/ viernes 15 de octubre de 2021

Zoológicos: ¿Deben continuar o no?

Para la exdirectora del Zoológico de Chapultepec, estos recintos ya no cumplen con su objetivo primordial: el bienestar a los animales y deben pasar a la historia con la contribución que tuvieron de permitirnos conocer a los animales de cerca

Los zoológicos urbanos deben marcharse. Ya no funcionan para lo que se requiere y se han olvidado de sus principales inquilinos: los animales.

Así lo considera Marielena Hoyo Bastién, exdirectora del zoológico de Chapultepec por más de 15 años y activista, al charlar sobre el debate que recientemente se activó con la presentación de un cambio a la Ley General de Bienestar Animal, donde plantean la transformación de estos espacios.

➡️ Africam Safari, un Arca de Noé

“Es un movimiento mundial, lo va empujando la nueva generación que no ve el cautiverio con buenos ojos. Ese tipo de zoos se van a ir, ¿en cuánto tiempo? no lo sé, pero hay algunos que por decencia ya no deben permitirse”, cuenta.

Y los zoológicos que se quedan deben trabajar para conservar especies, sin que esto se traduzca en la acumulación sin atenderlas.

Seguro esto se lo han preguntado toda una vida, ¿los zoológicos deben existir?

Ya me he manifestado en muchísimas ocasiones dada la experiencia de tantos años que tuve de vivir dentro de un zoológico, porque ahí entregue mi vida, se lo que sucede ahí, lo que no y lo que sí debería de suceder.

Estoy ya en total desacuerdo con los zoológicos de tipo urbano, enclavados en ciudades, en poblaciones con muy poco espacio porque ya no pueden crecer. Los recintos ya no están cumpliendo realmente el afán que se busca ahora de un bienestar a los animales.

Tenemos mucha contaminación atmosférica, lumínica, sonora, visual… los animales no tienen salida más que estar encerrados en espacios bastante reducidos a pesar de que hay unos que tendrán la excepción, pero la excepción no hace la regla, y entonces me parece que ya los urbanos cumplieron su cometido.

Pasan a la historia, deben pasar a la historia con la contribución que tuvieron de permitirnos conocer a los animales de cerca. Los animales silvestres que difícilmente podíamos conocer antes, los animales no tienen la culpa ni tienen por qué padecer un cautivero que ya no es adecuado porque ya lo hemos entendido nosotros los seres racionales de forma diferente.

¿Qué hacer con estas instalaciones?

¿Que si se requieren algunas instalaciones para poder conservar animales? Sí ¿En qué condiciones?, en las mejores que se puedan.

Ya sea los animales viejos que no tienen realmente oportunidad o necesidad de estarse metiendo a cautiverio para conservación, bueno pues mantenerlos en lo que ha dado a la gente por llamar santuarios o dejarlos que tengan una acción reproductiva con mucha conciencia desde los aspectos genéticos, cómo cuánto conviene la reproducción de ese ejemplar, tener su destino seguro y su reintroducción en vía libre.

Trabajar para conservar en realidad, no conservar para acumular, que eso es lo que se está haciendo por lo menos aquí en México.

Yo veía hace unos días con mucha algarabía que se habían reproducido unos tigres en Guadalajara, en el zoológico. Y decía: ‘bueno, pero si no tenemos donde meter todos los que asegura la Profepa, los que se encuentran que la gente los obtiene como mascotas y luego ya no sabe qué hacer con ellos, no hay lugares donde meterlos’ y todavía el zoológico reproduce la especie. Pues sí, pero ¿qué vas a hacer con ellos en 8 meses que ya dejen de ser los cachorritos atractivos? ¿dónde vas a meter esos animales? porque no los pueden tener ahí porque se deben mezclar con la misma familia.

Entonces tienes que empezar a distribuirlos y cada vez que tú requieres un espacio para un tigre siempre te contestan los zoológicos “estoy saturado, no tengo lugar” y aún así los reproducen. Me desconcierta eso, es como un pensamiento dicotómico, qué padre que nazcan, qué padre ayudar a un animal en vías de extinción, pero ¿y su futuro?

Estás acumulando, no estás reproduciendo para hacer un ejercicio de reintroducción, de conservación real, eso es lo que a mi me preocupa muchísimo.

