/ martes 2 de febrero de 2021

El joven que convirtió su adicción en un trabajo

Pasaba hasta 16 horas diarias en línea, pero convirtió su pasión en una fuente de ingresos

Día tras día, el dormitorio de Ali Watheq Farhood se llena con el sonido de disparos, gritos y los interminables sonidos de tipeo de su teclado mientras el iraquí de 24 años, oriundo de la ciudad de Samawa, lucha por su vida virtual contra adversarios digitales.

Al límite y completamente inmerso en la lucha en línea, Farhood se describe a sí mismo como un jugador profesional de videojuegos de disparos en primera persona.

Descubrió los videojuegos en 2003, cuando su padre compró la primera computadora de la familia. Dice que cuando tenía nueve años, comenzó a desarrollar una adicción a los videojuegos.

“Un día desperté y me encontré con que mi padre había traído una caja grande. Me sorprendí, '¿qué es esta caja, es una televisión?', Hasta que la instalé y entendí que era una computadora. ¿Un televisor que puedes controlar? ¿Con el que puedes hacer cualquier cosa? Me sorprendió. Empecé a trabajar en él, a descubrir todo lo que puedes hacer, y a partir de ese momento, toda mi atención se centró en las computadoras.... Toda mi atención se centró en los juegos y las PC ".

Años después, decidió que esto tenía que cambiar y dejó de jugar durante un año y medio.

Después de obtener un diploma en ingeniería informática, Farhood decidió convertir su pasión en un trabajo y fundó el Gamer’s Cafe, una página de Facebook en la que él y un equipo de jugadores de todo Irak publican capturas de pantalla editadas de sus videojuegos.

En 2019 consiguieron suscribir un millón de seguidores, cifra que se duplicó al año siguiente.

Según Farhood, la crisis del coronavirus y sus bloqueos ayudaron parcialmente a este rápido crecimiento.

Los ingresos generados por su página de redes sociales son suficientes para cubrir sus gastos, dijo Farhood, quien aún vive con sus padres.

Aún jugando hasta cuatro horas al día, Farhood dice que ahora está más dedicado a producir contenido para su página de Facebook que a ganar en el campo de batalla virtual.

Además de los anuncios, Farhood y su equipo ganan dinero a través de donaciones de seguidores iraquíes, pero también de jóvenes ricos de los países del Golfo.

"En 2016, creamos nuestro primer equipo, se llamaba 'Gamers' Cafe Family '. Hicimos mucho contenido ese año, continuamos haciendo mucho contenido. Desde 2017, comenzamos a transmitir en Facebook, especialmente PubG, Player Unknown Battlegrounds. En 2019, alcanzamos el primer millón de seguidores en nuestra página. Eso fue increíble. En 2020, alcanzamos los dos millones de seguidores y logramos muchas cosas ".

"Recibimos dinero a cambio de jugar. ¿Cómo hacemos esto? A través de los sitios web de redes sociales, al tener presencia en los sitios web de las redes sociales, obtenemos un salario por jugar".

En 2019, el parlamento de Irak prohibió los videojuegos populares en línea, incluidos Player Unknown's Battlegrounds y Fortnite, citando su influencia "negativa" especialmente en los jóvenes en un país plagado durante mucho tiempo por el derramamiento de sangre en la vida real.

La prohibición se produjo "debido a los efectos negativos causados por algunos juegos electrónicos en la salud, la cultura y la seguridad de la sociedad iraquí, incluidas las amenazas sociales y morales para los niños y los jóvenes", se lee en el texto de la resolución.

Consciente de que la adicción a los videojuegos tiene un impacto duradero en la salud física y mental, Farhood dice que no promueve la adicción sino que brinda entretenimiento.

Actualmente, Farhood hace una vida normal, distribuida entre trabajo y recreación: "Salgo de noche, cuando todo está tranquilo, no hay gente, no hay ruido, ya sabes, para respirar. Toco canciones, voy despacio y conduzco. Para quitarme el ánimo en el trabajo. Porque a veces es un un poco intenso ".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Día tras día, el dormitorio de Ali Watheq Farhood se llena con el sonido de disparos, gritos y los interminables sonidos de tipeo de su teclado mientras el iraquí de 24 años, oriundo de la ciudad de Samawa, lucha por su vida virtual contra adversarios digitales.

Al límite y completamente inmerso en la lucha en línea, Farhood se describe a sí mismo como un jugador profesional de videojuegos de disparos en primera persona.

Descubrió los videojuegos en 2003, cuando su padre compró la primera computadora de la familia. Dice que cuando tenía nueve años, comenzó a desarrollar una adicción a los videojuegos.

“Un día desperté y me encontré con que mi padre había traído una caja grande. Me sorprendí, '¿qué es esta caja, es una televisión?', Hasta que la instalé y entendí que era una computadora. ¿Un televisor que puedes controlar? ¿Con el que puedes hacer cualquier cosa? Me sorprendió. Empecé a trabajar en él, a descubrir todo lo que puedes hacer, y a partir de ese momento, toda mi atención se centró en las computadoras.... Toda mi atención se centró en los juegos y las PC ".

