/ jueves 12 de noviembre de 2015

Suspendió la APS 100 farmacias y consultorios en año y medio

Por MANUEL COSME | El Sol de México

Retiraron 512 kilogramos de medicamentos caducos o en mal estado

Durante 2014 y el primer semestre de 2015, la Agencia de Protección Sanitaria (APS) suspendió 100 farmacias y consultorios por no contar con aviso de funcionamiento y retiró de la venta al público 512.2 kilos de medicamentos que presentaban fecha de caducidad vencida o que no estaban en condiciones óptimas para su venta, informó ayer su director, José Jesús Trujillo Gutiérrez.

El último decomiso lo aplicó recientemente en una farmacia de similares de Iztapalapa, donde halló 863 kilos de productos caducos y maltratados en su empaque, entre medicamentos, suplementos alimenticios, lácteos, medicinas, tés y saborizantes para bebidas, además de material para curación sucio.

El funcionario dio un reporte de las acciones de control sanitario entre 2014 y el primer semestre de 2015, cuando se visitaron mil 336 establecimientos que prestan servicios de atención médica y los dedicados a la venta de insumos de salud en la capital.

Destacó que de los mil 336 establecimientos verificados, 440 son farmacias, 363 consultorios generales, 384 consultorios dentales y 149 ambulancias, detalló que de los locales suspendidos se debió a que los médicos no tenían cédula profesional, ni el registro de expedientes clínicos, además de ofrecer la consulta médica sin contar con el equipo de diagnóstico adecuado ni las condiciones de limpieza óptimas, así como por expender medicamentos caducos.

“Durante las supervisiones, se observa y califica el cumplimiento de las condiciones sanitarias de infraestructura, equipamiento y acreditación de los medicamentos existentes, así como la documentación legal de funcionamiento del local y de los productos, entre otros requisitos”, explicó Trujillo Gutiérrez.

En cuanto a la última acción de verificación, dijo que el de Iztapalapa es el mayor aseguramiento que se ha registrado en cuatro años de funcionamiento de la unidad de inspección sanitaria.

Se trata de la Farmacia de Genéricos y Similares, con consultorio médico, localizada en la colonia Las Peñas, la cual fue objeto de revisión por inspectores del área de Servicios de Salud y de Cuidados Personales de la APS, en el marco de las visitas de fomento y verificación que realizan con el propósito de que cumplan con las normas de sanidad.

Entre otras irregularidades detectadas, los verificadores documentaron que el establecimiento operaba en la clandestinidad, ya que no dio aviso a la Secretaría de Salud de su funcionamiento como farmacia.

Los responsables no pudieron comprobar con facturas o documentos la posesión legal de los medicamentos.

Vendían antibióticos sin solicitar la receta del médico tratante y, en otros casos, elaboraban recetas y prescribían medicamentos, actividad que solo puede efectuar un médico ubicado en un consultorio, así como alcohol etílico sin desnaturalizar, el cual está prohibido comercializar desde 2004.

Los verificadores también constaron que el personal no se encuentra capacitado para manejar y dispensar medicamentos; observaron que el local está en malas condiciones de higiene que no garantizan la conservación y almacenamiento que requieren los medicamentos.

/arm

Por MANUEL COSME | El Sol de México

Retiraron 512 kilogramos de medicamentos caducos o en mal estado

Durante 2014 y el primer semestre de 2015, la Agencia de Protección Sanitaria (APS) suspendió 100 farmacias y consultorios por no contar con aviso de funcionamiento y retiró de la venta al público 512.2 kilos de medicamentos que presentaban fecha de caducidad vencida o que no estaban en condiciones óptimas para su venta, informó ayer su director, José Jesús Trujillo Gutiérrez.

El último decomiso lo aplicó recientemente en una farmacia de similares de Iztapalapa, donde halló 863 kilos de productos caducos y maltratados en su empaque, entre medicamentos, suplementos alimenticios, lácteos, medicinas, tés y saborizantes para bebidas, además de material para curación sucio.

El funcionario dio un reporte de las acciones de control sanitario entre 2014 y el primer semestre de 2015, cuando se visitaron mil 336 establecimientos que prestan servicios de atención médica y los dedicados a la venta de insumos de salud en la capital.

Destacó que de los mil 336 establecimientos verificados, 440 son farmacias, 363 consultorios generales, 384 consultorios dentales y 149 ambulancias, detalló que de los locales suspendidos se debió a que los médicos no tenían cédula profesional, ni el registro de expedientes clínicos, además de ofrecer la consulta médica sin contar con el equipo de diagnóstico adecuado ni las condiciones de limpieza óptimas, así como por expender medicamentos caducos.

“Durante las supervisiones, se observa y califica el cumplimiento de las condiciones sanitarias de infraestructura, equipamiento y acreditación de los medicamentos existentes, así como la documentación legal de funcionamiento del local y de los productos, entre otros requisitos”, explicó Trujillo Gutiérrez.

En cuanto a la última acción de verificación, dijo que el de Iztapalapa es el mayor aseguramiento que se ha registrado en cuatro años de funcionamiento de la unidad de inspección sanitaria.

Se trata de la Farmacia de Genéricos y Similares, con consultorio médico, localizada en la colonia Las Peñas, la cual fue objeto de revisión por inspectores del área de Servicios de Salud y de Cuidados Personales de la APS, en el marco de las visitas de fomento y verificación que realizan con el propósito de que cumplan con las normas de sanidad.

Entre otras irregularidades detectadas, los verificadores documentaron que el establecimiento operaba en la clandestinidad, ya que no dio aviso a la Secretaría de Salud de su funcionamiento como farmacia.

Los responsables no pudieron comprobar con facturas o documentos la posesión legal de los medicamentos.

Vendían antibióticos sin solicitar la receta del médico tratante y, en otros casos, elaboraban recetas y prescribían medicamentos, actividad que solo puede efectuar un médico ubicado en un consultorio, así como alcohol etílico sin desnaturalizar, el cual está prohibido comercializar desde 2004.

Los verificadores también constaron que el personal no se encuentra capacitado para manejar y dispensar medicamentos; observaron que el local está en malas condiciones de higiene que no garantizan la conservación y almacenamiento que requieren los medicamentos.

/arm