/ miércoles 20 de enero de 2016

Veterinarios aconsejan no lanzar palos a los perros

Londres, Reino Unido.- Advirtió la Asociación de Veterinarios Británicos (BVA) a los propietarios de perros sobre los peligros de lanzarles palos para que vayan a buscarlos, por el riesgo de sufrir heridas e infecciones.

"Nuestro mensaje es que esas heridas son graves y que es fácil evitarlas usando juguetes aptos para perros como una alternativa a los palos", dijo Sean Wensley, presidente de la BVA.

La advertencia se produjo tras una noticia del diario The Times sobre un perro que resultó gravemente herido cuando uno de esos palos acabó alojado en su garganta.

Wensley dijo que, cada mes tratan a un perro, como media, por heridas causadas por un palo en cada uno de los 5.000 centros veterinarios del Reino Unido.

"Vemos heridas penetrantes terribles en la boca, el cuello y a veces en el abdomen (...) Se trata de heridas serias, potencialmente mortales", añadió el veterinario.

Los percances más frecuentes son que los perros se clavan los palos cuando corren o que se les quedan fragmentos de madera en la boca y la garganta, que pueden acabar provocando serias infecciones. ||AFP||

/cpg

Londres, Reino Unido.- Advirtió la Asociación de Veterinarios Británicos (BVA) a los propietarios de perros sobre los peligros de lanzarles palos para que vayan a buscarlos, por el riesgo de sufrir heridas e infecciones.

"Nuestro mensaje es que esas heridas son graves y que es fácil evitarlas usando juguetes aptos para perros como una alternativa a los palos", dijo Sean Wensley, presidente de la BVA.

La advertencia se produjo tras una noticia del diario The Times sobre un perro que resultó gravemente herido cuando uno de esos palos acabó alojado en su garganta.

Wensley dijo que, cada mes tratan a un perro, como media, por heridas causadas por un palo en cada uno de los 5.000 centros veterinarios del Reino Unido.

"Vemos heridas penetrantes terribles en la boca, el cuello y a veces en el abdomen (...) Se trata de heridas serias, potencialmente mortales", añadió el veterinario.

Los percances más frecuentes son que los perros se clavan los palos cuando corren o que se les quedan fragmentos de madera en la boca y la garganta, que pueden acabar provocando serias infecciones. ||AFP||

/cpg