/ miércoles 12 de mayo de 2021

Evolución | Las oficinas, en vías de extinción

Expertos aseguran que los espacios de trabajo serán totalmente virtuales en los próximos 10 años

El mundo se acerca cada vez más al regreso presencial a las oficinas. En algunos corporativos de todo el mundo ya hay fecha para retornar de forma escalonada a los espacios que comparten los oficinistas, ejecutivos y directivos de las empresas, aunque un estudio de Ericsson apunta que el regreso a la “normalidad” será temporal, pues en los próximos 10 años la oficina será totalmente virtual.

El estudio The Dematerialized Office, elaborado por la compañía sueca, dice que la necesidad de trabajar desde casa, la conectividad y las soluciones digitales consolidaron su importancia y destaca que los nuevos espacios de trabajo serán capaces de reproducir experiencias sensoriales y hasta de hacer llamadas por holograma a distancia.

Según el documento, seis de cada 10 encuestados creen que la contingencia incrementará las reuniones en línea con clientes, proveedores y compañeros, incluso una vez que regrese la normalidad.

Como resultado, las soluciones de videollamadas evolucionarán para ofrecer experiencias mucho más cercanas a la realidad.

Una de las empresas que ya está trabajando en ello es Microsoft. La compañía de Bill Gates presentó en marzo pasado Mesh, una plataforma de real idad aumentada que permite que las personas que están en sitios alejados se encuentren virtualmente en forma de holograma con su aspecto físico.

Para Microsoft, la realidad aumentada, evolucionó a una “realidad mixta”, pues su plataforma está construida sobre el servicio de computación en nube de la compañía Azure, y ofrece una interfaz a medio camino entre la realidad aumentada y la virtual.

La primera de ellas, precisa la compañía, superpone elementos al entorno físico, mientras que la segunda crea un entorno totalmente artificial.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Puedes sentir que estás en el mismo lugar que otra persona y te puedes teletransportar desde distintos aparatos para estar presente con otra gente aunque no estén físicamente juntos", indicó durante la presentación el socio técnico de Microsoft, Alex Kipman.

Mesh abrió la conferencia de marzo de desarrolladores Ignite de la compañía, que este año se celebró de forma completamente remota, y en ella, Kipman apareció en forma de holograma.

A esta realidad, señalan los más de 113 millones de oficinistas de 16 países encuestados por Ericsson, se sumarán olores y hasta los sabores de la comida.

Con experiencias multisensoriales, 73 por ciento de los gerentes cree que para 2030 será posible que los alimentos ofrecidos en el comedor de la compañía tengan cualquier sabor que quieran. Como resultado, se optimizarían los costos y la percepción de calidad.

“Quizás ahora sea el momento de reflexionar sobre el tipo de sociedad de la que queremos formar parte en el futuro. Existe una percepción colectiva de que necesitamos construir empresas que sean sostenibles y estén mejor preparadas para los desafíos del mañana. La descarbonización y la desmaterialización serán componentes clave en esta evolución. La digitalización representa una enorme oportunidad para aumentar la productividad y la sostenibilidad de las empresas”, dijo Catalina Irurita, vicepresidenta de Marketing, Comunicaciones y Relaciones Corporativas de Ericsson para el Norte de Latinoamérica y el Caribe.

EL REGRESO A LAS OFICINAS

En México, han pasado casi 14 meses desde que se dictaminó la Jornada Nacional de Sana Distancia, el gran confinamiento que obligó a muchos negocios y oficinas a cerrar y trasladar su personal a trabajar a distancia.

Pero con la llegada de las vacunas, principalmente en los países desarrollados, las grandes empresas ya pusieron fechas de regreso.

Los primeros en levantar la mano en Estados Unidos fueron los grandes bancos. A finales de abril, JPMorgan Chase inició con la oleada de anuncios de regreso de los trabajadores a los rascacielos neoyorquinos.

El banco de inversión más grande de Estados Unidos informó que sus trabajadores regresarán a la oficina en base a un sistema rotativo antes de inicios de julio.

Todas las oficinas estadounidenses de la empresa reabrirán sus puertas con 50 por ciento de personal la próxima semana, para ser más precisos, el 17 de mayo, dos días antes del levantamiento de la mayoría de las restricciones en Nueva York.

