/ viernes 12 de noviembre de 2021

Un descanso en un largo viaje

La Sierra Gorda queretana aloja cerca de 14 especies de colibríes; algunas como el colibrí de garganta rubí viajan desde Estados Unidos y Canadá para pasar el invierno en las tierras cálidas de Panamá y Costa Rica

QUERÉTARO.- Como cada año y por temporada de invierno, una especie de colibrí, proveniente de Canadá y Estados Unidos, se aloja en la Sierra Gorda queretana durante el mes de septiembre, para alimentarse previo a su viaje migratorio hacia Panamá y Costa Rica.

Se trata del colibrí de garganta rubí, un ave migratoria neotropical que tiene su paso por esta zona queretana, donde arriban entre una o dos semanas para “cargar energías” en las flores del frijol ximate.

Estas especies de aves usan la Sierra Gorda como punto de descanso, donde reciben alimento de los bancos de flores de la región, situación que les permite “cargar carbohidratos” para continuar su viaje hasta el Caribe. Foto: Pixabay

“Cada año llegan aquí 97 especies de aves migratorias neotropicales. En el caso de estos colibríes es una especie que se distribuye en el sur de Canadá y el este de Estados Unidos; son bastante puntuales en septiembre, donde aprovechan la flora del lugar”, explica el jefe del programa de tierra silvestre del Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP, Roberto Pedraza.

➡️ Mariposa Monarca, el alma de los muertos

Estas especies de aves usan la Sierra Gorda como punto de descanso, donde reciben alimento de los bancos de flores de la región, situación que les permite “cargar carbohidratos” para continuar su viaje hasta el Caribe.

“Hay varios bancos de flores silvestres y en cada una ves a 10 o 15 aves, es toda la población de Norteamérica que va a Panamá, ahí pasan el invierno y por marzo regresan a Estados Unidos o hasta Canadá”, comenta Pedraza.

El mismo jefe del programa de tierra silvestre se ha encargado de fotografiar a estas especies cada año, para dar registro de la diversidad de fauna existente en esta región del estado, con la finalidad de conversar sobre estos ecosistemas y el respeto a la vida silvestre.

“Este fin de semana que los fotografié pude reconocer dos territorios, de dos machos distintos. Aunque van de paso, no se les quita lo territorial y establecen perchas favoritas desde donde vigilan y corren a hembras y machos por igual. Son sus flores y nada más para ellos”, detalla.

Asegura que, aunque cada año se realice este proceso migratorio, buscan la conservación del sitio, por lo que agradece que no se convierta en un espacio de ecoturismo, situación que perjudicaría la estancia de estas aves que necesitan del alimento para emprender su viaje.

“Hay que protegerlos. Tan sólo mi sola presencia la notaban, tardaban entre 15 ó 20 minutos, me asimilaban y volvían. Imagínate que vean a un grupo de personas, pues dejan ese banco de flores y se van. Hay que protegerlas antes que hacer dinero”, afirma.

Roberto Pedraza comenta que este es un proceso importante dentro de los ciclos migratorios, importantes en la dinámica ecológica de los sitios que visitan, algo que buscan cuidar.

“Imagínate lo importante que es encontrar estas flores siendo colibrí, viajando 3 mil kilómetros y ocupas azúcar, y tener estos manchones y vegetación es asegurarles su alimentación para que puedan continuar su viaje”, reitera.

Asimismo, detalla que en la región albergan cerca de 14 especies de colibríes, entre endémicas y migratorias, quienes comparten territorio por temporadas, lo que ha llevado al retrato fotográfico y admiración de estas aves, fenómeno a considerar en la Sierra Gorda.

PEQUEÑO VISITANTE

El colibrí de garganta rubí es una especie de ave apodiforme de la familia Trochilidae, cuya medida oscila entre los 7 y 9 centímetros de largo y una envergadura de alas de 8 a 11 centímetros, llegando a pesar cerca de los 5 gramos.

Son aves muy pequeñas y tienen un pico largo y puntiagudo. Sus alas son extensas y están adaptadas para volar en todas las direcciones. Incluso, pueden quedarse quietos mientras vuelan para visitar las flores y obtener su néctar. En su recorrido logran polinizar una gran cantidad de plantas y flores.


QUERÉTARO.- Como cada año y por temporada de invierno, una especie de colibrí, proveniente de Canadá y Estados Unidos, se aloja en la Sierra Gorda queretana durante el mes de septiembre, para alimentarse previo a su viaje migratorio hacia Panamá y Costa Rica.

Se trata del colibrí de garganta rubí, un ave migratoria neotropical que tiene su paso por esta zona queretana, donde arriban entre una o dos semanas para “cargar energías” en las flores del frijol ximate.

Estas especies de aves usan la Sierra Gorda como punto de descanso, donde reciben alimento de los bancos de flores de la región, situación que les permite “cargar carbohidratos” para continuar su viaje hasta el Caribe. Foto: Pixabay

“Cada año llegan aquí 97 especies de aves migratorias neotropicales. En el caso de estos colibríes es una especie que se distribuye en el sur de Canadá y el este de Estados Unidos; son bastante puntuales en septiembre, donde aprovechan la flora del lugar”, explica el jefe del programa de tierra silvestre del Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP, Roberto Pedraza.

