/ domingo 30 de abril de 2017

Muestran extraña belleza de la “lengua del diablo” o “flor muerte”

Por José Morales

La “flor muerte” o “lengua del diablo” es una especie que florea cada cinco años y Emilio Lecuona, del municipio de Banderilla, posee algunas de éstas, las cuales afirma “es raro verlas y hay lugares como en New York donde la gente hace fila para admirarlas”.

Indicó que para compartir esta experiencia con los demás ha trasplantado dos de esas flores de muerto en macetas y las ha llevado a las escuelas para que la gente pueda apreciarlas.

Describe que el ejemplar que tiene mide 2.10 metros y lo peculiar es su olor a animal muerto, el cual atrae insectos como las moscas que piensan que es un animal en descomposición y al acercarse quedan atrapadas en una viscosidad que produce la flor, de ahí que esto sirve para que se polinice y a la vez de alimento.

Explicó que esas plantas tienen alrededor de 50 años, ya que van incrementando su camote para subsistir y florean cada cinco años.

Dijo que cuando menos posee una docena de ese raro ejemplar y verla es poco común, aunque sabe de una en el municipio de Río Blanco, donde tienen sólo la planta, la cual se distingue por ser atigrada. Lo complejo de esa planta es que una vez que empieza a florear crece 10 centímetros diarios, hasta alcanzar una altura de 2.7 metros.

Agregó que la propiedad donde se encuentra esa planta era un jardín botánico que inició funciones en 1860, por lo que pretende reactivarlo al menos en lo que es la colección de orquídeas de las cuales tiene alrededor de 3 mil especies.

Lee la nota completa en el Diario de Xalapa

/cpg

Por José Morales

La “flor muerte” o “lengua del diablo” es una especie que florea cada cinco años y Emilio Lecuona, del municipio de Banderilla, posee algunas de éstas, las cuales afirma “es raro verlas y hay lugares como en New York donde la gente hace fila para admirarlas”.

Indicó que para compartir esta experiencia con los demás ha trasplantado dos de esas flores de muerto en macetas y las ha llevado a las escuelas para que la gente pueda apreciarlas.

Describe que el ejemplar que tiene mide 2.10 metros y lo peculiar es su olor a animal muerto, el cual atrae insectos como las moscas que piensan que es un animal en descomposición y al acercarse quedan atrapadas en una viscosidad que produce la flor, de ahí que esto sirve para que se polinice y a la vez de alimento.

Explicó que esas plantas tienen alrededor de 50 años, ya que van incrementando su camote para subsistir y florean cada cinco años.

Dijo que cuando menos posee una docena de ese raro ejemplar y verla es poco común, aunque sabe de una en el municipio de Río Blanco, donde tienen sólo la planta, la cual se distingue por ser atigrada. Lo complejo de esa planta es que una vez que empieza a florear crece 10 centímetros diarios, hasta alcanzar una altura de 2.7 metros.

Agregó que la propiedad donde se encuentra esa planta era un jardín botánico que inició funciones en 1860, por lo que pretende reactivarlo al menos en lo que es la colección de orquídeas de las cuales tiene alrededor de 3 mil especies.

Lee la nota completa en el Diario de Xalapa

/cpg