La frecuencia de la enfermedad en esa localidad se redujo drásticamente, al punto de que en este momento, sólo registra una tasa de pruebas positivas al Covid-19 de dos por ciento.

Le siguió el otro gigante Goldman Sachs, quien pretende regresar a sus empleados a partir del 14 de junio.

Incluso, los funcionarios neoyorquinos iniciaron su retorno a las oficinas la semana anterior, lo que representa cerca de 80 mil personas.

De acuerdo con estimaciones de Kastle, empresa especializada en seguridad de edificios en Estados Unidos, hasta enero del 2021, el regreso a la oficina alcanzó 13 por ciento, proporción que superó 16 por ciento al cierre de abril.

"Hay claramente una tendencia al alza, pero muy progresiva", dijo a la AFP su presidente, Mark Ein. "Es una ola que crece lentamente".

Si bien las tasas de ocupación neoyorquinas permanecen inferiores al promedio estadounidense, algunos ya prevén un fuerte aumento en los próximos dos meses.

"Asistimos a un cambio radical", dijo Craig Deitelzweig, presidente de Marx Realty, empresa administradora de siete edificios en los barrios de Midtown y Wall Street, corazones corporativos de Nueva York, donde la tasa de ocupación superó la semana pasada el umbral de 30 por ciento, contra menos de 20 por ciento anteriormente.

"Antes, cuando preguntábamos a nuestros inquilinos cuándo regresarían, decían septiembre, ahora escuchamos junio o julio, incluso a veces mayo", dijo.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

La cuenta oficial de vacunados en Estados Unidos supera los 200 millones de ciudadanos, lejos de los 10 millones que presentan avance en México.

En México, el 23 de abril, el gobierno capitalino autorizó el regreso a los corporativos, pero con aforo reducido a 20 por ciento de la capacidad de los inmuebles.

Otra condición para ello es el uso permanente de cubrebocas dentro de las instalaciones, así como el establecimiento de filtros sanitarios y mantener la sana distancia, así como divisiones físicas como mamparas.

Además, las empresas que fomenten el regreso a las oficinas deberán utilizar códigos QR para identificar posibles cadenas de contagios, así como la aplicación semanal de pruebas para interrumpirlas de forma oportuna.

Al hacer un cálculo de las personas que regresarán a la oficina en la capital del país, la jefa de Gobierno, Claudia Sheimabum, dijo que serán entre 200 mil y 500 mil personas.

Actualmente, 14 estados del país tienen el semáforo epidemiológico en verde, lo cual quiere decir que las cadenas de contagio son bajas y, por lo tanto, se pueden retomar las actividades cotidianas casi al nivel previo a la pandemia.

Además, en abril, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, estimó que será en septiembre cuando la economía mexicana haya regresado a sus niveles normales, y probablemente esté funcionando al 100 por ciento.

¿POR CUÁNTO TIEMPO?

El regreso a la normalidad en las oficinas es un anhelo global, pero un estudio de la compañía sueca Ericsson señala que sólo será durante los próximos años.

La encuesta The Dematirialized Office, realizada por la compañía entre 133 millones de profesionales de 16 países, arrojó que los trabajadores ven la oficina en los próximos 10 años en un contexto completamente virtual y será capaz de replicar las experiencias sensoriales y redefinir las reuniones de negocios de manera digital.

“La consolidación de experiencias virtuales ya se anticipaba en el estudio del Internet de los Sentidos que publicamos a finales del año pasado, pero a raíz de la contingencia surgió la necesidad de trasladar todas las actividades laborales al hogar, haciendo cotidianas la colaboración digital y videollamadas de negocios, lo que a su vez ahora hace mucho más factible espacios totalmente virtuales de convivencia y trabajo”, dijo Catalina Irurita, vicepresidenta de Marketing, Comunicaciones y Relaciones Corporativas de Ericsson para el Norte de Latinoamérica y el Caribe.

La evolución de las oficinas para los próximos 10 años implican experiencias sensoriales, en las que se podrán hasta recibir los olores de la oficina.

En este sentido, el estudio arrojó que 58 por ciento de los encuestados mostraron interés en una experiencia virtual que permita implicar a todos los sentidos, es decir, oído, tacto, olfato y gusto desde cualquier parte que se encuentren.

“Por ejemplo, en las celebraciones de cumpleaños podrían disfrutar del olor y sabor de un pastel de chocolate”, detalla el estudio.

