/ martes 4 de abril de 2017

Inyectan chips a empleados de empresa sueca

Una aguja que se desliza entre el pulgar y el índice inyecta unmicrochip en la mano del empleado. Otro ciborg es creado.

Lo que parece una visión distópica del lugar de trabajo escasi rutina en el eje empresarial Epicenter. La startup suecaofrece a sus empleados y miembros implantarles un microchip deltamaño de un grano de arroz y que sirve como tarjeta electrónica:para abrir puertas, operar impresoras o comprar productos con unmovimiento de la mano.

Las inyecciones se han vuelto tan populares que los trabajadoresen Epicenter realizan fiestas para aquellos que reciben losimplantes.

"El mayor beneficio que veo es conveniencia", dijo PatrickMesterton, cofundador y director ejecutivo de Epicenter. Comodemostración, abre una puerta simplemente moviendo la mano."Básicamente remplaza muchas cosas que tienes, otros dispositivosde comunicaciones, ya sean tarjetas de crédito o llaves".

La tecnología en sí no es nueva. Chips como esos son usados enmascotas. Las compañías los usan para rastrear embarques. Peronunca antes habían sido usados en empleados a una escala tal.Epicenter y otras compañías son las primeras en hacer disponiblesampliamente esos microchips.

Y, como con toda nueva tecnología, genera interrogantes deprivacidad y seguridad. Aunque son seguros biológicamente, losdatos generados por los implantes pueden mostrar cuán a menudo unempleado va a trabajar y lo que compra. A diferencia de tarjetas ycelulares, que pueden generar los mismos datos, una persona nopuede deshacerse fácilmente el chip.

"Por supuesto, poner cosas en el cuerpo es un paso grande y lofue incluso para mí al inicio", dijo Mesterton, que recuerda susdudas iniciales. "Pero, por otra parte, la gente se ha estadoimplantando cosas en sus cuerpos, como marcapasos y otras cosaspara controlar el corazón", dijo. "Eso es algo mucho más serioque tener un microchip que se puede comunicar con aparatos".

Epicenter, que es la base de más de 100 compañías y unos 2mil empleados, comenzó los implantes en el 2015. Ahora, unos 150empleados los tienen. Una compañía basada en Bélgica tambiénofrece implantes así a sus empleados y hay casos aislados en elmundo en los que entusiastas de tecnología los han probado enaños recientes.

Una aguja que se desliza entre el pulgar y el índice inyecta unmicrochip en la mano del empleado. Otro ciborg es creado.

Lo que parece una visión distópica del lugar de trabajo escasi rutina en el eje empresarial Epicenter. La startup suecaofrece a sus empleados y miembros implantarles un microchip deltamaño de un grano de arroz y que sirve como tarjeta electrónica:para abrir puertas, operar impresoras o comprar productos con unmovimiento de la mano.

Las inyecciones se han vuelto tan populares que los trabajadoresen Epicenter realizan fiestas para aquellos que reciben losimplantes.

"El mayor beneficio que veo es conveniencia", dijo PatrickMesterton, cofundador y director ejecutivo de Epicenter. Comodemostración, abre una puerta simplemente moviendo la mano."Básicamente remplaza muchas cosas que tienes, otros dispositivosde comunicaciones, ya sean tarjetas de crédito o llaves".

La tecnología en sí no es nueva. Chips como esos son usados enmascotas. Las compañías los usan para rastrear embarques. Peronunca antes habían sido usados en empleados a una escala tal.Epicenter y otras compañías son las primeras en hacer disponiblesampliamente esos microchips.

Y, como con toda nueva tecnología, genera interrogantes deprivacidad y seguridad. Aunque son seguros biológicamente, losdatos generados por los implantes pueden mostrar cuán a menudo unempleado va a trabajar y lo que compra. A diferencia de tarjetas ycelulares, que pueden generar los mismos datos, una persona nopuede deshacerse fácilmente el chip.

"Por supuesto, poner cosas en el cuerpo es un paso grande y lofue incluso para mí al inicio", dijo Mesterton, que recuerda susdudas iniciales. "Pero, por otra parte, la gente se ha estadoimplantando cosas en sus cuerpos, como marcapasos y otras cosaspara controlar el corazón", dijo. "Eso es algo mucho más serioque tener un microchip que se puede comunicar con aparatos".

Epicenter, que es la base de más de 100 compañías y unos 2mil empleados, comenzó los implantes en el 2015. Ahora, unos 150empleados los tienen. Una compañía basada en Bélgica tambiénofrece implantes así a sus empleados y hay casos aislados en elmundo en los que entusiastas de tecnología los han probado enaños recientes.

Mundo

Trump amenaza con retirar fondos de ayuda a Honduras si caravana sigue a EU

Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente de EU afirmó que "retiraría de inmediato los fondos"

Justicia

PGR investiga delitos federales en agresiones cometidos por porros de la UNAM

El organismo manifestó que ha estado en contacto permanente con las autoridades de la máxima casa de estudios

Metrópoli

Padres de familia se manifiestan por presuntos abusos a niños de kinder

Los padres aseguran que un profesor maestro ha abusado ya de 37 niños, piden justicia

Metrópoli

Padres de familia se manifiestan por presuntos abusos a niños de kinder

Los padres aseguran que un profesor maestro ha abusado ya de 37 niños, piden justicia

Mundo

"El Club Republicano", el polémico cuadro de Trump con Roosevelt, Lincoln y Nixon

Trump ha causado polémica por colgar un cuadro en la Casa Blanca, donde aparece junto a exmandatarios republicanos

Justicia

El Sureño no tiene relación con secuestro de Silvia Vargas: PGR

"A mí no me suena en lo absoluto esta persona y me conozco el expediente", aseguró Vargas

Salud

Transplante de células madre, la nueva alternativa para eliminar el VIH

Científicos explicaron que el donante tenía una mutación llamada CCR5 Delta 32 , esto logró que sus células sanguíneas fueran inmunes al VIH.

Gossip

Club de Cuervos regresa con todo para el juego final

El equipo de Nuevo Toledo tendrá su juego final el próximo 25 de enero

Finanzas

Sin perspectiva de acuerdo entre Londres y Bruselas sobre Brexit

La Confederación de la Industria Alemana demandó que el sector político utilice todas las oportunidades para lograr el acuerdo