/ miércoles 18 de enero de 2017

Sacuden las ideas a Manuel Valls

Manuel Valls, exprimer ministro francés y aspirante a liderar a los socialistas en las presidenciales de 2017, vivió su segundo incidente en un mes cuando un joven le dio una bofetada mientras hacía campaña en las primarias socialistas.

Después de ser rociado por un hombre con un saco de harina en Estrasburgo (noreste) el pasado 22 de diciembre, el político de origen español recibió una bofetada de un joven cuando salía del ayuntamiento de Lamballe, en la Bretaña francesa (noroeste).

Valls no resultó herido y el agresor, cuyas motivaciones se desconocen, fue inmovilizado e inmediatamente detenido. "No tengo miedo a discutir con mis compatriotas, pero sé que la democracia es incompatible con la violencia", dijo el político a la prensa después del incidente.

En el episodio de Estrasburgo de diciembre, Valls había sido hostigado por un hombre que le había reprochado su gestión como primer ministro francés (2014-2016).

El antiguo jefe de Gobierno francés aspira a ser el candidato socialista para las presidenciales de abril y mayo de 2017, para lo que tiene que ganar las primarias del 22 y el 29 de enero, en las que competirá con otros seis candidatos.

Manuel Valls, exprimer ministro francés y aspirante a liderar a los socialistas en las presidenciales de 2017, vivió su segundo incidente en un mes cuando un joven le dio una bofetada mientras hacía campaña en las primarias socialistas.

Después de ser rociado por un hombre con un saco de harina en Estrasburgo (noreste) el pasado 22 de diciembre, el político de origen español recibió una bofetada de un joven cuando salía del ayuntamiento de Lamballe, en la Bretaña francesa (noroeste).

Valls no resultó herido y el agresor, cuyas motivaciones se desconocen, fue inmovilizado e inmediatamente detenido. "No tengo miedo a discutir con mis compatriotas, pero sé que la democracia es incompatible con la violencia", dijo el político a la prensa después del incidente.

En el episodio de Estrasburgo de diciembre, Valls había sido hostigado por un hombre que le había reprochado su gestión como primer ministro francés (2014-2016).

El antiguo jefe de Gobierno francés aspira a ser el candidato socialista para las presidenciales de abril y mayo de 2017, para lo que tiene que ganar las primarias del 22 y el 29 de enero, en las que competirá con otros seis candidatos.