Otro punto que destacó en la encuesta es que 62 por ciento de los usuarios de Realidad Virtual o Realidad Aumentada estarían dispuestos a no regresar a la oficina física y recibir algún tipo de compensación económica de sus empleadores.

La recreación virtual gana cada vez más terreno entre los oficinistas, pues seis de cada 10 señalan que están interesados en que la realidad virtual se extienda a las compras digitales, a través de centros comerciales virtuales, donde puedan manipular los productos, sentir su textura y olerlos. El estudio detalla que incluso 56 por ciento de los encuestados quisieran probar el sabor de los productos.

En cuestión de negocios, 61 por ciento imaginan almacenes digitales, donde puedan probar las características de productos que ofrecen los proveedores.

Los oficinistas incluso creen que las actividades de integración en el trabajo serán a través de la realidad aumentada, por ejemplo, visitando lugares recreativos de forma virtual con sus compañeros de trabajo y hasta armando “cascaritas” de futbol virtual los fines de semana.

Entre las ventajas que destaca el estudio de Ericsson, está la sustentabilidad de la oficina inmaterial.

“Los beneficios de pasar de oficinas físicas a espacios virtuales no sólo serían en eficiencia y productividad, también serían ambientales. El 77 por ciento de los encuestados consideran que el trabajo virtual haría compañías más sustentables, puesto que podrían dejar de mantener el alto consumo y costos de una oficina física. Eliminar la necesidad de traslados también reduciría el impacto ambiental de los negocios”, señala el documento de la compañía sueca.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El mundo se acerca cada vez más al regreso presencial a las oficinas. En algunos corporativos de todo el mundo ya hay fecha para retornar de forma escalonada a los espacios que comparten los oficinistas, ejecutivos y directivos de las empresas, aunque un estudio de Ericsson apunta que el regreso a la “normalidad” será temporal, pues en los próximos 10 años la oficina será totalmente virtual.

El estudio The Dematerialized Office, elaborado por la compañía sueca, dice que la necesidad de trabajar desde casa, la conectividad y las soluciones digitales consolidaron su importancia y destaca que los nuevos espacios de trabajo serán capaces de reproducir experiencias sensoriales y hasta de hacer llamadas por holograma a distancia.

Según el documento, seis de cada 10 encuestados creen que la contingencia incrementará las reuniones en línea con clientes, proveedores y compañeros, incluso una vez que regrese la normalidad.

Como resultado, las soluciones de videollamadas evolucionarán para ofrecer experiencias mucho más cercanas a la realidad.

Una de las empresas que ya está trabajando en ello es Microsoft. La compañía de Bill Gates presentó en marzo pasado Mesh, una plataforma de real idad aumentada que permite que las personas que están en sitios alejados se encuentren virtualmente en forma de holograma con su aspecto físico.

Para Microsoft, la realidad aumentada, evolucionó a una “realidad mixta”, pues su plataforma está construida sobre el servicio de computación en nube de la compañía Azure, y ofrece una interfaz a medio camino entre la realidad aumentada y la virtual.

La primera de ellas, precisa la compañía, superpone elementos al entorno físico, mientras que la segunda crea un entorno totalmente artificial.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Puedes sentir que estás en el mismo lugar que otra persona y te puedes teletransportar desde distintos aparatos para estar presente con otra gente aunque no estén físicamente juntos", indicó durante la presentación el socio técnico de Microsoft, Alex Kipman.

Mesh abrió la conferencia de marzo de desarrolladores Ignite de la compañía, que este año se celebró de forma completamente remota, y en ella, Kipman apareció en forma de holograma.

A esta realidad, señalan los más de 113 millones de oficinistas de 16 países encuestados por Ericsson, se sumarán olores y hasta los sabores de la comida.

Con experiencias multisensoriales, 73 por ciento de los gerentes cree que para 2030 será posible que los alimentos ofrecidos en el comedor de la compañía tengan cualquier sabor que quieran. Como resultado, se optimizarían los costos y la percepción de calidad.

“Quizás ahora sea el momento de reflexionar sobre el tipo de sociedad de la que queremos formar parte en el futuro. Existe una percepción colectiva de que necesitamos construir empresas que sean sostenibles y estén mejor preparadas para los desafíos del mañana. La descarbonización y la desmaterialización serán componentes clave en esta evolución. La digitalización representa una enorme oportunidad para aumentar la productividad y la sostenibilidad de las empresas”, dijo Catalina Irurita, vicepresidenta de Marketing, Comunicaciones y Relaciones Corporativas de Ericsson para el Norte de Latinoamérica y el Caribe.

