/ martes 6 de diciembre de 2016

Resplandece epicentro del skate en Reino Unido

El parque de skateboard callejero más antiguo de esta ciudad se encuentra en el Southbank a orillas del Río Támesis, considerado punto de reunión de amateurs y profesionales desde hace 40 años.

Uno de ellos es Femi Bukunola, famoso por saltar en skate una valla metálica de un metro en el SouthBank en 1992, quien ahora se mezcla con amateurs en el espacio techado bajo la sala de conciertos Queen Elizabeth Hall.

El lugar ubicado estratégicamente a unos pasos de la turística rueda de la fortuna London Eye y el Puente de Waterloo reúne no solo a patinadores entusiastas, sino a artistas callejeros que han dejado sus grafitis y obras plasmadas en las paredes.

Un pasamanos de metal divide a los skaters de turistas y curiosos que pueden apreciar el espectáculo gratuito de patinetas 24 horas al día los 365 días del año.

Sam Holsgrove, quien practica el skate de calle desde hace 27 años, dijo a Notimex que los espacios urbanos se han ido reduciendo en Londres y los skaters tienen que buscar nuevas opciones, muchas veces bajo los puentes o en túneles en desuso.

“Hay pocos lugares con un techo que te protege de la lluvia como el de Southbank. El skateboarding en Londres es callejero y ha resurgido a partir de 2005 como un deporte que mucha gente práctica, principalmente hombres”.

El área destinada a las patinetas o skateboards cuenta con rampas, bancos, escaleras y plataformas, donde los patinadores practican sus piruetas en las tardes y noches, porque en las mañanas normalmente se encuentra vacío.

El Undercroft (bóveda) como algunos lo llaman es la cuna del skateboard en Gran Bretaña y un edén para los grafiteros.

Sin embargo, en 2014 corrió el riesgo de desaparecer y de ser sustituido por tiendas y restaurantes.

Tras una larga campaña conocida como “Long Live SouthBank” el entonces alcalde de la ciudad, Boris Johnson, se comprometió a conservar este histórico espacio para futuras generaciones.

“El parque es el epicentro del skate en Reino Unido y parte de la cultura de Londres. Atrae a turistas de todo el mundo y añade vitalidad a la zona”, defendió Johnson en su momento.

El inusual parque techado es ideal para que los skateboarders se refugien del frío y la lluvia en la época invernal.

En el verano, otros parques al aire libre como Mile End Skate Park, en el este de la ciudad, atraen a decenas de aficionados principiantes y avanzados que practican piruetas y saltos en las rampas, cuencas de concreto y bancas.

El parque de skateboard callejero más antiguo de esta ciudad se encuentra en el Southbank a orillas del Río Támesis, considerado punto de reunión de amateurs y profesionales desde hace 40 años.

Uno de ellos es Femi Bukunola, famoso por saltar en skate una valla metálica de un metro en el SouthBank en 1992, quien ahora se mezcla con amateurs en el espacio techado bajo la sala de conciertos Queen Elizabeth Hall.

El lugar ubicado estratégicamente a unos pasos de la turística rueda de la fortuna London Eye y el Puente de Waterloo reúne no solo a patinadores entusiastas, sino a artistas callejeros que han dejado sus grafitis y obras plasmadas en las paredes.

Un pasamanos de metal divide a los skaters de turistas y curiosos que pueden apreciar el espectáculo gratuito de patinetas 24 horas al día los 365 días del año.

Sam Holsgrove, quien practica el skate de calle desde hace 27 años, dijo a Notimex que los espacios urbanos se han ido reduciendo en Londres y los skaters tienen que buscar nuevas opciones, muchas veces bajo los puentes o en túneles en desuso.

“Hay pocos lugares con un techo que te protege de la lluvia como el de Southbank. El skateboarding en Londres es callejero y ha resurgido a partir de 2005 como un deporte que mucha gente práctica, principalmente hombres”.

El área destinada a las patinetas o skateboards cuenta con rampas, bancos, escaleras y plataformas, donde los patinadores practican sus piruetas en las tardes y noches, porque en las mañanas normalmente se encuentra vacío.

El Undercroft (bóveda) como algunos lo llaman es la cuna del skateboard en Gran Bretaña y un edén para los grafiteros.

Sin embargo, en 2014 corrió el riesgo de desaparecer y de ser sustituido por tiendas y restaurantes.

Tras una larga campaña conocida como “Long Live SouthBank” el entonces alcalde de la ciudad, Boris Johnson, se comprometió a conservar este histórico espacio para futuras generaciones.

“El parque es el epicentro del skate en Reino Unido y parte de la cultura de Londres. Atrae a turistas de todo el mundo y añade vitalidad a la zona”, defendió Johnson en su momento.

El inusual parque techado es ideal para que los skateboarders se refugien del frío y la lluvia en la época invernal.

En el verano, otros parques al aire libre como Mile End Skate Park, en el este de la ciudad, atraen a decenas de aficionados principiantes y avanzados que practican piruetas y saltos en las rampas, cuencas de concreto y bancas.