/ lunes 17 de mayo de 2021

España acelera camino a la descarbonización

La Ley de Cambio Climático establece la ruta para acabar con la venta de autos contaminantes en 2040

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, que establece la hoja de ruta para acabar con la venta de coches contaminantes en 2040, recortar la emisiones de gases contaminantes y alcanzar la plena descarbonización.

La nueva Ley, que será efectiva al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, ha salido adelante con los votos de los partidos que apoyan al Gobierno presidido por el socialista Pedro Sánchez y la abstención del principal partido de la oposición, el conservador PP.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha indicado durante su intervención en la cámara baja que se trata de "una ley que el país necesitaba e imprescindible".

"Abordamos retos complejos en un momento difícil para nuestra sociedad y, sin embargo, es en esta misma coyuntura donde se muestra con total evidencia la urgencia de transformar nuestro modelo de desarrollo y nuestra forma de vida integrando en ella los criterios de sostenibilidad y resilicencia", ha dicho Ribera.

En un contexto actual de urgente reactivación de la economía frente a la crisis sanitaria y social, esta ley se postula como palanca para alcanzar la plena descarbonización en 2050, impulsar el coche eléctrico y las renovables, y proteger la biodiversidad.

Tras varios retrasos derivados de elecciones anticipadas y la pandemia, la ley climática era una de las prioridades del Ejecutivo desde el inicio de la legislatura.

El texto se ajusta a los compromisos internacionales de lucha contra el cambio climático, como el Acuerdo de París, y destaca el propósito de España de alcanzar la neutralidad climática "no más tarde de 2050", con objetivos que solo podrán ser revisados al alza.

La iniciativa también protegerá la biodiversidad / Foto: AFP

La norma establece varios objetivos mínimos nacionales para el año 2030, como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 23% respecto del año 1990; alcanzar una penetración mínima de energías de origen renovable en el consumo energético final de un 42%; y lograr un sistema eléctrico con, por lo menos, un 74% de generación a partir de energías de origen renovable.

A partir de 2023 el Gobierno podrá revisar estos objetivos, al alza, para 2030.

La ley se verá reforzada por las estimaciones del Gobierno, según las cuales la transición ecológica atraerá más de 200.000 millones de euros de inversión en la próxima década y generará entre 250.000 y 350.000 empleos netos anuales; las inversiones, el ahorro energético y la mayor presencia de renovables aumentarán el PIB alrededor del 1,8 % en 2030, respecto de un escenario sin medidas.

Una de las medidas más destacada recogida en la norma es la reducción paulatina de emisiones de los turismos y vehículos comerciales ligeros de modo que a partir de 2040 no podrán venderse los que emitan dióxido de carbono y a partir del 2050 no podrán circular.

Además establece la obligación de instalar puntos de recarga de vehículos eléctricos en gasolineras y en edificios.

Se prohíben los sondeos y prospecciones de combustibles fósiles en tierra y en el mar, no se otorgarán permisos de explotación de materiales con propiedades radiactivas ni se autorizarán actividades de explotación de hidrocarburos donde esté previsto el uso de la fracturación hidráulica o "fracking".

El texto mantiene la obligación de crear zonas de bajas emisiones en las ciudades de más de 50.000 habitantes para 2030, con el fin de reducir la contaminación atmosférica y las emisiones de CO2 y favorecer la movilidad eléctrica y transporte público.

En el ámbito financiero, grandes empresas, entidades financieras y aseguradoras deberán elaborar informes anuales sobre los riesgos que la transición a una economía sostenible genere para su actividad, así como medidas para afrontarlos.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, que establece la hoja de ruta para acabar con la venta de coches contaminantes en 2040, recortar la emisiones de gases contaminantes y alcanzar la plena descarbonización.

La nueva Ley, que será efectiva al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, ha salido adelante con los votos de los partidos que apoyan al Gobierno presidido por el socialista Pedro Sánchez y la abstención del principal partido de la oposición, el conservador PP.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha indicado durante su intervención en la cámara baja que se trata de "una ley que el país necesitaba e imprescindible".

"Abordamos retos complejos en un momento difícil para nuestra sociedad y, sin embargo, es en esta misma coyuntura donde se muestra con total evidencia la urgencia de transformar nuestro modelo de desarrollo y nuestra forma de vida integrando en ella los criterios de sostenibilidad y resilicencia", ha dicho Ribera.

En un contexto actual de urgente reactivación de la economía frente a la crisis sanitaria y social, esta ley se postula como palanca para alcanzar la plena descarbonización en 2050, impulsar el coche eléctrico y las renovables, y proteger la biodiversidad.