EL REGRESO A LAS OFICINAS

En México, han pasado casi 14 meses desde que se dictaminó la Jornada Nacional de Sana Distancia, el gran confinamiento que obligó a muchos negocios y oficinas a cerrar y trasladar su personal a trabajar a distancia.

Pero con la llegada de las vacunas, principalmente en los países desarrollados, las grandes empresas ya pusieron fechas de regreso.

Los primeros en levantar la mano en Estados Unidos fueron los grandes bancos. A finales de abril, JPMorgan Chase inició con la oleada de anuncios de regreso de los trabajadores a los rascacielos neoyorquinos.

El banco de inversión más grande de Estados Unidos informó que sus trabajadores regresarán a la oficina en base a un sistema rotativo antes de inicios de julio.

Todas las oficinas estadounidenses de la empresa reabrirán sus puertas con 50 por ciento de personal la próxima semana, para ser más precisos, el 17 de mayo, dos días antes del levantamiento de la mayoría de las restricciones en Nueva York.

La frecuencia de la enfermedad en esa localidad se redujo drásticamente, al punto de que en este momento, sólo registra una tasa de pruebas positivas al Covid-19 de dos por ciento.

Le siguió el otro gigante Goldman Sachs, quien pretende regresar a sus empleados a partir del 14 de junio.

Incluso, los funcionarios neoyorquinos iniciaron su retorno a las oficinas la semana anterior, lo que representa cerca de 80 mil personas.

De acuerdo con estimaciones de Kastle, empresa especializada en seguridad de edificios en Estados Unidos, hasta enero del 2021, el regreso a la oficina alcanzó 13 por ciento, proporción que superó 16 por ciento al cierre de abril.

"Hay claramente una tendencia al alza, pero muy progresiva", dijo a la AFP su presidente, Mark Ein. "Es una ola que crece lentamente".

Si bien las tasas de ocupación neoyorquinas permanecen inferiores al promedio estadounidense, algunos ya prevén un fuerte aumento en los próximos dos meses.

"Asistimos a un cambio radical", dijo Craig Deitelzweig, presidente de Marx Realty, empresa administradora de siete edificios en los barrios de Midtown y Wall Street, corazones corporativos de Nueva York, donde la tasa de ocupación superó la semana pasada el umbral de 30 por ciento, contra menos de 20 por ciento anteriormente.

"Antes, cuando preguntábamos a nuestros inquilinos cuándo regresarían, decían septiembre, ahora escuchamos junio o julio, incluso a veces mayo", dijo.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

La cuenta oficial de vacunados en Estados Unidos supera los 200 millones de ciudadanos, lejos de los 10 millones que presentan avance en México.

En México, el 23 de abril, el gobierno capitalino autorizó el regreso a los corporativos, pero con aforo reducido a 20 por ciento de la capacidad de los inmuebles.

Otra condición para ello es el uso permanente de cubrebocas dentro de las instalaciones, así como el establecimiento de filtros sanitarios y mantener la sana distancia, así como divisiones físicas como mamparas.

Además, las empresas que fomenten el regreso a las oficinas deberán utilizar códigos QR para identificar posibles cadenas de contagios, así como la aplicación semanal de pruebas para interrumpirlas de forma oportuna.

Al hacer un cálculo de las personas que regresarán a la oficina en la capital del país, la jefa de Gobierno, Claudia Sheimabum, dijo que serán entre 200 mil y 500 mil personas.

Actualmente, 14 estados del país tienen el semáforo epidemiológico en verde, lo cual quiere decir que las cadenas de contagio son bajas y, por lo tanto, se pueden retomar las actividades cotidianas casi al nivel previo a la pandemia.

Además, en abril, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, estimó que será en septiembre cuando la economía mexicana haya regresado a sus niveles normales, y probablemente esté funcionando al 100 por ciento.

¿POR CUÁNTO TIEMPO?

El regreso a la normalidad en las oficinas es un anhelo global, pero un estudio de la compañía sueca Ericsson señala que sólo será durante los próximos años.