De que deben existir instalaciones para poder conservar y recuperar especies, sí por supuesto, ya hemos visto que hay muchas especies animales que se han logrado recuperar con atención en cautiverio, pero hay otras como la vaquita marina que fue un fracaso anunciado y absoluto.

Y los que quedan ¿se pueden considerar como centros de cuidado o de entretenimiento?

Yo pienso que la mayoría, principalmente en provincia con salvas excepciones, son centros de recreación en donde inclusive meten ferias y juegos, los adornan con cosas que atraen público y no los entienden como un museo de naturaleza viva para informarnos o como un centro de conservación.

No se ha dado el paso, hay mucha carencia de recursos para intervenirlos en esos lugares y eso hace que sean dramáticos, hay lugares contrastantes en donde tienen a los animales en forma mucho mejor con espacios enormes, tipo Africam Safari, que todavía conservan algunas mañas del zoológico antiguo, pero bueno es normal.

Pero ya los zoos de tipo urbano, con jaulas donde el niño va a ver al animalito y apunta lo que lee en el letrero, eso ya pasó a la historia.

Financieramente no tienen nunca futuro, los construyen o los tienen o los sostienen sin miras financieras. Solamente con el salir al día y eso realmente demerita la situación de los animales.

Entonces, ¿qué podría detonar el cambio de los zoológicos?

Yo creo que el paso siguiente es ir dejando de fomentar la reproducción, pero no de atender porque hay habitantes y deben permanecer ahí hasta el fin de sus días con la mejor dignidad y atención porque no son animales que puedan ser reintroducidos a vida libre

No fomentar la reproducción en animales que no la requieren y dedicar recursos a los que deben conservarse y necesitan del apoyo del cautiverio para lograrlo. Lo demás, ya no hacer reproducción ir dejando que se vaya muriendo el acto.

Sí dejar de lado los zoos urbanos y los de municipios que esos son verdaderamente un insulto a la crueldad, hay zoos que son insulto a la crueldad, interprételo, ya peor no puedo ponerlo.

Si los urbanos deben irse, ¿qué deben hacer los que se quedan?

Ellos pueden trabajar bien, mejor, con espacios más acondicionados, naturales en donde puede fomentarse la educación, hace un llamado a la gente y decir: ese oso que tu ves aquí, que te gusta y te divierte, tiene este gran problema en la vida libre y aquí lo tenemos para enseñarte, es un embajador de su especie aquí.

En Chapultepec, por ejemplo, es tal cantidad que es imposible ir educando a cada persona, ya los letreros de donde viven y donde nacen y cómo se llaman científicamente, ¿pa’ que sirven? ya no tienen ese objetivo.

Es como si quisiéramos que los niños de ahora escriban en una remington, ya no hay manera de educarlos así, entran a internet y saben más de hipopótamos que lo que el zoo le puede decir. Ya pasó el tiempo, sirvieron claro que sí.

¿Qué sigue? lugares abiertos, santuarios que pueda visitarla gente y espacios donde los animales puedan pasar sus últimos días bien. Y dedicar todos los recursos necesarios para apoyar a las especies que realmente están en peligro de extinción y que pueden tener un buen futuro si se reproducen. De que se puede se puede.

QUE SÍ DEBEN SER:

  • Un centro de conservación
  • Centro educativo formal, con nivel
  • Un centro de formación de profesionales diversos (para atender animales) que puedan aprender y enseñar a los que vienen

QUE NO DEBEN SER:

  • Ya nunca estar en una ciudad conglomerada
  • No deben tener espacios reducidos
  • Detener la preferencia de especies y maleducar


Los zoológicos urbanos deben marcharse. Ya no funcionan para lo que se requiere y se han olvidado de sus principales inquilinos: los animales.

Así lo considera Marielena Hoyo Bastién, exdirectora del zoológico de Chapultepec por más de 15 años y activista, al charlar sobre el debate que recientemente se activó con la presentación de un cambio a la Ley General de Bienestar Animal, donde plantean la transformación de estos espacios.

➡️ Africam Safari, un Arca de Noé

“Es un movimiento mundial, lo va empujando la nueva generación que no ve el cautiverio con buenos ojos. Ese tipo de zoos se van a ir, ¿en cuánto tiempo? no lo sé, pero hay algunos que por decencia ya no deben permitirse”, cuenta.

