/ martes 15 de septiembre de 2015

Confirman presencia de casos de tosferina en Chiapas

Tuxtla Gutiérrez.- Una investigación a cargo del Laboratorio Estatal de Salud Pública confirmó la presencia de tosferina en la entidad, cuya incidencia va en aumento, señaló la epidemióloga Claudia Patricia Nolasco Gómez.

Al impartir en la Universidad Autónoma de Chiapas la conferencia “Epidemiología de la tosferina en Chiapas”, refirió que ello se demuestra en un estudio de 2012 a 2014, que contó con la participación de la Universidad Autónoma de Chiapas y la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

La epidemióloga del laboratorio dependiente de la Secretaría de Salud estatal, alertó que a pesar de que se puede prevenir ese padecimiento la incidencia va en aumento.

Para Chiapas, de acuerdo con los reportes publicados por la Dirección General de Epidemiología, de 2003 a 2013 se observó un incremento en el número de casos confirmados de cerca de 200 por ciento de esa enfermedad que se consideraba olvidada, refirió.

La investigación revela que se atendieron mil 719 personas, de estas 313 casos fueron considerados probables, expuso la especialista.

Precisó que “por cada caso probable de tosferina identificado, tenemos que hacer el estudio de cinco contactos que pueden ser padres, hermanos y otros familiares y extra domiciliarios entre vecinos y compañeros de escuelas” para la detección de la enfermedad.

Del total de personas atendidas, siguió, en mil 454 muestras se encontraron anticuerpos, en 130 se identificó la presencia de la enfermedad.

La tosferina es considerada como una enfermedad que se puede evitar con la aplicación de algunos biológicos específicamente en los menores de cinco años, destacó.

La tendencia de la tosferina en el estado, reiteró Nolasco Gómez, va al alza y al medirla se ha detectado que la mayoría de casos se presenta en periodos de invierno y verano, lo que está asociado a los cambios de temperatura.

Dicha enfermedad respiratoria es causada por la bacteria Bordetella pertussis y afecta exclusivamente al ser humano. La forma de transmisión es a través de partículas emitidas en secreciones respiratorias de personas infectadas, dio a conocer la doctora.

Detalló que Tapachula y Tuxtla Gutiérrez son los municipios más afectados en Chiapas, mientras que la localidad que presentó el mayor riesgo es San Lucas en los Altos de Chiapas, donde la mayoría de casos se encontró en menores de un año, más frecuentemente en mujeres.

En México, de 2000 a 2011, la tosferina mostró un patrón oscilatorio similar al observado en otros países, con exacerbaciones de tres a cinco años, continuó.

En 2009 hubo 579 casos notificados; para 2010 se observó un decremento y en 2011 se registró un incremento de 19 por ciento, abundó. (Notimex)

Tuxtla Gutiérrez.- Una investigación a cargo del Laboratorio Estatal de Salud Pública confirmó la presencia de tosferina en la entidad, cuya incidencia va en aumento, señaló la epidemióloga Claudia Patricia Nolasco Gómez.

Al impartir en la Universidad Autónoma de Chiapas la conferencia “Epidemiología de la tosferina en Chiapas”, refirió que ello se demuestra en un estudio de 2012 a 2014, que contó con la participación de la Universidad Autónoma de Chiapas y la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

La epidemióloga del laboratorio dependiente de la Secretaría de Salud estatal, alertó que a pesar de que se puede prevenir ese padecimiento la incidencia va en aumento.

Para Chiapas, de acuerdo con los reportes publicados por la Dirección General de Epidemiología, de 2003 a 2013 se observó un incremento en el número de casos confirmados de cerca de 200 por ciento de esa enfermedad que se consideraba olvidada, refirió.

La investigación revela que se atendieron mil 719 personas, de estas 313 casos fueron considerados probables, expuso la especialista.

Precisó que “por cada caso probable de tosferina identificado, tenemos que hacer el estudio de cinco contactos que pueden ser padres, hermanos y otros familiares y extra domiciliarios entre vecinos y compañeros de escuelas” para la detección de la enfermedad.

Del total de personas atendidas, siguió, en mil 454 muestras se encontraron anticuerpos, en 130 se identificó la presencia de la enfermedad.

La tosferina es considerada como una enfermedad que se puede evitar con la aplicación de algunos biológicos específicamente en los menores de cinco años, destacó.

La tendencia de la tosferina en el estado, reiteró Nolasco Gómez, va al alza y al medirla se ha detectado que la mayoría de casos se presenta en periodos de invierno y verano, lo que está asociado a los cambios de temperatura.

Dicha enfermedad respiratoria es causada por la bacteria Bordetella pertussis y afecta exclusivamente al ser humano. La forma de transmisión es a través de partículas emitidas en secreciones respiratorias de personas infectadas, dio a conocer la doctora.

Detalló que Tapachula y Tuxtla Gutiérrez son los municipios más afectados en Chiapas, mientras que la localidad que presentó el mayor riesgo es San Lucas en los Altos de Chiapas, donde la mayoría de casos se encontró en menores de un año, más frecuentemente en mujeres.

En México, de 2000 a 2011, la tosferina mostró un patrón oscilatorio similar al observado en otros países, con exacerbaciones de tres a cinco años, continuó.

En 2009 hubo 579 casos notificados; para 2010 se observó un decremento y en 2011 se registró un incremento de 19 por ciento, abundó. (Notimex)