La encuesta The Dematirialized Office, realizada por la compañía entre 133 millones de profesionales de 16 países, arrojó que los trabajadores ven la oficina en los próximos 10 años en un contexto completamente virtual y será capaz de replicar las experiencias sensoriales y redefinir las reuniones de negocios de manera digital.

“La consolidación de experiencias virtuales ya se anticipaba en el estudio del Internet de los Sentidos que publicamos a finales del año pasado, pero a raíz de la contingencia surgió la necesidad de trasladar todas las actividades laborales al hogar, haciendo cotidianas la colaboración digital y videollamadas de negocios, lo que a su vez ahora hace mucho más factible espacios totalmente virtuales de convivencia y trabajo”, dijo Catalina Irurita, vicepresidenta de Marketing, Comunicaciones y Relaciones Corporativas de Ericsson para el Norte de Latinoamérica y el Caribe.

La evolución de las oficinas para los próximos 10 años implican experiencias sensoriales, en las que se podrán hasta recibir los olores de la oficina.

En este sentido, el estudio arrojó que 58 por ciento de los encuestados mostraron interés en una experiencia virtual que permita implicar a todos los sentidos, es decir, oído, tacto, olfato y gusto desde cualquier parte que se encuentren.

“Por ejemplo, en las celebraciones de cumpleaños podrían disfrutar del olor y sabor de un pastel de chocolate”, detalla el estudio.

Otro punto que destacó en la encuesta es que 62 por ciento de los usuarios de Realidad Virtual o Realidad Aumentada estarían dispuestos a no regresar a la oficina física y recibir algún tipo de compensación económica de sus empleadores.

La recreación virtual gana cada vez más terreno entre los oficinistas, pues seis de cada 10 señalan que están interesados en que la realidad virtual se extienda a las compras digitales, a través de centros comerciales virtuales, donde puedan manipular los productos, sentir su textura y olerlos. El estudio detalla que incluso 56 por ciento de los encuestados quisieran probar el sabor de los productos.

En cuestión de negocios, 61 por ciento imaginan almacenes digitales, donde puedan probar las características de productos que ofrecen los proveedores.

Los oficinistas incluso creen que las actividades de integración en el trabajo serán a través de la realidad aumentada, por ejemplo, visitando lugares recreativos de forma virtual con sus compañeros de trabajo y hasta armando “cascaritas” de futbol virtual los fines de semana.

Entre las ventajas que destaca el estudio de Ericsson, está la sustentabilidad de la oficina inmaterial.

“Los beneficios de pasar de oficinas físicas a espacios virtuales no sólo serían en eficiencia y productividad, también serían ambientales. El 77 por ciento de los encuestados consideran que el trabajo virtual haría compañías más sustentables, puesto que podrían dejar de mantener el alto consumo y costos de una oficina física. Eliminar la necesidad de traslados también reduciría el impacto ambiental de los negocios”, señala el documento de la compañía sueca.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Política

Mancera ve tintes políticos en detención de Serna

Miguel Ángel Mancera mencionó que esas van a seguir siendo las herramientas que se van a utilizar, por parte de la autoridad

Justicia

Civiles armados asesinaron a tiros a un hombre en playa Majahua, en Puerto Marqués, Acapulco

Hombres armados llegaron a bordo de una lancha y dispararon contra su víctima en múltiples ocasiones según testigos

Política

Diputados acuerdan lineamientos para posible Parlamento sobre Reforma Eléctrica

Ante la posible creación, los diputados buscan la aprobación de un debate abierto en materia energética

Gossip

Gepe: Homenaje indie al mainstream

El chileno cuenta que eligió canciones de artistas muy populares para su reciente disco de covers, porque son canciones “inevitables de escuchar”

Moda

La moda, una parte inseparable de nuestra cultura

Especialistas analizan la moda, la indumentaria y los textiles en distintos tiempos de la historia de Iberoamérica

Doble Vía

Un caso ejemplar de ciencia ciudadana

Un proyecto de investigación del agua subterránea en Sudáfrica nos ayuda a ejemplificar el poder de estas iniciativas como factor de desarrollo

Finanzas

#Data | El chile y el tomate, los que más se han encarecido

Esto, en un contexto en el que la inflación general ha pesentado una tendencia al alza durante los últimos meses

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales

Finanzas

Licenciados buscan empleo sin alcanzarlo

De los 2.3 millones de desempleados reportados por el Inegi, 53 por ciento tiene licenciatura o preparatoria