afrontar catástrofes como inundaciones.

Los científicos que aconsejan al Gobierno del primer ministro David Cameron han advertido de que el aumento de las inundaciones será el principal reto derivado del cambio climático al que el Reino Unido debe haber frente.

El presupuesto anual para prevenir los daños causados por estas catástrofes naturales se recortó en 2011-12 hasta que se recuperó de nuevo en 2014-15.

Cameron prometió el pasado domingo 40 millones de libras (58,9 millones de dólares) para reparar los destrozos causados por las recientes inundaciones en Inglaterra.

Hoy todavía hay 21 alertas en Inglaterra y Gales por precipitaciones que pueden derivar en riadas. ||EFE||

/cpg

Londres.- El pasado diciembre fue el mes más lluvioso en el Reino Unido desde que comenzaron los registros hace más de un siglo, según los datos que dio hoy a conocer la Oficina Meteorológica británica (Met Office).

El último mes de 2015 fue también el mes más caluroso desde al menos 1910, al haber alcanzado las temperaturas una media de 7,9 grados, 4,1 más que la registrada entre 1981 y 2010.

Las precipitaciones dejaron 230 litros por metro cuadrado, casi el doble de lluvia que la que se recogió entre 1981 y 2010, período que el Met Office usa de referencia y en el que se llegó a los 120 litros por metro cuadrado.

Sin embargo, 2015 no fue el año más caluroso en el Reino Unido dado que, si bien los termómetros subieron hasta los 9,2 grados de promedio, no superó los 9,9 grados que se alcanzaron en 2014.

Además, el año pasado se ha convertido en el sexto más lluvioso desde que se tienen datos.

El Met Office apuntó que las tormentas Desmond, Eva y Frank, que dejaron inundaciones en gran parte de Escocia, Gales y el norte de Inglaterra, son las culpables de que en diciembre se batieran todos los récords de lluvia.

Respecto a las temperaturas, los elevados datos del pasado mes, que serían los típicos durante abril o mayo, dieron lugar a un diciembre menos frío de lo esperado.

La media durante 1981 y 2010 marca 11 días de viento helado durante diciembre, mientras que en las últimas semanas del año pasado solo hubo tres días de frío.

Los expertos coinciden en que estos cambios basados en altas temperaturas y recurrentes precipitaciones se deben al cambio climático.

Este hecho no ha sorprendido a científicos y meteorólogos puesto que, como predijeron desde la década de 1990, un calentamiento global implicaría inviernos más cálidos y más lluviosos en el Reino Unido, y tormentas más intensas.

Así, señalaron que la llegada de Desmond al noreste de Inglaterra -en concreto a la región de Cumbria- se debe en un 40 % al cambio climático.

Desde la Universidad de Edimburgo, el profesor David Reay sostuvo que el pasado mes evidenció que el Reino Unido aún no está preparado para afrontar catástrofes como inundaciones.

Los científicos que aconsejan al Gobierno del primer ministro David Cameron han advertido de que el aumento de las inundaciones será el principal reto derivado del cambio climático al que el Reino Unido debe haber frente.

El presupuesto anual para prevenir los daños causados por estas catástrofes naturales se recortó en 2011-12 hasta que se recuperó de nuevo en 2014-15.

Cameron prometió el pasado domingo 40 millones de libras (58,9 millones de dólares) para reparar los destrozos causados por las recientes inundaciones en Inglaterra.

Hoy todavía hay 21 alertas en Inglaterra y Gales por precipitaciones que pueden derivar en riadas. ||EFE||

/cpg