/ miércoles 1 de noviembre de 2023

El agua, esencial para la paz entre israelíes y palestinos

Oriente Medio es una región árida en la que existe una necesidad esencial de soluciones que ofrezcan acceso equitativo al agua y que protejan los recursos compartidos de Israel y los territorios palestinos

El agua es un elemento central de la guerra entre Israel y Hamás, en la Franja de Gaza. Israel controla varios oleoductos que entran en Gaza, del mismo modo que controla la mayor parte de la vida allí. Pero el agua también puede ser una fuente de esperanza para un futuro alternativo.

Oriente Medioes una región árida muy vulnerable a los efectos del cambio climático. Existe una necesidad esencial de soluciones que ofrezcan acceso equitativo al agua y al saneamiento y que protejan los recursos hídricos compartidos de Israel y los territorios palestinos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre medio ambiente

Estudiamos enfoques para la gestión del agua y otros recursos ambientales y realizamos trabajos en el Instituto Arava de Estudios Ambientales, un centro de enseñanza e investigación sin fines de lucro en el sur de Israel.


En el instituto, estudiantes y académicos de Israel, los territorios palestinos y Jordania se reúnen para aprender unos de otros y trabajar juntos, desarrollando tecnologías y programas que satisfagan las necesidades de agua de la región.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que trabajar juntos crea comprensión y amistades que desafían el conflicto en curso.

No somos ingenuos. Reconocemos que el agua es fundamental para la lucha entre israelíes y palestinos. Sin embargo, a nuestro modo de ver, seguir utilizando el agua como arma no hará que la paz sea más probable. Lo que hará es amplificar el sufrimiento que ya está teniendo lugar.


Seguir empleando el agua como arma no hará que la paz sea más probable. Lo que hará es amplificar el sufrimiento que ya está teniendo lugar

Una región seca con una población en crecimiento

La población combinada de israelíes y palestinos que viven en Israel, Gaza y Cisjordania es de unos 14 millones. Ambas poblaciones están creciendo a casi un 2 por ciento anual, en comparación con el 0.4 por ciento anual de los países de altos ingresos. A medida que crece la población, también crece la demanda de agua.

Desde la fundación del Estado de Israel, el acceso a los recursos hídricos ha sido tan central para el conflicto de la nación con el pueblo palestino como los reclamos competitivos por la tierra. Israel se ha desvinculado parcialmente de la escasez de agua mediante la construcción de plantas desalinizadoras a lo largo de la costa mediterránea.

En Cisjordania, la continua ocupación de Israel ha impedido que los palestinos puedan desarrollar su propia red de agua que pueda distribuir agua entre la población. La situación en Gaza es aún más terrible.

Incluso antes de la guerra entre Israel y Hamás, Gaza tenía un enorme déficit de agua. Su principal fuente es el agua subterránea, que ha sido bombeada en exceso y ahora es tan salada que no es potable debido a la intrusión de agua de mar en el acuífero.

Antes de la guerra, la mayoría de los habitantes de Gaza dependían de proveedores privados de agua y de unas pocas pequeñas plantas desalinizadoras para obtener agua potable. Israel también canaliza alrededor de 10 millones de metros cúbicos de agua cada año a Gaza. Pero en definitiva, el suministro de agua no es lo suficientemente grande como para satisfacer las necesidades de toda la población. Ahora, debido a la guerra, no entra combustible en Gaza para hacer funcionar las plantas desalinizadoras, dejándolas inoperables.

Un futuro basado en un sentido de humanidad y respeto compartidos es el único posible para la realidad de israelíes y palestinos

Proyectos colaborativos

Desde 2019 hasta 2023, el Instituto Arava trabajó junto con un grupo palestino sin fines de lucro, cuyo nombre no mencionamos por preocupación por la seguridad de sus miembros; una empresa israelí de tecnología del agua llamada Watergen; y los Amigos del Instituto Arava, una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, para instalar siete generadores de agua atmosférica en Gaza. Estos dispositivos, que extraen la humedad de la atmósfera y la convierten en agua potable de alta calidad, funcionan con energía solar para garantizar el funcionamiento las 24 horas del día en la Franja de Gaza, pobre en energía.


Trabajar estrechamente con socios israelíes y palestinos no es fácil. Personas de todos lados tienen historias de trauma y duelo y, en la mayoría de los casos, muy poca experiencia del otro. Pero trabajar juntos en desafíos hídricos compartidos puede unir a las personas.


➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sabemos que es posible un futuro alternativo, un futuro basado en un sentido de humanidad y respeto compartidos. De hecho, creemos que es el único futuro posible para la realidad entrelazada de israelíes y palestinos.

* Académicos de las universidades de Tel Aviv y York.



El agua es un elemento central de la guerra entre Israel y Hamás, en la Franja de Gaza. Israel controla varios oleoductos que entran en Gaza, del mismo modo que controla la mayor parte de la vida allí. Pero el agua también puede ser una fuente de esperanza para un futuro alternativo.