Y los zoológicos que se quedan deben trabajar para conservar especies, sin que esto se traduzca en la acumulación sin atenderlas.

Seguro esto se lo han preguntado toda una vida, ¿los zoológicos deben existir?

Ya me he manifestado en muchísimas ocasiones dada la experiencia de tantos años que tuve de vivir dentro de un zoológico, porque ahí entregue mi vida, se lo que sucede ahí, lo que no y lo que sí debería de suceder.

Estoy ya en total desacuerdo con los zoológicos de tipo urbano, enclavados en ciudades, en poblaciones con muy poco espacio porque ya no pueden crecer. Los recintos ya no están cumpliendo realmente el afán que se busca ahora de un bienestar a los animales.

Tenemos mucha contaminación atmosférica, lumínica, sonora, visual… los animales no tienen salida más que estar encerrados en espacios bastante reducidos a pesar de que hay unos que tendrán la excepción, pero la excepción no hace la regla, y entonces me parece que ya los urbanos cumplieron su cometido.

Pasan a la historia, deben pasar a la historia con la contribución que tuvieron de permitirnos conocer a los animales de cerca. Los animales silvestres que difícilmente podíamos conocer antes, los animales no tienen la culpa ni tienen por qué padecer un cautivero que ya no es adecuado porque ya lo hemos entendido nosotros los seres racionales de forma diferente.

¿Qué hacer con estas instalaciones?

¿Que si se requieren algunas instalaciones para poder conservar animales? Sí ¿En qué condiciones?, en las mejores que se puedan.

Ya sea los animales viejos que no tienen realmente oportunidad o necesidad de estarse metiendo a cautiverio para conservación, bueno pues mantenerlos en lo que ha dado a la gente por llamar santuarios o dejarlos que tengan una acción reproductiva con mucha conciencia desde los aspectos genéticos, cómo cuánto conviene la reproducción de ese ejemplar, tener su destino seguro y su reintroducción en vía libre.

Trabajar para conservar en realidad, no conservar para acumular, que eso es lo que se está haciendo por lo menos aquí en México.

Yo veía hace unos días con mucha algarabía que se habían reproducido unos tigres en Guadalajara, en el zoológico. Y decía: ‘bueno, pero si no tenemos donde meter todos los que asegura la Profepa, los que se encuentran que la gente los obtiene como mascotas y luego ya no sabe qué hacer con ellos, no hay lugares donde meterlos’ y todavía el zoológico reproduce la especie. Pues sí, pero ¿qué vas a hacer con ellos en 8 meses que ya dejen de ser los cachorritos atractivos? ¿dónde vas a meter esos animales? porque no los pueden tener ahí porque se deben mezclar con la misma familia.

Entonces tienes que empezar a distribuirlos y cada vez que tú requieres un espacio para un tigre siempre te contestan los zoológicos “estoy saturado, no tengo lugar” y aún así los reproducen. Me desconcierta eso, es como un pensamiento dicotómico, qué padre que nazcan, qué padre ayudar a un animal en vías de extinción, pero ¿y su futuro?

Estás acumulando, no estás reproduciendo para hacer un ejercicio de reintroducción, de conservación real, eso es lo que a mi me preocupa muchísimo.

De que deben existir instalaciones para poder conservar y recuperar especies, sí por supuesto, ya hemos visto que hay muchas especies animales que se han logrado recuperar con atención en cautiverio, pero hay otras como la vaquita marina que fue un fracaso anunciado y absoluto.

Y los que quedan ¿se pueden considerar como centros de cuidado o de entretenimiento?

Yo pienso que la mayoría, principalmente en provincia con salvas excepciones, son centros de recreación en donde inclusive meten ferias y juegos, los adornan con cosas que atraen público y no los entienden como un museo de naturaleza viva para informarnos o como un centro de conservación.

No se ha dado el paso, hay mucha carencia de recursos para intervenirlos en esos lugares y eso hace que sean dramáticos, hay lugares contrastantes en donde tienen a los animales en forma mucho mejor con espacios enormes, tipo Africam Safari, que todavía conservan algunas mañas del zoológico antiguo, pero bueno es normal.

Pero ya los zoos de tipo urbano, con jaulas donde el niño va a ver al animalito y apunta lo que lee en el letrero, eso ya pasó a la historia.

