/ miércoles 21 de octubre de 2015

INCan impulsa la calidad en la reconstrucción mamaria

El director del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses, dijo que casi 30 por ciento de las 950 nuevas pacientes que llegan cada año con cáncer de mama se someten a una reconstrucción del o los senos afectados.

Esa cirugía tiene un impacto emocional importante en la paciente, explicó, por lo que se impulsa un proyecto de certificación de cirujanos plásticos de instituciones en las que el Fondo para Gastos Catastróficos del Seguro Popular cubre la reconstrucción mamaria.

Durante la presentación de un nuevo mastógrafo digital, que le fue donado al INCa por la Administración de la Beneficencia Pública, mencionó que en el instituto se tiene a tres cirujanos plásticos que trabajan en reconstrucción mamaria.

"Lo que queremos es meternos en los temas de calidad, así como un radiólogo para que pueda estar certificado en lectura de mastografía, lo mismo queremos con los cirujanos plásticos, porque hay algunos pocos experimentados, por eso es importante su acreditación”, planteó.

"El programa lo estamos viendo con Salud, a principios del siguiente año estaríamos presentando el proyecto para que haya reconstrucción mamaria de calidad", subrayó.

Indicó que se tiene un programa piloto en los estados de Coahuila, Colima y Querétaro, en donde en poco más de un año se han realizado 35 cirugías de reconstrucción mamaria con la participación de ocho especialistas plásticos.

El mastógrafo digital que recibió el INCan, con un costo de ocho millones 936 mil 60 pesos, se suma a otros tres que tiene el instituto, lo que permitirá agilizar la atención a las pacientes, pues a diferencia de un equipo análogo con el que se hacen estudios a tres mujeres en una hora, con el digital se atiende a una paciente cada cinco minutos.   Notimex

/parg

El director del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses, dijo que casi 30 por ciento de las 950 nuevas pacientes que llegan cada año con cáncer de mama se someten a una reconstrucción del o los senos afectados.

Esa cirugía tiene un impacto emocional importante en la paciente, explicó, por lo que se impulsa un proyecto de certificación de cirujanos plásticos de instituciones en las que el Fondo para Gastos Catastróficos del Seguro Popular cubre la reconstrucción mamaria.

Durante la presentación de un nuevo mastógrafo digital, que le fue donado al INCa por la Administración de la Beneficencia Pública, mencionó que en el instituto se tiene a tres cirujanos plásticos que trabajan en reconstrucción mamaria.

"Lo que queremos es meternos en los temas de calidad, así como un radiólogo para que pueda estar certificado en lectura de mastografía, lo mismo queremos con los cirujanos plásticos, porque hay algunos pocos experimentados, por eso es importante su acreditación”, planteó.

"El programa lo estamos viendo con Salud, a principios del siguiente año estaríamos presentando el proyecto para que haya reconstrucción mamaria de calidad", subrayó.

Indicó que se tiene un programa piloto en los estados de Coahuila, Colima y Querétaro, en donde en poco más de un año se han realizado 35 cirugías de reconstrucción mamaria con la participación de ocho especialistas plásticos.

El mastógrafo digital que recibió el INCan, con un costo de ocho millones 936 mil 60 pesos, se suma a otros tres que tiene el instituto, lo que permitirá agilizar la atención a las pacientes, pues a diferencia de un equipo análogo con el que se hacen estudios a tres mujeres en una hora, con el digital se atiende a una paciente cada cinco minutos.   Notimex

/parg