➡️ Mariposa Monarca, el alma de los muertos

Estas especies de aves usan la Sierra Gorda como punto de descanso, donde reciben alimento de los bancos de flores de la región, situación que les permite “cargar carbohidratos” para continuar su viaje hasta el Caribe.

“Hay varios bancos de flores silvestres y en cada una ves a 10 o 15 aves, es toda la población de Norteamérica que va a Panamá, ahí pasan el invierno y por marzo regresan a Estados Unidos o hasta Canadá”, comenta Pedraza.

El mismo jefe del programa de tierra silvestre se ha encargado de fotografiar a estas especies cada año, para dar registro de la diversidad de fauna existente en esta región del estado, con la finalidad de conversar sobre estos ecosistemas y el respeto a la vida silvestre.

“Este fin de semana que los fotografié pude reconocer dos territorios, de dos machos distintos. Aunque van de paso, no se les quita lo territorial y establecen perchas favoritas desde donde vigilan y corren a hembras y machos por igual. Son sus flores y nada más para ellos”, detalla.

Asegura que, aunque cada año se realice este proceso migratorio, buscan la conservación del sitio, por lo que agradece que no se convierta en un espacio de ecoturismo, situación que perjudicaría la estancia de estas aves que necesitan del alimento para emprender su viaje.

“Hay que protegerlos. Tan sólo mi sola presencia la notaban, tardaban entre 15 ó 20 minutos, me asimilaban y volvían. Imagínate que vean a un grupo de personas, pues dejan ese banco de flores y se van. Hay que protegerlas antes que hacer dinero”, afirma.

Roberto Pedraza comenta que este es un proceso importante dentro de los ciclos migratorios, importantes en la dinámica ecológica de los sitios que visitan, algo que buscan cuidar.

“Imagínate lo importante que es encontrar estas flores siendo colibrí, viajando 3 mil kilómetros y ocupas azúcar, y tener estos manchones y vegetación es asegurarles su alimentación para que puedan continuar su viaje”, reitera.

Asimismo, detalla que en la región albergan cerca de 14 especies de colibríes, entre endémicas y migratorias, quienes comparten territorio por temporadas, lo que ha llevado al retrato fotográfico y admiración de estas aves, fenómeno a considerar en la Sierra Gorda.

PEQUEÑO VISITANTE

El colibrí de garganta rubí es una especie de ave apodiforme de la familia Trochilidae, cuya medida oscila entre los 7 y 9 centímetros de largo y una envergadura de alas de 8 a 11 centímetros, llegando a pesar cerca de los 5 gramos.

Son aves muy pequeñas y tienen un pico largo y puntiagudo. Sus alas son extensas y están adaptadas para volar en todas las direcciones. Incluso, pueden quedarse quietos mientras vuelan para visitar las flores y obtener su néctar. En su recorrido logran polinizar una gran cantidad de plantas y flores.


Sociedad

Ola de violencia provoca nuevo éxodo en Zacatecas

A inicios de este mes, 30 familias de las Atarjeas y seis de El Romerillo y La Cañada fueron desplazadas

México

Cambio climático empujó a 100 mil mexicanos fuera de su hogar

Abandonan su hogar por desastres naturales como las sequías, frentes fríos, inundaciones y huracanes

Sociedad

Otros 9 mil haitianos buscan llegar a México desde Panamá

El contingente de niños, mujeres y hombres salió de Haití por el conflicto político que hay en su país

México

Cambio climático empujó a 100 mil mexicanos fuera de su hogar

Abandonan su hogar por desastres naturales como las sequías, frentes fríos, inundaciones y huracanes

Cultura

Condecoran a Giorgio Armani como Cavaliere

El jefe de Estado, Sergio Mattarella, entregó personalmente este distintivo en el romano palacio del Quirinale

Gossip

Lady Gaga y Tony Bennet sintetizan 10 años de amistad en un concierto

Los cantantes  estrenan hoy One last time: An evening with Tony Bennett and Lady Gaga; el especial de televisión, se verá hoy sólo en Estados Unidos, en México se estrenará en fecha por confirmar a través de Paramount +

Gossip

Los 90's vuelven a la Arena Ciudad de México

Con la reaparición del grupo que lidera Sergio Mayer y la participación de Ana Torroja, Kabah, Lynda, JNS, Benny y Erick Rubía, entre otros, el espectáculo que reúne lo mejor de la música de los noventas se presentó frente a 25 mil asistentes. 

Mundo

Corrupción y narco marcan elecciones en Honduras

El fantasma del comunismo y los asesinatos políticos hicieron de esta campaña una de las más violentas

Sociedad

Ola de violencia provoca nuevo éxodo en Zacatecas

A inicios de este mes, 30 familias de las Atarjeas y seis de El Romerillo y La Cañada fueron desplazadas