Tras varios retrasos derivados de elecciones anticipadas y la pandemia, la ley climática era una de las prioridades del Ejecutivo desde el inicio de la legislatura.

El texto se ajusta a los compromisos internacionales de lucha contra el cambio climático, como el Acuerdo de París, y destaca el propósito de España de alcanzar la neutralidad climática "no más tarde de 2050", con objetivos que solo podrán ser revisados al alza.

La iniciativa también protegerá la biodiversidad / Foto: AFP

La norma establece varios objetivos mínimos nacionales para el año 2030, como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 23% respecto del año 1990; alcanzar una penetración mínima de energías de origen renovable en el consumo energético final de un 42%; y lograr un sistema eléctrico con, por lo menos, un 74% de generación a partir de energías de origen renovable.

A partir de 2023 el Gobierno podrá revisar estos objetivos, al alza, para 2030.

La ley se verá reforzada por las estimaciones del Gobierno, según las cuales la transición ecológica atraerá más de 200.000 millones de euros de inversión en la próxima década y generará entre 250.000 y 350.000 empleos netos anuales; las inversiones, el ahorro energético y la mayor presencia de renovables aumentarán el PIB alrededor del 1,8 % en 2030, respecto de un escenario sin medidas.

Una de las medidas más destacada recogida en la norma es la reducción paulatina de emisiones de los turismos y vehículos comerciales ligeros de modo que a partir de 2040 no podrán venderse los que emitan dióxido de carbono y a partir del 2050 no podrán circular.

Además establece la obligación de instalar puntos de recarga de vehículos eléctricos en gasolineras y en edificios.

Se prohíben los sondeos y prospecciones de combustibles fósiles en tierra y en el mar, no se otorgarán permisos de explotación de materiales con propiedades radiactivas ni se autorizarán actividades de explotación de hidrocarburos donde esté previsto el uso de la fracturación hidráulica o "fracking".

El texto mantiene la obligación de crear zonas de bajas emisiones en las ciudades de más de 50.000 habitantes para 2030, con el fin de reducir la contaminación atmosférica y las emisiones de CO2 y favorecer la movilidad eléctrica y transporte público.

En el ámbito financiero, grandes empresas, entidades financieras y aseguradoras deberán elaborar informes anuales sobre los riesgos que la transición a una economía sostenible genere para su actividad, así como medidas para afrontarlos.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Finanzas

Caen acciones de Grupo Carso por peritaje de Línea 12

Datos de la Bolsa Mexicana de Valores señalan que el precio de los títulos de Grupo Carso ha disminuido 1.71 por ciento en lo que va del día

Mundo

Putin no busca una nueva Guerra Fría con EU: Biden

Aunque criticó las "comparaciones ridículas" de su homólogo ruso sobre derechos humanos

Política

Eliminación de diputados plurinominales, un retroceso para la democracia: INE

Señaló que la solución al problema de percepción sobre la votación de los 'pluris' es votar en dos boletas, de forma que cada elector sepa por quién sufragó

República

[Video] Nueva grieta del mega socavón ahora amenaza con "devorar" sembradíos aledaños

SEDENA advierte que en los próximos días el diámetro del foso podría incrementarse

CDMX

Comunidad Zapatista-Otomí protesta ante la SRE contra el racismo y discriminación

Al parecer indígenas de Chiapas, donde se asienta la EZLN, fueron discriminados

OMG!

Acusan a Bárbara de Regil de acoso contra nutriólogo que examinó su proteína

Al analizar el contenido de la proteína que comercializa la actriz, el nutriólogo detectó la presencia de peligrosas dosis que superaría por 1000% la ingesta recomendada

Sociedad

Aumentan desapariciones en carretera Monterrey-Nuevo Laredo; ahora fue una familia estadounidense

Gladys Cristina Pérez Sánchez, de 39 años, y sus hijos, Juan Carlos González, de 16, y Michelle Cristina Durán, de 9, viajaban con rumbo a Texas luego de visitar a sus familiares

Finanzas

Fed mantiene tasa de interés; PIB de EU crecerá 7%

En su decisión de política monetaria, la institución reiteró que realizará cambios en el referencial hasta que las condiciones económicas mejoren

Política

México mejora en 6 recomendaciones de GAFI para prevenir lavado de dinero

Entre 2017 y 2018, el organismo determinó que el país no cumplía con las recomendaciones para prevenir este tipo de delitos financieros, por lo que la UIF endureció las medidas hacia las instituciones financieras