Financieramente no tienen nunca futuro, los construyen o los tienen o los sostienen sin miras financieras. Solamente con el salir al día y eso realmente demerita la situación de los animales.

Entonces, ¿qué podría detonar el cambio de los zoológicos?

Yo creo que el paso siguiente es ir dejando de fomentar la reproducción, pero no de atender porque hay habitantes y deben permanecer ahí hasta el fin de sus días con la mejor dignidad y atención porque no son animales que puedan ser reintroducidos a vida libre

No fomentar la reproducción en animales que no la requieren y dedicar recursos a los que deben conservarse y necesitan del apoyo del cautiverio para lograrlo. Lo demás, ya no hacer reproducción ir dejando que se vaya muriendo el acto.

Sí dejar de lado los zoos urbanos y los de municipios que esos son verdaderamente un insulto a la crueldad, hay zoos que son insulto a la crueldad, interprételo, ya peor no puedo ponerlo.

Si los urbanos deben irse, ¿qué deben hacer los que se quedan?

Ellos pueden trabajar bien, mejor, con espacios más acondicionados, naturales en donde puede fomentarse la educación, hace un llamado a la gente y decir: ese oso que tu ves aquí, que te gusta y te divierte, tiene este gran problema en la vida libre y aquí lo tenemos para enseñarte, es un embajador de su especie aquí.

En Chapultepec, por ejemplo, es tal cantidad que es imposible ir educando a cada persona, ya los letreros de donde viven y donde nacen y cómo se llaman científicamente, ¿pa’ que sirven? ya no tienen ese objetivo.

Es como si quisiéramos que los niños de ahora escriban en una remington, ya no hay manera de educarlos así, entran a internet y saben más de hipopótamos que lo que el zoo le puede decir. Ya pasó el tiempo, sirvieron claro que sí.

¿Qué sigue? lugares abiertos, santuarios que pueda visitarla gente y espacios donde los animales puedan pasar sus últimos días bien. Y dedicar todos los recursos necesarios para apoyar a las especies que realmente están en peligro de extinción y que pueden tener un buen futuro si se reproducen. De que se puede se puede.

QUE SÍ DEBEN SER:

  • Un centro de conservación
  • Centro educativo formal, con nivel
  • Un centro de formación de profesionales diversos (para atender animales) que puedan aprender y enseñar a los que vienen

QUE NO DEBEN SER:

  • Ya nunca estar en una ciudad conglomerada
  • No deben tener espacios reducidos
  • Detener la preferencia de especies y maleducar


Sociedad

Plasman mural en Diario de Xalapa

Estudiantes de 5 países expresaron en la obra la violencia de género que se vive contra las mujeres

Finanzas

Pagar deuda de Pemex costará lo de dos trenes Maya

La operación financiera consistió en intercambiar bonos con vencimientos entre 2024 y 2030 por un nuevo bono a 10 años

CDMX

Metro modifica proyectos; tendrá puesto de control a cambio de dos trenes

La compra de trenes para mejorar tiempos de viaje de la Línea 1 se reducirá para costear pendientes

Mundo

Aumenta a 34 la cifra de muertes por erupción de volcán en Indonesia

Autoridades locales informaron que, al corte de este martes, hay un total de 17 personas desaparecidas

Política

Enrique Alfaro pide a AMLO reforzar seguridad en límites de Jalisco

A pesar de la baja en la incidencia delictiva del estado, el gobernador de Jalisco exhortó al mandatario afrontar la presencia de grupos delincuenciales

Finanzas

En 12 meses Chile registra inflación de 6.7%, la más alta desde 2008

La inflación del país andino quedó muy por encima del rango de tolerancia que marca el Banco Central

Política

Presidencia paga agua y luz para tres casas vacías

La administración de López Obrador adquirió estos inmuebles sin transparentar las razones jurídicas o comerciales

Mundo

Bajo Observación | Ómicron aún no afecta la letalidad del virus

Al momento, la nueva variante no ha afectado el balance de letalidad del virus

Mundo

#Data | China aplía su influencia comercial con EU

Durante septiembre pasado, el 20% de las importaciones de bienes y servicios que EU hizo como economía tuvieron como origen a China, en cambio, el 12.5% provinieron de México y Canadá