/ sábado 10 de octubre de 2015

Para el 2020, la depresión ocupará el segundo lugar de discapacidad

México.- Las patologías mentales más frecuentes en la población son en primer lugar los cambios de humor (afectivos), entre los que destaca por su prevalencia la depresión y, en segundo lugar, los padecimientos relacionados con el estrés y trastornos somatomorfos, caracterizados por molestias diversas en mayor o menor grado, los cuales van en aumento, de acuerdo con información del ISSSTE y especialistas.

En México, una de cada diez personas padece depresión, pero la falta de información y de programas de detección genera que sólo uno de cada cuatro reciba un tratamiento adecuado.

Mientras que a nivel mundial la OMS estima que existen 121 millones de personas afectadas por este padecimiento y que para el 2020 la depresión ocupará el segundo lugar de discapacidad.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la legisladora María Elena Barrera Tapia, dijo, “requerimos generar conciencia, pero más que la reflexión, necesitamos acciones efectivas que promuevan la salud mental de nuestra sociedad”, ya que pese a los grandes esfuerzos la salud mental aún carece de la protección máxima posible.

La también integrante de la Comisión de Salud señaló que de manera callada los trastornos mentales y del comportamiento han generado uno de los más grandes problemas de salud pública, porque no hacen excepciones de género, edad o nivel socioeconómico, por su indiscriminada afectación, a la cual todos somos vulnerables.

Solamente el ISSSTE, el año pasado otorgó 145 mil 628 consultas de salud mental a sus derechohabientes, tanto en la Clínica de Neurosiquiatría como a través de los servicios de Psiquiatría, Psicología y Neurología que otorga en hospitales generales y regionales del país, además de la atención en Neurocirugía Funcional del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, donde se indican tratamientos de vanguardia para tratar a pacientes con depresión, anorexia y bulimia refractaria (resistente a todo tratamiento convencional).

Además, en las Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI’s), el Instituto atiende a niños y niñas afectados por algún tipo de discapacidad, lo cual es muy importante si se considera que de acuerdo a la OMS, los trastornos mentales ocasionan entre 25 y 33 por ciento de estas secuelas.

Con respecto a la población geriátrica afectada por trastornos de demencia -70 por ciento de los casos, por motivos de Alzheimer-, de manera preventiva, el Instituto abrió Casas de Día, donde pensionados, jubilados y derechohabientes adultos mayores tienen espacios de convivencia, aprendizaje, ejercicio y rehabilitación.

En el Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre, de estos padecimientos, que afectan a una de cada diez personas en el planeta las encomiendas de la OMS, a la que pertenecen 193 naciones incluida México, están enfocadas a promover políticas y programas que favorecen integralmente el bienestar social -más allá de los servicios de atención y tratamiento-.

México.- Las patologías mentales más frecuentes en la población son en primer lugar los cambios de humor (afectivos), entre los que destaca por su prevalencia la depresión y, en segundo lugar, los padecimientos relacionados con el estrés y trastornos somatomorfos, caracterizados por molestias diversas en mayor o menor grado, los cuales van en aumento, de acuerdo con información del ISSSTE y especialistas.

En México, una de cada diez personas padece depresión, pero la falta de información y de programas de detección genera que sólo uno de cada cuatro reciba un tratamiento adecuado.

Mientras que a nivel mundial la OMS estima que existen 121 millones de personas afectadas por este padecimiento y que para el 2020 la depresión ocupará el segundo lugar de discapacidad.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la legisladora María Elena Barrera Tapia, dijo, “requerimos generar conciencia, pero más que la reflexión, necesitamos acciones efectivas que promuevan la salud mental de nuestra sociedad”, ya que pese a los grandes esfuerzos la salud mental aún carece de la protección máxima posible.

La también integrante de la Comisión de Salud señaló que de manera callada los trastornos mentales y del comportamiento han generado uno de los más grandes problemas de salud pública, porque no hacen excepciones de género, edad o nivel socioeconómico, por su indiscriminada afectación, a la cual todos somos vulnerables.

Solamente el ISSSTE, el año pasado otorgó 145 mil 628 consultas de salud mental a sus derechohabientes, tanto en la Clínica de Neurosiquiatría como a través de los servicios de Psiquiatría, Psicología y Neurología que otorga en hospitales generales y regionales del país, además de la atención en Neurocirugía Funcional del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, donde se indican tratamientos de vanguardia para tratar a pacientes con depresión, anorexia y bulimia refractaria (resistente a todo tratamiento convencional).

Además, en las Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI’s), el Instituto atiende a niños y niñas afectados por algún tipo de discapacidad, lo cual es muy importante si se considera que de acuerdo a la OMS, los trastornos mentales ocasionan entre 25 y 33 por ciento de estas secuelas.

Con respecto a la población geriátrica afectada por trastornos de demencia -70 por ciento de los casos, por motivos de Alzheimer-, de manera preventiva, el Instituto abrió Casas de Día, donde pensionados, jubilados y derechohabientes adultos mayores tienen espacios de convivencia, aprendizaje, ejercicio y rehabilitación.

En el Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre, de estos padecimientos, que afectan a una de cada diez personas en el planeta las encomiendas de la OMS, a la que pertenecen 193 naciones incluida México, están enfocadas a promover políticas y programas que favorecen integralmente el bienestar social -más allá de los servicios de atención y tratamiento-.