Oriente Medioes una región árida muy vulnerable a los efectos del cambio climático. Existe una necesidad esencial de soluciones que ofrezcan acceso equitativo al agua y al saneamiento y que protejan los recursos hídricos compartidos de Israel y los territorios palestinos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre medio ambiente

Estudiamos enfoques para la gestión del agua y otros recursos ambientales y realizamos trabajos en el Instituto Arava de Estudios Ambientales, un centro de enseñanza e investigación sin fines de lucro en el sur de Israel.


En el instituto, estudiantes y académicos de Israel, los territorios palestinos y Jordania se reúnen para aprender unos de otros y trabajar juntos, desarrollando tecnologías y programas que satisfagan las necesidades de agua de la región.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que trabajar juntos crea comprensión y amistades que desafían el conflicto en curso.

No somos ingenuos. Reconocemos que el agua es fundamental para la lucha entre israelíes y palestinos. Sin embargo, a nuestro modo de ver, seguir utilizando el agua como arma no hará que la paz sea más probable. Lo que hará es amplificar el sufrimiento que ya está teniendo lugar.


Seguir empleando el agua como arma no hará que la paz sea más probable. Lo que hará es amplificar el sufrimiento que ya está teniendo lugar

Una región seca con una población en crecimiento

La población combinada de israelíes y palestinos que viven en Israel, Gaza y Cisjordania es de unos 14 millones. Ambas poblaciones están creciendo a casi un 2 por ciento anual, en comparación con el 0.4 por ciento anual de los países de altos ingresos. A medida que crece la población, también crece la demanda de agua.

Desde la fundación del Estado de Israel, el acceso a los recursos hídricos ha sido tan central para el conflicto de la nación con el pueblo palestino como los reclamos competitivos por la tierra. Israel se ha desvinculado parcialmente de la escasez de agua mediante la construcción de plantas desalinizadoras a lo largo de la costa mediterránea.

En Cisjordania, la continua ocupación de Israel ha impedido que los palestinos puedan desarrollar su propia red de agua que pueda distribuir agua entre la población. La situación en Gaza es aún más terrible.

Incluso antes de la guerra entre Israel y Hamás, Gaza tenía un enorme déficit de agua. Su principal fuente es el agua subterránea, que ha sido bombeada en exceso y ahora es tan salada que no es potable debido a la intrusión de agua de mar en el acuífero.

Antes de la guerra, la mayoría de los habitantes de Gaza dependían de proveedores privados de agua y de unas pocas pequeñas plantas desalinizadoras para obtener agua potable. Israel también canaliza alrededor de 10 millones de metros cúbicos de agua cada año a Gaza. Pero en definitiva, el suministro de agua no es lo suficientemente grande como para satisfacer las necesidades de toda la población. Ahora, debido a la guerra, no entra combustible en Gaza para hacer funcionar las plantas desalinizadoras, dejándolas inoperables.

Un futuro basado en un sentido de humanidad y respeto compartidos es el único posible para la realidad de israelíes y palestinos

Proyectos colaborativos

Desde 2019 hasta 2023, el Instituto Arava trabajó junto con un grupo palestino sin fines de lucro, cuyo nombre no mencionamos por preocupación por la seguridad de sus miembros; una empresa israelí de tecnología del agua llamada Watergen; y los Amigos del Instituto Arava, una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, para instalar siete generadores de agua atmosférica en Gaza. Estos dispositivos, que extraen la humedad de la atmósfera y la convierten en agua potable de alta calidad, funcionan con energía solar para garantizar el funcionamiento las 24 horas del día en la Franja de Gaza, pobre en energía.


Trabajar estrechamente con socios israelíes y palestinos no es fácil. Personas de todos lados tienen historias de trauma y duelo y, en la mayoría de los casos, muy poca experiencia del otro. Pero trabajar juntos en desafíos hídricos compartidos puede unir a las personas.


➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sabemos que es posible un futuro alternativo, un futuro basado en un sentido de humanidad y respeto compartidos. De hecho, creemos que es el único futuro posible para la realidad entrelazada de israelíes y palestinos.

* Académicos de las universidades de Tel Aviv y York.



Mundo

Guerra en Ucrania: un devastador costo humano por la invasión

La invasión a Ucrania se ha visto desplazada por la guerra en Gaza; sin embargo, también se habla de un genocidio que está escasamente documetado

Sociedad

México preside mundial contra el lavado de dinero

Eliza de Anda Madrazo se convierte en la primera mujer en 20 años en asumir el cargo

CDMX

Disminuyen los robos de osamentas

Luego del hurto de los restos de un bebé en 2022, las autoridades de Iztapalapa colocaron 100 cámaras

Finanzas

Más de 2 millones de aficionados usan pasaporte digital para partidos de futbol

Usando tecnología biométrica y la IA se crea una identificación para acceder a los estadios de fútbol

Finanzas

Empresas coreanas de construcción buscan instalarse en México

Noventa y seis empresas coreanas del sector de autopartes han elegido a México como destino de inversión desde 2006

Metrópoli

Hoy No Circula: ¿qué autos se ven afectados el 24 de febrero?

Debido a la mala calidad del aire, la contingencia ambiental se mantendrá durante el sábado 24 de febrero