Años después, decidió que esto tenía que cambiar y dejó de jugar durante un año y medio.

Después de obtener un diploma en ingeniería informática, Farhood decidió convertir su pasión en un trabajo y fundó el Gamer’s Cafe, una página de Facebook en la que él y un equipo de jugadores de todo Irak publican capturas de pantalla editadas de sus videojuegos.

En 2019 consiguieron suscribir un millón de seguidores, cifra que se duplicó al año siguiente.

Según Farhood, la crisis del coronavirus y sus bloqueos ayudaron parcialmente a este rápido crecimiento.

Los ingresos generados por su página de redes sociales son suficientes para cubrir sus gastos, dijo Farhood, quien aún vive con sus padres.

Aún jugando hasta cuatro horas al día, Farhood dice que ahora está más dedicado a producir contenido para su página de Facebook que a ganar en el campo de batalla virtual.

Además de los anuncios, Farhood y su equipo ganan dinero a través de donaciones de seguidores iraquíes, pero también de jóvenes ricos de los países del Golfo.

"En 2016, creamos nuestro primer equipo, se llamaba 'Gamers' Cafe Family '. Hicimos mucho contenido ese año, continuamos haciendo mucho contenido. Desde 2017, comenzamos a transmitir en Facebook, especialmente PubG, Player Unknown Battlegrounds. En 2019, alcanzamos el primer millón de seguidores en nuestra página. Eso fue increíble. En 2020, alcanzamos los dos millones de seguidores y logramos muchas cosas ".

"Recibimos dinero a cambio de jugar. ¿Cómo hacemos esto? A través de los sitios web de redes sociales, al tener presencia en los sitios web de las redes sociales, obtenemos un salario por jugar".

En 2019, el parlamento de Irak prohibió los videojuegos populares en línea, incluidos Player Unknown's Battlegrounds y Fortnite, citando su influencia "negativa" especialmente en los jóvenes en un país plagado durante mucho tiempo por el derramamiento de sangre en la vida real.

La prohibición se produjo "debido a los efectos negativos causados por algunos juegos electrónicos en la salud, la cultura y la seguridad de la sociedad iraquí, incluidas las amenazas sociales y morales para los niños y los jóvenes", se lee en el texto de la resolución.

Consciente de que la adicción a los videojuegos tiene un impacto duradero en la salud física y mental, Farhood dice que no promueve la adicción sino que brinda entretenimiento.

Actualmente, Farhood hace una vida normal, distribuida entre trabajo y recreación: "Salgo de noche, cuando todo está tranquilo, no hay gente, no hay ruido, ya sabes, para respirar. Toco canciones, voy despacio y conduzco. Para quitarme el ánimo en el trabajo. Porque a veces es un un poco intenso ".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

Enfrentamiento entre Guardia Nacional y CJNG deja dos elementos heridos

La dependencia detalló que el ataque a los uniformados se debe a los altos índices de inseguridad que han desatado los integrantes del CJNG.

Sociedad

Anuncia Samuel García que se vacunará en EU a menores de 12 a 18 años

El programa es para menores de edad, que hasta ahora no están considerados en el Programa Nacional de Vacunación del Gobierno Federal

Sociedad

Así se llevó a cabo el Desfile Militar del 16 de septiembre

El desfile militar concluyó "sin novedad", a pesar de la asistencia de miles de personas, aseguraron las autoridades federales y capitalinas

Sociedad

Anuncia Samuel García que se vacunará en EU a menores de 12 a 18 años

El programa es para menores de edad, que hasta ahora no están considerados en el Programa Nacional de Vacunación del Gobierno Federal

Ciencia

Tu cerebro y corazón se sincronizan cuando escuchas una anécdota de tu vida

El cerebro recibe las pulsaciones que emanan del corazón cuando escuchas una anécdota.

CDMX

Pedro Reyes, escultor de Tlali, reacciona a decisión de Sheinbaum

En días posteriores a la decisión, mujeres de grupos feministas manifestaron su inconformidad con el proyecto, pues no hubo un proceso abierto de selección

Finanzas

FMI niega haber alterado informe del Banco Mundial para favorecer a China

La jefa del FMI, Kristalina Georgieva indicó que tal información es incorrecta por lo que ya se le notificó de lo ocurrido al director del organismo.

Gossip

Nightmare Alley, la nueva película de Guillermo del Toro estrena tráiler

La película protagonizada por Bradley Cooper, Cate Blanchett, Toni Collette y Willem Dafoe se estrenará el 17 de diciembre. Significa el regreso al cine del mexicano después de ganar el Oscar con La forma del agua

Sociedad

Entre aviones y miles de asistentes, así se vivió el desfile militar

Autoridades informaron que el evento en el que participaron más de 15 mil elementos militares, concluyó "sin novedad"